U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Estado intervencionista: cómo se explica desde las Finanzas Públicas

El costo de la legalidad es tan grande debido a la gran telaraña de regulaciones que están vigentes. Además, no todos los que circulan por la informalidad son iguales, es necesario hacer una distinción.

JOSÉ LUIS CETERI

JOSÉ LUIS CETERI Especialista en temas fiscales

Ver más notas del autor
2
Estado intervencionista: cómo se explica desde las Finanzas Públicas

Según lo que piensa una parte de la doctrina económica nacida en Perú, encarnada con las ideas de Hernando de Soto, hablar de economía informal es pensar inmediatamente en un problema. Esa actividad económica clandestina está a la vista de todos, pero no se encuentra registrada y en consecuencia no paga impuestos. Al evadir sus obligaciones tributarias privan al Estado de los recursos necesarios para poder atender a las necesidades sociales de la población. Sin embargo, según este autor, esa manera de encarar el tema constituye un error, porque en esos países el problema no es la economía informal, sino que el verdadero inconveniente es el Estado con su intervención exagerada.

El costo de la legalidad es tan grande debido a la gran telaraña de regulaciones que están vigentes. En la misma línea muchos economistas locales, que desfilan por los canales de televisión, le echan la culpa al Estado de ahogar a los contribuyentes con la gran cantidad de impuestos y de regulaciones que se encuentran rigiendo en nuestro país, causas de todos los males en épocas de déficit fiscal. Por ese motivo, proponen achicar al Estado a su mínima expresión, para que la actividad económica fluya libremente, mientras de los que están afuera del sistema no se acuerda nadie. No todos los que circulan por la informalidad son iguales, es necesario hacer una distinción entre los que eligen serlo y con los que la economía expulsó siendo imposible que egresen al camino formal. En nuestro país existen cuatro actores económicos: 1) El sector formal; 2) El sector informal justificado; 3) El sector informal injustificado y 4) el sector Pasivo. Por el formal transitan todos los que contribuyen con sus impuestos manteniendo a todos los informales. En contraprestación no reciben del Estado por lo que aportan, ya que deben contratar en el sector privado por su salud, por la educación y por la seguridad. Por el informal circulan actores justificados que no eligen estar ahí, fueron expulsados por la economía y por ese motivo el Estado debe sostenerlos. Tributan por sus consumos a través de alícuotas que no se diferencian de los que más tienen. Hay una gran parte que son informales, también, pero por decisión propia, tienen intención de serlo. Presentan capacidad económica, contribuyen al PBI, pero no pagan los impuestos correspondientes. Aprovechan los bienes públicos y utilizan todos los servicios que brinda el Estado, a pesar de no aportar nada. Cada vez que sale un blanqueo redimen su situación fiscal y siguen adelante, incluso antes de circular por Comodoro Py. El Estado aumenta la presión tributaria sobre los formales para cubrir a los que no tributan. Por último están los pasivos, ya han trabajado y aportado en su vida activa; sin embargo, continúan pagando impuestos. Con el avance de la ciencia se les prolonga la vida pero los servicios de atención no avanzan de la misma forma y quedan desatendidos. En las economías subdesarrolladas las familias se deben hacer cargo de ellos, en las economías desarrolladas el Estado los atiende. Cuando la torta es chica para repartir, una solución la podría dar la antigua teoría de las Finanzas Públicas.

Principios:

1-Legalidad: El poder tributario es una facultad inherente al Estado, que tiene que exigir tributos dentro de los límites establecidos por la Constitución, y sólo puede manifestarse por normas legales. En nuestra actualidad tributaria una Resolución de la AFIP determina, en sentido contrario de la ley, que a partir de este mes los hijos podrán descontarse un 50% por cada padre o un 100% por uno de ellos. La ley, en cambio, establece que las deducciones de los familiares la pueden realizar íntegramente ambos padres.

2-Igualdad: La finalidad de los impuestos es la de promover el bienestar general. Para cumplir con eso, deben reunir los requisitos de imparcialidad, generalidad y uniformidad, para respetar lo que establece nuestra Constitución. Dentro de este punto, debería cumplirse por ejemplo que la aplicación de una tasa esté en relación al interés económico que afecta. En nuestro sistema tributario, estamos llenos de ejemplos que muestran que este principio no se cumple. Por ejemplo el IVA en los productos de la canasta básica alcanza, sin distinción, con la misma alícuota a los indigentes como a las personas de alto poder adquisitivo.

3-Equidad: Los tributos, para ser equitativos, no deben violar la propiedad privada. La prohibición de aplicar el ajuste por inflación impositivo la viola, se cobra Ganancias por utilidades que no lo son. El Poder Ejecutivo tiene en carpeta modificar la ley 20.628 intentando cambiar el índice que se utiliza para el ajuste por inflación, pasando de mayoristas a minoristas, de esta manera no se aplicaría porque no supera los límites que obligan a hacerlo.

4-Proporcionalidad: Los impuestos directos, como el Impuesto a las Ganancias, con tasas progresivas ayudan a gravar en forma diferenciada las distintas categorías de capacidad individual. Esto no pasa con los tributos que alcanzan el consumo, por los que todos pagan la misma alícuota. Los impuestos patrimoniales deberían también tener distintas alícuotas, incrementándose a mayor patrimonio que posea el contribuyente. Actualmente, la tasa de Bienes Personales es igual para todos, y no admite las deudas a pesar que también integran el patrimonio de las personas.

5-No confiscatoriedad: Los impuestos no deben ser confiscatorios. A pesar de ello, los sueldos pueden ser afectados en un 20% por cuestiones previsionales y por el 35% vinculado al Impuesto a las Ganancias. El total autorizado a descontar de una remuneración bruta puede llegar entonces hasta el 55%. Si eso no es confiscatorio…

6-Doble imposición: Consiste en cobrar dos o más veces impuestos por el mismo hecho imponible. Desde hace tiempo, en nuestro país, existen ejemplos de esto, por ejemplo el Impuesto al Valor Agregado e Ingresos Brutos, que se disparan los dos en el momento de una compra. Incluso el impuesto provincial se incrementa en efecto cascada, acumulándose en el costo de cada parte que integra la cadena. Otro ejemplo de doble imposición se da en los impuestos patrimoniales, por ejemplo en Bienes Personales junto al impuesto inmobiliario y el de patentes de automotores. En estos casos dos fiscos, nacional y provincial, gravan el mismo hecho imponible. También, se puede ver con las tasas municipales que se superponen con las de las otras jurisdicciones.

Otro aspecto que debe tenerse en cuenta es la diferencia que existe entre una tasa y un impuesto. El pago de un impuesto se realiza si una contraprestación directa, contribuye a un fin social, no se identifica plenamente con el que lo abona. En cambió una tasa requiere de un servicio prestado, o una contraprestación directa. En este tiempo, en donde los servicios públicos (luz, gas, agua) son esenciales, quizás haya que ir pensando en que sean considerados como impuestos para que los que pueden pagar lo hagan por los que los necesitan y no los pueden afrontar. Una forma de hacerlo es cobrar tarifas diferenciales de acuerdo con la capacidad económica que posea el prestatario, de acuerdo con los ingresos que tiene declarados en la base de datos que poseen la AFIP y ANSES.

Muchas veces la causa del déficit fiscal no es el exceso del gasto público sino, en cambio, se puede originar en la gran parte de recaudación que pierde el Estado por no cobrarle impuestos a un 30% de la economía, que es la que circula por el camino informal injustificado. También influye el empleo informal que supera actualmente ese porcentaje. Los impuestos son una de las herramientas más importantes a la hora de definir la distribución del ingreso que tiene un país.  

Más notas de tu interés

Comentarios2
Alfredo Eme
Alfredo Eme 02/09/2018 12:59:50

La principal necesidad social de la población es la libertad, y es la mas utopica en presencia de un grupo humano autodesignado Estado.

Alfredo Federico
Alfredo Federico 01/09/2018 12:27:06

la ilegalidad de que el mercado este desregulado esta vista nomas en conocer quienes compran los millones de dolares. son los que tienen cuentas off shore en panama.