La historia detrás del aperitivo argentino

La historia detrás del aperitivo argentino

Con más de 80 años de trayectoria en el país, Gancia se renueva y presenta una nueva imagen para el mercado moderno.

Creada en Italia en 1850, Gancia supo ganarse su lugar entre los argentinos, convirtiéndose en el líder de los aperitivos. Desde el clásico Americano, bebida insignia, pasando por spritz, bitters y cócteles de vino blanco, la marca mantiene una larga tradición en torno a la innovación, a la búsqueda de sabores y a las tendencias que acompañan cada época.  

Con más de 80 años de trayectoria en el país, Gancia se volvió referente de las barras locales y supo aggiornarse década tras década combinando lo mejor de su heritage con los nuevos intereses de los consumidores. Tal es así, que esta temporada la marca presenta una nueva imagen, afín a los valores y costumbres modernas de los argentinos. Esto responde a una tendencia mundial en que las marcas históricas se enfrentan al cambio que traen las nuevas generaciones, que llegan con lenguajes más claros y sintéticos, nuevos gustos e inquietudes

Con los años, Gancia se convirtió en sinónimo de encuentros, de compartir, de disfrutar entre amigos y distintas generaciones de familias. Esa inquietud por mantenerse joven, activa y social, asociadas a valores de época y a la tendencia que se instala en cada momento, a cada paso de su historia, es lo que lo impulsó a presentar hoy su nueva etiqueta. Un rediseño para el que se eligieron los elementos más valorados y representativos de la identidad del Gancia Americano para mostrarlos en una actitud más contemporánea y posicionarlo en la nueva época que propone la marca: el punto de encuentro justo entre el pasado y el futuro.