Historias de marcas

El mito detrás del nombre de uno de los bombones más premium del mundo: así nació el Ferrero Rocher

Salió al mercado en 1982 y se convirtió en un boom de ventas durante cada Navidad. Ahora el grupo Ferrero busca llevar la etiqueta a otros segmentos dulces.

En esta noticia

Al momento de regalar bombones, este dulce italiano se transformó en uno de los bocados más premium. Su envoltorio dorado y su combinación crocante y cremosa de avellanas lo hicieron conocido en todo el mundo. Ferrero Rocher lleva más de 40 años en el mercado y está presente en 140 países.

Si bien no fue uno de los primeros proyectos de la familia Ferrero, esta marca logró convertirse en uno de los ítems más premium de su portfolio. Y existen versiones de que su nombre esconde un religioso significado para su creador.

La historia de los Ferrero

Los hermanos Pietro y Giovanni Ferrero eran dueños de una tienda y fábrica de dulces en Alba, dentro de la región de Piamonte, cuando la Segunda Guerra Mundial provocó un alza en el precio del cacao. Decidieron apelar a su creatividad y para hacer rendir la materia prima que tenían optaron por mezclarla con pasta de avellanas. Así, en 1946, crearon el "giandujot", una barra que era utilizada para untar el pan.

Pietro y Giovanni Ferrero fundaron una pasticceria donde experimentaron con cacao y avellanas.

Para fines de los 50 Michele, hijo de Pietro, quedó a cargo de la empresa familiar luego de que ambos hermanos murieran de un ataque al corazón con pocos años de diferencia. Aquella barra de cacao y avellanas evolucionó a una pasta cremosa a la cual bautizaron Suprecrema. Sin embargo, en 1964 pasaron a llamarla Nutella luego de que el gobierno italiano regulara el uso de superlativos en las marcas.

Dos años después de su rebranding iniciaron la expansión internacional con las primeras exportaciones a Francia. Luego llegó el momento de ampliar su portfolio. En 1968 lanzaron la barra de chocolate Kinder, al año siguiente presentaron las pastillas Tic Tac y en 1974 sacaron al mercado la versión del Kinder con sorpresa.

Lanzamiento de Ferrero Rocher

En los 80, Michele Ferrero buscaba un producto premium con el cual amplificar el acceso a su producto estrella, Nutella. La compañía italiana creó una pequeña oblea bañada en chocolate con leche y trozos de avellanas troceadas cuyo interior escondía una avellana crujiente bañada en su clásica pasta. Ferrero Rocher salió oficialmente a la venta en 1982 solo para el mercado europeo.

El sitio oficial de la firma asegura que eligieron este nombre porque la capa exterior del bocadito parece una roca o rocher, en francés. Sin embargo, existe una versión que indica que la elección de esta marca tiene una raíz religiosa.

Según el sitio Aleteia, Michele Ferrero era un católico devoto, en particular de la virgen de Lourdes. Señalan que el empresario tenía una imagen de ella en todos los edificios y fábricas de su compañía. Y que, en realidad, "rocher" estaba inspirado en el nombre de la gruta (Rocher de Massabielle) en la que María se le apareció a Santa Bernardita en 1858 en Lourdes.

Hay versiones de que el Ferrero Rocher está inspirado en la gruta de Massabielle, en Lourdes.

Nuevas oportunidades

Tras su lanzamiento en Europa, Ferrero Rocher llegó a los Estados Unidos en 1988. Seis años después hizo su debut en China y en 1996 desembarcó al mercado ruso. Hoy está presente en 140 países en cinco continentes.

Durante muchos años la marca se aferró a su modelo clásico de bombones en presentaciones de tres, seis y hasta 24 unidades. Pero el grupo decidió mover el avispero a partir de 2021.

En 2021 lanzaron los helados Ferrero Rocher. Al año siguiente planeaban venderlos fuera de Europa.

En marzo de ese año creó su división de helados con paletas de Ferrero Rocher y Raffaello, su marca de bombones de almendra y coco. Estos productos se elaboran en la planta ubicada en Alzira, España, que la firma adquirió en 2019. Y en agosto de 2021, luego de tres años de desarrollo, debutaron las barras de chocolate de esta etiqueta.

Hoy la familia Ferrero posee la mayor fortuna de Italia con un patrimonio que supera los u$s 42.400 millones. El holding está en manos de Giovanni Ferrero, hijo de Michele y actual presidente de la empresa.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.