Historias de Garage

Se conocieron en Vicente López, vieron un negocio ideal para Argentina y ya facturan $ 100 millones: qué hacen

MIZU se terminó de desarrollar apenas cinco días antes de comenzada la pandemia y hoy proyecta una facturación superior a $100 millones en 2022

"No queríamos ser una empresa más de venta de alimentos nutriciones", dicen Juan Francisco Lago y Federico Weill, socios fundadores de MIZU. "Queríamos implementar tecnología para mejorar la salud de las personas".

"En 2019 éramos vecinos de oficina en un coworking en Vicente López. Durante dos años, nos asistimos mutuamente en los negocios de cada uno", cuenta. Weill en la industria del software y Lago en logística, trading internacional e inversiones angel en startups digitales. Durante estas charlas comenzaron a surgir ideas de negocio basados en el expertise de Weill en la ciencia de la nutrición y alimentación, y de Lago en el desarrollo de negocios. "De esta forma, comenzamos a planear los primeros pasos en el desarrollo de un potencial negocio que tuviera una fuerte impronta científico-tecnológica y que, además, tuviera la posibilidad de impactar positivamente sobre la salud de las personas". Así surgió Mizu.

Tras varias reuniones y sesiones de brainstorming decidieron comenzar a formular alimentos inteligentes en polvo basados en super alimentos de origen natural. "Desarrollamos así nuestro primer producto de la línea Beauty, el Colágeno Classic con colágeno hidrolizado para activar la belleza natural desde adentro y, por otro lado, la línea de sopas y tés funcionales con vitaminas, minerales y antioxidantes naturales", explica Weill, quien se desempeña como Director de Innovación de la compañía. "Nuestro primer centro logístico fue el altillo de la casa de Lago en Beccar, desde donde despachábamos los pedidos que nuestros clientes hacían a través del ecommerce".

Tenían proyectada una inversión no mayor a $ 500.000 para un MVP (Minimum Viable Product). "Sin embargo, el 17 de marzo de 2020, cuando entramos en cuarentena, estábamos en pleno desarrollo de nuestro primer producto y aún sin saberlo, nos faltaba un largo sinuoso camino por recorrer", recuerda Lago, CEO. "Pasados los primeros días de encierro tomamos la difícil y arriesgada decisión de acelerar el lanzamiento de los primeros productos. Sabíamos que existían grandes desafíos por el confinamiento, la limitada circulación y la falta de recursos clave en productos y servicios y que esta situación requeriría de una mayor inversión".

La inversión pasó a ser casi diez veces mayor a la proyectada para asegurar la continuidad de MIZU, por la limitada disponibilidad de ingredientes naturales claves originarios de la Patagonia, Europa y Estados Unidos. Por lo que la inversión total ronda los $ 30 millones aportados por los socios sumado el tiempo y dedicación al desarrollo del proyecto.

La evolución del negocio

Mizu es una foodtech y una healthtech que desarrolla superalimentos para el bienestar integral. "Queremos impulsar a las personas a ser su mejor versión y que el bienestar sea simple", expresa Weill. "Para eso, combinamos lo mejor de la naturaleza, ciencia y tecnología alimentaria con el conocimiento del genoma humano y la nutrigenómica para mejorar, prolongar y potenciar la calidad de vida de las personas a través de alimentos desarrollados con ingredientes naturales, nutritivos, sabrosos, fáciles de preparar e incorporar a la rutina diaria. Nuestra propuesta es transformar el futuro de la nutrición con alimentos saludables e innovadores con fuerte foco en la nutrición personalizada".

Juan Lago, socio fundador

En los últimos años, la industria del cuidado personal experimentó un crecimiento que lo llevó a números sin antecedentes. Hoy el mercado global de cuidado personal equivale al 0,6% del PBI mundial y se espera que siga creciendo. Mientras que en 2021 el mercado era de U$511 billones de dólares y todo indica que para el 2025 experimentará un crecimiento que lo lleve a U$715 billones. Esta tendencia tiene su eco también en Argentina, donde hay una industria expectante sobre las novedades que van surgiendo y un consumidor más consciente e informado sobre el cuidado que necesita su cuerpo para mantener una buena salud y lograr una apariencia física óptima.

En línea con estos números, en el último año la operación local de MIZU creció un 413%, dando cuenta del enorme potencial que representa el mercado argentino para este tipo de emprendimientos. Luego de 20 meses del lanzamiento de la compañía, cuentan con más de 6.500 clientes y casi 50 mil seguidores en las redes sociales. Actualmente el 85% de las ventas de MIZU es a través del canal de e-commerce, y con el objetivo de atender a las distintas necesidades de los consumidores realizaron acuerdos con distintos socios y hoy están presentes en varios puntos del país en cadenas de retail como Openfarma, Almacen Tina, Danesa, Punto Farma, Vilela y Farmacias Rp., entre otros. A su vez, recientemente cerraron un acuerdo con Droguería Suizo y Asoprofarma, lo que les permitirá, junto al resto de los asociados, tener presencia para fines de 2022 en más de 8000 puntos de venta incluyendo los principales jugadores de retail en salud y bienestar del país.

Federico Weill, socio fundador

Mizu proyecta una tasa de crecimiento del 8% MoM (mes a mes), pero sigue creciendo por encima del 20% dado la aceptación y el éxito de los productos. La facturación de mayo fue de mayor a $ 8,5 millones, más de un 100% contra el mismo mes del 2021 con los modelos comerciales online, offline y recientemente lanzada un modelo de suscripción.

Lo cierto es que esta pyme que comenzó siendo dos personas, hoy está integrada por un equipo de 15 profesionales que trabaja de forma colaborativa entre las distintas áreas de investigación y desarrollo, marketing, comercial, administración, logística y recursos humanos. "Actualmente tenemos búsquedas activas en Marketing y Comercial para seguir haciendo crecer Mizu en Argentina y a nivel internacional con los proyectos de expansión que tenemos", cuenta Lago.

De aquel marzo de 2020 conservan la convicción de que es posible llevar salud y bienestar a las personas por medio de productos pensados honestamente, "es decir utilizando ciencia y tecnología para llevarle al consumidor lo que el consumidor necesita", detallan. "Eso nos mueve desde el día cero y es el combustible que nos moviliza todos los días a tratar de crecer y alcanzar cada vez a más personas".

Con el diario del lunes

Según cuentan Lago y Weiss, MIZU trabaja en su cultura y valores organizacionales desde sus inicios. "Hoy creemos que MIZU es un gran lugar de trabajo donde se valora la creatividad, la igualdad, el trabajo en equipo, la independencia y el crecimiento personal. Por esta razón proyectamos ser una empresa líder. Sin embargo, creemos que deberíamos haber empoderado aún más el liderazgo y la independencia del equipo. Nuestra empresa está liderada por mujeres desde cuatro pilares fundamentales: creativo, comercial, científico y financiero".

El desembarco internacional

En este contexto tan promisorio, la empresa presentó su última innovación: una plataforma de personalización para que los clientes puedan volcar su información personal y obtener la mejor recomendación para que puedan adquirir el producto de Mizu que mejor se adapta a sus necesidades. Todo apoyado por la más innovadora tecnología en términos de UX y un profundo conocimiento científico tanto del cuerpo humano como de los ingredientes y suplementos necesarios para llevar una vida saludable y plena. "Para esto contamos con un departamento de nutrición que junto al equipo de desarrollo trabaja permanentemente en la optimización del algoritmo detrás de la plataforma" explica Weiss.

En este sentido, uno de los grandes desafíos de MIZU, cuentan, tiene que ver con la visión del futuro sobre la personalización a escala que está generando mucho interés. "Nuestros desarrollos de alimentos funcionales con base científica como, por ejemplo, la personalización según información genómica, de microbiota o de estilo para reducir o mitigar problemáticas de nuestros usuarios parecen futuristas. Y lo que necesitamos es lograr ser atractivos para fondos de inversión locales e internacionales con nuestras métricas comerciales actuales mientras trabajamos e invertimos en la alimentación del futuro que requiere mucha innovación, tecnología y ciencia aplicada", exponen.

De cara al futuro, proyectan una facturación para este 2022 superior a los $ 100 millones, "sin considerar la expansión internacional donde buscamos exportar productos y la tecnología que desarrollamos con empresas de biotecnología locales", aclaran.

En este sentido, "tenemos un plan de crecimiento con una fuerte impronta tecnológica en el desarrollo y optimización del algoritmo de formulación personalizada de productos, en el que se irá integrando información fenotípica, genética y del microbioma de nuestros consumidores para brindar productos personalizados de acuerdo a sus necesidades particulares".

Para alcanzar estos objetivos, la empresa está buscando una ronda de inversión con inversores claves, que no solo aporten capital, sino también conocimiento y networking para acelerar el crecimiento, el desarrollo tecnológico y la internacionalización del proyecto.

Entre los próximos pasos figura fortalecer el crecimiento de mercados están en agenda como Latinoamérica, Europa, Asia y Oceanía. "Para esto, estamos en pleno proceso de inscripción de la marca y los productos en estos mercados y trabajando con nuestro socio estratégico para certificar los procesos productivos de nuestra línea de productos bajo las normas ISO 22,000, FSSC de calidad e inocuidad alimentaria y certificar bajo la Ley de Modernización para el ingreso a Estados Unidos. Asimismo, estamos certificando bajo certificación IRAM nuestros productos Plant Based", anticipa Lago.

"Tenemos el compromiso de llegar con tecnología innovadora en la industria del Foodtech cada vez a más personas. Para ello, estamos conversando con los principales fondos de Venture Capital e inversores ángeles para seguir desarrollando nuestra tecnología de algoritmos de datos para la personalización de nuestros productos. Nuestro plan es generar valor a la creciente demanda y liderar este mercado en crecimiento como una Foodtech", concluyen.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios