Baja demanda

Nuevo freno en la industria automotriz: GM para y abre retiros, qué pasa en las otras terminales

El fabricante de Chevrolet pausará su producción por tercera vez. Ahora, además, abre retiros voluntarios. Cuál es la situación en las otras terminales en un contexto de caída de las ventas

Un nuevo freno paraliza la industria automotriz local. General Motors, la fabricante de Chevrolet, anunció que paralizará su planta de Alvear, en Santa Fe, desde este lunes 22 hasta el lunes 29 de abril. Las causas, según consignó la empresa, son las mismas que ocasionaron los parates anteriores: faltante de insumos y caída en la demanda local de 0km. Además, la automotriz estadounidense abrió un programa de retiros voluntarios.

Esta decisión llega en un contexto en el que las ventas de 0km vienen en caída. Si bien, por el momento, el resto de las automotrices que fabrican coches en la Argentina no prevén frenar sus plantas, algunas decidieron ajustar su producción a los niveles de demanda actual. Además, con el objetivo de dinamizar el sector, concesionarios comenzaron a ofrecer modelos con precios inferiores a los de lista.

Se trata de la tercera vez en el año que la terminal estadounidense se ve obligada a frenar su actividad. El primer parate de 2024 fue en marzo, unos días después de retomar su producción, tras las vacaciones de verano -la planta estuvo paralizada desde diciembre hasta mediados de marzo-. El segundo freno fue a mediados de abril. En ambos casos, la firma que en la Argentina produce el SUV Tracker, aclaró que el freno se dio por la demora en la entrega de material de algunos proveedores, afectados por la falta de pagos.

La planta de General Motors en Alvear tiene 25 años en el país. Allí trabajan más de 1200 empleados directos y, al menos, 2000 indirectos. Cuando la planta reabrió, en marzo, tras el verano, lo hizo con el 85% del personal, mientras que, el resto, estaba suspendido con goce de sueldo. Según dieron a conocer fuente de la compañía, la semana pasada la terminal estadounidense inició un proceso de retiros voluntarios, aunque no comunicó cuántos operarios fueron desvinculados.

La principal apuesta de la automotriz estadounidense es el Chevrolet Tracker, el SUV más vendido de la Argentina en 2023, que patentó 12.363 unidades, de acuerdo con datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). El modelo se exporta, principalmente, a Brasil -donde no logra satisfacer la demanda con producción local (también se fabrica allí)- y a Colombia.

La planta de General Motors en Santa Fe

Tal como pronosticó la cámara de los concesionarios a fines de 2023, la venta de 0 kilómetros no despegará en 2024. En los tres primeros meses del año se patentaron 84.261 unidades. Esto es un 30,2% menos que en el mismo período de 2023, en el que se habían registrado 120.744 vehículos. En este contexto, las proyecciones del sector para 2024 no superan los 340.000 patentamientos. En este contexto, las marcas retomaron sus ofertas de "tasa 0" para amortiguar la caída.

La actualidad de las automotrices

Antes de terminar el año pasado, el objetivo de las terminales para este año era mantener el nivel de producción de 2023 que, de hecho, finalizó con 610.000 unidades de producción. Significó un 13,7% más que en 2022 y su mayor nivel en nueve años. Sin embargo, de cara a 2024, por ahora persiste la incertidumbre.

En marzo, de hecho, la producción de vehículos alcanzó las 43.159 unidades. Esto es un 15,1% más respecto de febrero, pero un 29,4 % menos respecto del mismo mes del año pasado, lo que refleja el tercer mes de caída consecutivo en el inicio de 2024, según informó la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), que nuclea a las 13 compañías que cuentan con fábricas automotrices en el país.

De esta manera, en el acumulado del año salieron de las terminales locales un total de 103.293 unidades, contabilizando autos y utilitarios, es decir una retracción del 23,3% para el total del trimestre, respecto a ese período del año pasado. 

En enero, la italiana Fiat redujo la producción del Cronos en su planta de Ferreyra, en Córdoba, por la caída del consumo en el mercado interno. Se trata del modelo insignia de la marca de Stellantis -se lo conoce como el 'auto de los argentinos'- ya que, desde hace tres años consecutivos, es el vehículo más vendido del país.

La terminal decidió reestructurar el esquema de fabricación de la planta y reducirlo en un 13%. De esta manera, proyecta producir unas 83.200 unidades en 2024, mientras que, durante el año pasado se hicieron 96.000. La automotriz confirmó a El Cronista la decisión: "Nos estamos adaptando al mercado", dijeron.

La japonesa Toyota fue la primera automotriz que abrió un programa de retiros voluntarios. Lo hizo para 400 de sus 8500 operarios (4% del total), como consecuencia de la caída en las exportaciones de su pick-up Hilux y la SW4. De hecho, en marzo, el sector exportó 23.484 vehículos, es decir, un 0,4 % menos en su comparación con febrero, y 27,6 % por debajo del volumen que se contabilizó en el mismo mes de 2023.

Además, Renault, desvinculó a 270 operarios -representan 15% del total de la fábrica cordobesa de Santa Isabel-, donde hasta marzo trabajaban unas 1900 personas.

Por su parte, la alemana Volkswagen fue otra de las automotrices que tuvo dificultades para producir durante los últimos meses de 2023 y los primeros de 2024. Frenada desde fines de diciembre del año pasado, había anunciado que volvía a operar el pasado 4 de marzo. Sin embargo, lo hizo una semana más tarde.

En ese entonces, la alemana acordó con el sindicato de mecánicos, Smata, un mix entre vacaciones y suspensiones -durante las cuales los empleados cobrarían el 75% de sus salarios- en el complejo de General Pacheco, que hace la pick-up Amarok y el SUV Taos.

Temas relacionados
Más noticias de Industria Automotriz
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • HL

    Hernan Llanos

    22/04/24

    Todas las escusas que pone Chevrolet y otras como Fiat son todas MENTIRAS.
    La verdad es que para enero de 2024 las automotrices esperaban un dolar de 2000 a 2500 $ y aumentaron los presios en forma desmedida, por ejemplo: Un Fiet Cronos en Diciembre 2023 costaba al publico 9 millones de pesos, en Marzo 2024 ese mismo Fiat cronos cuesta 22 millones de pesos.
    Ese aumento se reflejo en todas las empresas. En Argentina una Pick-Up mediana en marzo costaba 62 millones de pesos, ese mismo vehiculo en EEUU se paga 28 a 31.000 dolares (o sea 31 millones de pesos)
    Estos fue resultado de las expeculaciones de las automotrices y ahora se resisten a bajar los presios, hoy estan ofreciendo bonificaciones a los compradores que paguen en contado efectivo de hasta un 35%.
    Ofrecen bonificaciones, pero se niegan a bajar los presios. Esto origino una baja del 36% en los patentamientos de 0 km en marzo 2024.
    NO NOS CONFUNDAMOS, LOS ESPECULADORES Y RESPONSABLES DE LOS PROBLEMAS DE LAS FABRICAS DE AUTOS, SON ELLOS MISMOS. COMO SIEMPRE ESPECULADORES.

    Si cierran o si despiden trabajadores hay que decir la verdad y preguntarles a los directivos de las fabricas, porque en Argentina los autos son los mas caros del mundo actualmente.

    Responder