Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Los coches autónomos ya "leen" el cerebro del conductor y reaccionan por su entorno social

La inteligencia artificial desembarcó en la industria automotriz. La interacción de los vehículos con los seres humanos es uno de los pilares que impulsa la innovación de la compañía japonesa Nissan, en su Centro de Investigaciones en Silicon Valley y en Japón. La compañía presentó la tecnología que permite que los autos interpreten señales del cerebro del conductor y ya anunció que planea introducir un auto completamente autónomo en las ciudades para 2022

Desde su Centro de Investigaciones en Silicon Valley la científica Melissa Cefkin, ex investigadora de la NASA, aterrizó en San Pablo, Brasil para relatar en primera persona qué está haciendo la firma japonesa Nissan por el futuro de los autos. Cefkin dirige ese centro impulsado por la automotriz, que invierte su tiempo y dinero en cómo aprovechar la movilidad inteligente, y cómo hacer que en entornos desafiantes como pueden ser las ciudades, los autos autónomos puedan ser una realidad. "Hoy trabajamos en construir confianza", se apresuró a decir la científica ante la platea latinoamericana que la escuchaba. "Ahora estamos desarrollando cómo los autos autónomos pueden saber cuando cambiar de carril, sabiendo que hay espacio para hacerlo. Más difícil es en las ciudades, donde existen múltiples señales e interacciones y prácticas culturales; es un desafío interesante en el cual los autos se van a tener que adaptar", sostuvo.

Este último detalle no es menor. Es la base de lo que las investigaciones están buscando: dotar a los vehículos de "inteligencia social". O sea, "crear inteligencia vehicular para que el auto interprete conductas humanas e indique, a través de interfaces externas, con señales de luz o mensajes, qué decisión va a tomar (para que transeúntes u otros vehículos sepan qué va a hacer). Es lo que en Nissan denominaron External HMI (human machine interface).

Pero quizás más sorprendente es la posibilidad que los vehículos interpreten señales del cerebro del conductor. Es lo que intenta hacer la tecnología Brain-to-Vehicle o B2V (presentada en la Consumer Electronics Show -CES 2018), que busca "predecir", o sea detectar señales de que el cerebro del conductor está a punto de iniciar un movimiento, como girar el volante o presionar el acelerador, donde las tecnologías de asistencia son capaces de comenzar la acción anticipadamente para mejorar tiempos de reacción (en modo manual); y "detectar" y evaluar alguna irregularidad por parte del conductor, donde la inteligencia artificial es capaz de cambiar la configuración de conducción o el estilo de conducción cuando está en modo autónomo.

La base de todo estos desarrollos es la plataforma ProPilot, introducida por Nissan en agosto de 2016 y que ya vendió más de 72.000 vehículos en Japón. Este avance hace posible que los vehículos operen de forma autónoma durante la conducción en carretera en un sólo carril, empleando tecnología de procesamiento de imágenes (interpreta situaciones del trayecto y el tránsito y ejecuta giros precisos).

Si bien todavía no hay regulación en el mundo para los autos autónomos, aunque ya hayan pruebas, las predicciones están a la vuelta de la esquina. Nissan prevé que para 2022 estos vehículos ya van a estar disponibles para las ciudades. Como ejemplo, la automotriz anunció que se encuentra probando en Japón el Easy Ride, un servicio de movilidad con vehículos robotizados, con tecnología de conducción autónoma, que desarrolla en conjunto con la firma DeNA. El servicio se basa en una aplicación móvil donde los pasajeros (sentados en la parte trasera) podrán decir o escribir lo que desean hacer y elegir alguna de las opciones de la lista con destinos recomendados que se mostrarán en una pantalla del vehículo. Según afirmaron, tienen como objetivo lanzar Easy Ride, primero en un ambiente controlado y luego introducir el servicio completo a principios del 2020.

A poco de tener ya en nuestro país la segunda generación del Leaf, que sería el primer modelo 100% eléctrico en llegar a la región, pensar en vehículos autónomos puede sonar a utopía, principalmente por la falta de regulación, homologación de los modelos y la carencia de infraestructura idónea. Pero Nissan ya tantea el panorama: según un estudio que encargó en América Latina, ocho de cada 10 personas están abiertas a comprar un vehículo eléctrico, aunque el nivel de conocimiento y actitud hacia los vehículos autónomos baja: únicamente el 35% de las personas consultadas escuchó hablar de este tipo de vehículos.