Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Guiño oficial para la construcción del demorado shopping Caballito, de IRSA

El gobierno porteño envió a la Legislatura un nuevo proyecto para que avance el centro comercial. Habrá una rezonificación y se le exigirán nuevos requisitos al holding.

El Distrito Arcos, última inauguración de IRSA, también debió superar embates judiciales

El Distrito Arcos, última inauguración de IRSA, también debió superar embates judiciales

Un proyecto del oficialismo presentado ayer en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires reflota la posibilidad de que finalmente avance la construcción del Shopping Caballito. La iniciativa lleva ocho años demorada y se trata de un emprendimiento comercial de IRSA, del empresario Eduardo Elsztain, que hace 20 años adquirió los terrenos de Ferrocarril Oeste que serán utilizados para el centro de compras, adyacentes al club.

Allí, la empresa intenta construir un shopping de tamaño similar al Dot (de Saavedra), de unos 20 metros de alto y 130 locales comerciales. La inversión se estima que será de u$ 150 millones.

El conflicto para avanzar con el emprendimiento se arrastra desde 2008, cuando por primera vez hubo inconveniente dado que el predio tiene autorización para construir viviendas, de acuerdo al código de planeamiento urbano porteño, y no un centro comercial. Desde entonces, se intentó en tres oportunidades (en 2008, 2011 y 2013) elaborar una nueva rezonificación para localizar un shopping, siempre sin éxito.

Las iniciativas del gobierno de la Ciudad fueron resistidas por la oposición en la Legislatura, basadas en el impacto negativo que podría tener en el barrio en cuanto a la competencia con locales comerciales chicos de la zona y por la mayor afluencia de personas al barrio, y principalmente de autos. Pero ahora, según fuentes del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, la situación sería diferente.

El nuevo proyecto incluye la exigencia del gobierno de que IRSA construya 50.000 metros cuadrados subterráneos de estacionamientos (espacios para 2000 autos) y también que la empresa se haga cargo de la obra para la apertura de la calle Bogotá que atraviesa el terreno (hoy cerrada), para reducir el impacto de la circulación de autos. Solo esa obra cuesta u$s 1 millón.

Además, el impulso a la iniciativa cuenta con una carta de negociación nueva. La empresa está dispuesta a construir un jardín de infantes y un centro de salud, además de un espacio verde alrededor del shopping que será de uso público. Aunque estas contraprestaciones no están incluidas en el proyecto presentado ayer, estarán incluidas en las negociaciones para que la oposición se sume a votar a favor del proyecto.

Según las fuentes oficiales, la iniciativa requiere de 31 votos positivos para su sanción inicial, una audiencia pública y una segunda lectura, también con la aprobación de mayoría simple, dado que se trata de un "convenio urbanístico" entre un privado y la Ciudad. El PRO seguiría igualmente necesitando del respaldo de la oposición.

Desde IRSA estiman que en la construcción del shopping trabajaran 5.000 personas, una obra que estaría terminada en dos años. Luego, en la operación, serán más de 2.000 los empleados, entre los trabajadores de la firma, de los locatarios y quienes presten servicios como la seguridad y limpieza. El 70% de esas personas sería del barrio. Este es un punto clave porque la iniciativa necesita del apoyo de las organizaciones barriales que se opusieron en el pasado para que apoyen un proyecto que aseguran que reactivaría y revaluaría el barrio.

El nuevo shopping estará en la Avenida Avellaneda y Fragata Sarmiento. Después de la aprobación del proyecto, la obra podría estar inaugurada recién para 2019.

IRSA controla otros siete centros comerciales en la Capital Federal y 15 en el resto del país (Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Rosario, Neuquén, Salta y Santa Fe), de los más grandes de la Argentina.
Con el shopping de Caballito no es la primera vez que la empresa tiene complicaciones para construir. En el Dot y el Distrito Arcos, también tuvo que superar los embates de recursos judiciales que frenaron los proyectos. Para el shopping a cielo abierto de Palermo debió esperar su inauguración dos años, por un fallo judicial, a pesar de que ya había cerrado acuerdos con comercios que se instalarían.

Más notas de tu interés

Comentarios5
Lucy Muniz
Lucy Muniz 16/09/2016 06:20:30

Caballito solo tiene 1 metro cuadrado de espacios verdes por habitante, cuando deberiamos tener 10 metros. Si los legisladores quieren renovar sus bancas el anio que viene, deberian rechazar este proyecto.

Lucy Muniz
Lucy Muniz 16/09/2016 06:19:12

Los vecinos hemos parado este proyecto desde hace 5 anios. Estamos reclamando por mas espacios verdes, no por mas shoppings.

Lucy Muniz
Lucy Muniz 16/09/2016 06:16:27
sebastian sanchez
sebastian sanchez 16/09/2016 05:46:05

Es una excelente iniciativa. Todos los vecinos del barrio estamos esperando este centro comercial desde hace años. Trabajos para todos un barrio más seguro.

benedictodos800
benedictodos800 16/09/2016 03:35:46

ESTE GOBIERNO DE LA CIUDAD "ARREGLA" TODO CON LECHE SE "ARREGLA" TODO EL COLORADO Y LARRETA LE GUSTA LA LEC HE Y IRSA TIENE BUENAS VACAS LECHERAS, RESONOFIQUEN ABRAN CALLE , DE PASO HAGAN MIERDA TODO