U$D

DOMINGO 26/05/2019

Fusión de Hamburg Süd con Maersk impacta en el puerto de Buenos Aires

Co la fusión de las dos navieras, que operan la terminal 4, TRP perdió ventas en los diques 1, 2 y 3 de Puerto Nuevo. Allí vencen las concesiones en 2019. Explora un procedimiento de crisis

La firma Terminales Río de la Plata opera en el Puerto Nuevo desde 1994

La firma Terminales Río de la Plata opera en el Puerto Nuevo desde 1994

A menos de un año del vencimiento de la concesión para operar los diques 1, 2 y 3 de Puerto Nuevo, la firma Terminales Río de la Plata (TRP) atraviesa un difícil momento. El volumen de carga operado decreció sensiblemente a partir de la fusión entre los gigantes Maersk y Hamburg Süd, concretada en 2017, dado que están derivando los buques hacia la Terminal 4, de la que el mega-grupo naviero es accionista.

"La actividad cayó un 33% y podría caer un 27% más, a partir de la concentración naviera", comentó a El Cronista Gustavo Figuerola, CEO de TRP. "Esta es una tendencia global, por la que el mercado marítimo se está concentrando. Quedan cada vez menos jugadores y más grandes, que además se integran verticalmente, porque los dueños de los barcos son también los dueños de los puertos", expresó.

Recientemente, la naviera brasileña Aliança y la alemana Hapag Lloyd, que integran "joint services" o "acuerdos de bodega compartida" con Maersk- Hamburg Süd, anunciaron que dejarán de operar con TRP en el puerto porteño, y pasarán a hacerlo en la Terminal 4. Este tipo de prácticas, por las que las líneas marítimas en lugar de competir comparten una ruta, poniendo cada una determinada cantidad de barcos y repartiendo la carga en las bodegas, lleva a que la naviera principal decida con qué puerto operar, y si es propio, mejor.

A esto se suma la incertidumbre en el sector por el futuro del puerto porteño, cuya licitación debería hacerse este año, pero aún no fueron lanzados los pliegos. Algunas versiones que circulan sobre el proyecto para el nuevo puerto de Buenos Aires, indican que se le dará prioridad a la terminal de Cruceros (inaugurada en 2011 y actualmente operada por TRP), por sobre las de carga, que serían derivadas en parte al puerto de Dock Sud, aún sin habilitar.

Consultado sobre la posibilidad de pedir un "procedimiento preventivo de crisis" (PPC) ante el ministerio de Trabajo, Figuerola respondió que "lo estamos evaluando. Es algo que tenemos que conversar con los gremios portuarios y las autoridades correspondientes".

Este procedimiento implicaría la "puesta en disponibilidad" de 200 trabajadores de la compañía. Ante este panorama, la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval se declaró la semana pasada en "estado de alerta, movilización y asamblea permanente", a través de un comunicado firmado por el secretario administrativo de la entidad, Roberto Coria.

Sobre la posibilidad de participar en la nueva licitación del Puerto Porteño, Figuerola destacó que "la intención de TRP es hacerlo, pero aún no fueron lanzados los pliegos con las condiciones".

TRP pertenece al grupo DP World con sede en Dubai, Emiratos Arabes, cuya actividad es puramente portuaria y no está integrada a empresas navieras. En Argentina, opera en las terminales 1 a 3 del puerto porteño desde 1994 y el año que viene, 2019, vence su concesión. Hasta la fecha, lleva invertidos u$s 250 millones en un área operativa de 430.000 m2, con un movimiento promedio de 1.000 contenedores por día. En octubre del año pasado, la firma había anunciado una inversión de $ 200 millones en tecnología, equipamiento y software para cumplir con regulaciones ambientales y de seguridad.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés

Shopping