Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Dueños del casino de Puerto Madero amenazan con ir a la justicia por suba de canon

Mauricio Macri modificó el contrato con el grupo español Cirsa, a cargo de la concesión. La empresa criticó la decisión y advierte que llevará el caso ante el Ciadi

El Casino de Puerto Madero posee más de 1500 máquinas tragamonedas, además de salones de juegos de azar

El Casino de Puerto Madero posee más de 1500 máquinas tragamonedas, además de salones de juegos de azar

Por medio de un decreto, el Gobierno modificó el canon que paga el grupo a cargo la concesión del casino de Puerto Madero. Se trata de Cirsa, empresa española que desde 1999 opera las salas flotantes de esa zona porteña y cuya concesión vence en 2019. Cirsa venía abonando un canon que en 2016 llegó a $ 560 millones, pero a partir del año próximo llegaría casi a los $ 1000 millones. Esto se debe a que el decreto 95/2017 de Lotería Nacional y firmado por el presidente Mauricio Macri, subió de 20% a 30% los fondos que recibe el Estado de parte del concesionario por la explotación de las salas de juego.

El decreto publicado en el Boletín Oficial, modifica lo establecido en otro decreto, el 600/99, que rige el acuerdo de concesión con Cirsa. Según el nuevo decreto, "un análisis pormenorizado de la realidad de los juegos de azar en la Argentina demuestra que la distribución del beneficio líquido plasmada en el Decreto 600/99, no se corresponde con la situación imperante en otras jurisdicciones o explotaciones".

La modificación se produce antes del traspaso de jurisdicción del negocio de juegos de azar de la Nación a la Ciudad de Buenos Aires, que tendrá su propia agencia de loterías, según una decisión ya establecida por Horacio Rodriguez Larreta.

Para justificar el cambio, el decreto pone como ejemplo lo que perciben otras jurisdicciones como la provincia de Buenos Aires, donde el beneficio para el Estado por lo que recaudan las tragamonedas llega al 34%. También se menciona al Hipódromo de Palermo, donde el Estado Nacional percibe un 30% de canon.

Sin embargo, El Cronista pudo saber que la decisión será objetada por la concesionaria del casino por entender que rompe un contrato firmado hace 18 años y que aún tiene tres años más de vigencia. La empresa Casino Buenos Aires, a cargo la explotación de los juegos de azar en los barcos de Puerto Madero, está compuesta por el grupo español Cirsa, con 50% del capital; Hipódromo Argentino de Palermo (Hapsa), 25%, e Inverclub, otro 25%.

Fuentes allegadas a la empresa advirtieron que el decreto "determina un aumento significativo, decidido unilateralmente por el Gobierno del canon que los concesionarios pagan mensualmente a Loteria Nacional hace 19 años", y agregaron que un grupo de abogados locales e internacionales "analiza el decreto y el correspondiente curso de acción, considerando el grave ataque a la seguridad jurídica, en virtud de que el mencionado decreto quiebra la ecuación económica del contrato".

Las fuentes explicaron que Cirsa estudia el impacto que el "desproporcionado" aumento genera en la operación del negocio. Consideraron además que los últimos cambios tributarios y este decreto "producen definitivamente el quiebre de la ecuación económica de la concesión". Por ese motivo, la empresa evalúa los cursos de acción legal tanto en jurisdicción local como internacional, previéndose inclusive presentaciones frente al CIADI.

Según las fuentes, la aplicación del decreto podría llevar a Cirsa a denunciar la situación en la justicia argentina y también en ámbitos internacionales teniendo en cuenta la nacionalidad española del grupo operador. De hecho, el cambio llega en momentos en los cuales Macri prepara un viaje a España en busca de inversiones. "No parece ser una buena señal para los inversores españoles este cambio unilateral de contrato, en momentos en que el Gobierno pretende mostrar credibilidad para atraer inversiones extranjeras",dijeron cerca de los dueños de Cirsa.

El decreto llega además, después de la ley sancionada por el Congreso para aplicar un nuevo impuesto a la industria de juegos de azar, y de la decisión del gobierno porteño de cobrar Ingresos Brutos a las empresas de este sector en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. Teniendo en cuenta estas normas, los players de este negocio aseguran que la ecuación económica se ha modificado llamativamente y que deben analizar sus números nuevamente para saber si sigue siendo negocio o no explotar salas de juegos en Capital Federal.
Casino de Buenos Aires tiene hoy 2200 empleados y más de 1700 máquinas tragamonedas en Puerto Madero.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Lucia Torreslisa
Lucia Torreslisa 10/02/2017 07:52:11

que tienen que aumentar mas el impuesto al juego basta de joda y mas fabricas