Ciencia

La ciencia descubre el verdadero origen de la creencia en Dios y la religión

Según la ciencia, hay una explicación para las creencias religiosas y está relacionada con cómo evolucionó el cerebro.

Para las personas, es natural creer en lo sobrenatural. De acuerdo a los datos de la consultora Pew Research; casi 6.000 millones, es decir, el 84% de la población mundial tiene alguna creencia, y se espera que estas cifras aumenten en las próximas décadas. En Estados Unidos, las encuestas muestran que el 90% de los adultos creen en algún poder superior, fuerza espiritual o Dios con mayúsculas. Esto se da incluso en los autodenominados ateos que rechazan a Dios, pero uno de cada cinco acepta poderes superiores o fuerzas espirituales.

De acuerdo a los antropólogos evolucionistas existe una explicación clara para esto. Los orígenes y la ubicuidad de las creencias religiosas pueden explicarse mediante la teoría evolutiva.

No fue la Biblia: historiadores hallan el primer libro impreso del mundo

Desaparecen los restos del monje Juan Leyva en el Palacio Hernán Cortés del siglo XVI: error arqueológico revelado

Este es el verdadero origen de la religión, según la ciencia

La investigadora y doctora en antropología Bridget Alex, plantea que la creencia en deidades y entidades sobrenaturales podría haber surgido como un subproducto de la evolución de capacidades cognitivas específicas, como la teoría de la mente y la detección de agentes. La teoría de la mente se refiere a la capacidad de atribuir estados mentales, como creencias e intenciones, a uno mismo y a los demás. Esta habilidad habría permitido a nuestros antepasados humanos interpretar e interactuar con su entorno social de manera más efectiva.

Ciertas características evolucionadas de nuestro cerebro, como la teoría de la mente y la imitación excesiva, probablemente causaron la aparición de las religiones en las sociedades humanas

De igual manera, esta creencia en seres sobrenaturales actúo como herramienta cognitiva para comprender eventos naturales y fenómenos desconcertantes, como desastres naturales o enfermedades. Atribuir estos eventos a la voluntad de dioses o fuerzas sobrenaturales habría proporcionado una sensación de control y explicación en un mundo que, de lo contrario, podría parecer caótico e incomprensible.

Según la ciencia, el verdadero origen de la religión está en la mente humana. Fuente: Archivo

La persistencia de la religión en la vida humana durante miles de años es explicada por la función que cumple en relación a la cohesión social y la cooperación entre grupos humanos a lo largo del tiempo. La adhesión a sistemas de creencias compartidos habría fortalecido los lazos dentro de las comunidades y facilitado la colaboración en actividades como la caza, la agricultura y la defensa contra amenazas externas.

Temas relacionados
Más noticias de México