UNA FUERTE MEJORA EN LOS INGRESOS GENERÓ U$S 9580 MILLONES DE SALDO POSITIVO

El gobierno de Brasil logró un récord en el superávit primario de enero

Fue la mejor performance para el Gobierno desde que comenzó la medición en 1997. El programa de renegociación de deudas tributarias fue la clave

Brasil sorprendió al cerrar enero con un superávit primario de u$s 9580 millones (31.069 millones de reales), una cifra récord para el mes desde el inicio de la serie histórica en 1997, gracias a una recaudación extraordinaria por un programa de renegociación de deudas tributarias.

La proyección de analistas consultados por Reuters era de un superávit de u$s 6000 millones.

El Tesoro señaló que los ingresos líquidos del gobierno central mostraron un crecimiento real de 11,7% en enero respecto a igual mes del año pasado con u$s 42.000 millones.

Por su parte los gastos del gobierno central -que incluye al Tesoro, Banco Central y al sistema de Previsión Social- aumentaron en un ritmo bastante más débil, un 1,6% en enero y luego de descontar la inflación, u$s 32.500 millones.

En el acumulado en 12 meses el déficit primario del gobierno central suma u$s 35.000 millones, señaló el Tesoro.

En el área financiera, el Banco Central divulgó que los créditos en circulación en el sistema bancario brasileño bajaron un 0,8% en enero respecto a diciembre, lo que marca la lenta recuperación del mercado del crédito desde su recesión más profunda en décadas. Los préstamos totales sumaron u$s 951.000 millones.

El presidente de la entidad, Ilan Goldfajn, aseguró que la economía del país mostrará este año una "recuperación consistente" junto a una inflación controlada, aunque alertó que existen riesgos.

Durante la acto de apertura de la Cámara Española de Comercio en Sao Paulo, Goldfajn dijo que "Brasil necesita continuar en el camino de ajustes y reformas para mantener la inflación baja, la caída de la tasa de interés y la recuperación sostenible de la economía".

A inicios de febrero de 2018, el Banco Central redujo la tasa básica de interés en 0,25 puntos porcentuales, llegando a un mínimo histórico de 6,75% anual, aunque señaló que debe ser el último corte en la tasa debido a una recuperación de la economía nacional.

Goldfajn también aseveró que el "escenario internacional se encuentra benigno, pero no podemos contar con esta situación perpetuamente".

El mercado financiero de Brasil elevó por segunda semana consecutiva su proyección para el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de Brasil para este año, que pasó de 2,80 a 2,89%, de acuerdo con la encuesta Focus realizada por el Banco Central entre las principales instituciones financieras. Para el año próximo, el BC mantuvo la previsión de un crecimiento de 3%.

Con relación al índice de inflación, las instituciones financieras redujeron su expectativa de 3,81 a 3,73%.

Tags relacionados