U$D

MARTES 19/02/2019

Avanza ‘Plan Marshall’ para apoyar al gobierno paralelo de Venezuela

El equipo venezolano que planifica la transición negocia un acuerdo stand-by con el FMI de u$s 2000 millones, y además gestionan otros u$s 60.000 millones para los próximos cinco años. También confían en recibir u$s 20.000 en donaciones de EE.UU., Canadá y Europa, mientras que los países que ya reconocieron a Guaidó como presidente interino le prometieron u$s 2000 millones.

Avanza ‘Plan Marshall’ para apoyar al gobierno paralelo de Venezuela

El líder parlamentario de Venezuela, Juan Guaidó, avanza en sus gestiones internacionales para acelerar un cambio de gobierno en ese país, lo cual requiere fundamentalmente de ayuda económica, que está gestionando un equipo que planifica la eventual transición.

El equipo obtuvo una ayuda de u$s 2000 millones en ayuda humanitaria que podrá ser utilizada en los primeros 90 días de la transición, y que le proveerán algunos países que respaldan a Guaidó como presidente interino venezolano: Brasil, Colombia, EE.UU, y parte de la Unión Europea, detalló el diputado opositor José Guerra al diario Valor.

Además, el equipo negocia otros u$s 2000 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) como acuerdo stand-by que se pondrán a disposición en el primer día de transición para promover una estabilización cambiaria, añadió Guerra, que asesora a Guaidó en el plan de transición. 

Pero hay más: según Valor, el equipo de transición negocia con el FMI otros u$s 60.000 millones, que serían desembolsados a lo largo de cinco años.

Otro legislador del equipo de Guaidó -que prefirió el anonimato- añadió que también buscan donaciones por un total de u$s 20.000 en EE.UU., Canadá y Europa.

"Para contener la hiperinflación lo más rápido posible, necesitamos crédito internacional con organismos como el FMI, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial", dijo sobre la inflación anual estimada por el FMI para el 2019 en 10.000.000%.  

Para frenar la hiperinflación, Guerra no descarta la implementación de un plan de anclaje cambiario, como lo fue el Plan Real en Brasil, con el respaldo de los recursos obtenidos con la financiación internacional. 

"Con eso, la impresión monetaria tendrá respaldo de las reservas internacionales y será reducida gradualmente, a medida que la economia se estabilice", afirmó.

Para el economista jefe de la consuiltora Torino Capital en Nueva York, Francisco Rodriguez, la solución para estabilizar la economía venezolana sería una dolarización. Según le dijo a Valor, "la dolarización es la mejor política porque es la única que garantiza que la hiperinflación va a cesar".

"Venezuela es un país con instituciones muy débiles y llevará tiempo para que los inversores tengan confianza. En una economía dolarizada, los agentes no necesitan confiar en que el Banco Central no va a imprimir más dinero".

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés