EN LA ARGENTINA, LA FUSIÓN DAR ORIGEN A UN GRUPO CON VENTAS POR $ 300 MILLONES

Pernod compra Allied y cambia el mapa local de las bebidas alcohólicas

El grupo galo confirmó la compra de su rival británico, por poco más de u$s 14.000 millones. En la Argentina, la operación deberá pasar por el filtro de Defensa de la Competencia

El grupo francés Pernod Ricard, el tercer fabricante mundial de bebidas alcohólicas, confirmó ayer oficialmente que firmó un acuerdo para comprar al británico Allied Domecq, el segundo jugador en ese negocio, por 10.700 millones de euros, poco más de u$s 14.000 millones.

Como resultado de la operación mundial, en la Argentina habrá un nuevo gigante de bebidas alcohólicas, que sumará ventas por casi 300 millones de pesos anuales y una plantilla de más de 500 empleados.

Pernod informó ayer, a través de un comunicado, que venderá a la estadounidense Fortune Brands un tercio de los activos adquiridos a Allied, por 4.100 millones de euros (u$s 5.330 millones), sin precisar qué sucederá en la Argentina. Pero se prevé que los activos locales del grupo británico quedarán todos en manos del francés.

“No tenemos mayores detalles del acuerdo, más allá del anuncio hecho por el grupo , se excusó Gustavo Domínguez, el director General Cono Sur de Allied Domecq, al ser consultado por El Cronista sobre las consecuencias de la operación en el país. En Pernod Ricard optaron por no hacer comentarios.

Tal como ocurre en el mundo, en la Argentina la facturación del grupo británico es mayor que la del francés: el año pasado, Allied sumó ventas por $ 178 millones, frente a los $ 116 millones que facturó Pernod.

Luego de concretada la operación, a nivel local el grupo fusionado manejará en el sector vitivinícola las bodegas de Etchart en Salta y Mendoza –hoy propiedad de Pernod–, y las de Graffigna (San Juan), Balbi y la champañera que produce Mumm (Mendoza), hasta ahora en manos de Allied. Juntas, producirían casi 36 millones de litros anuales de vino.

Pero el fuerte del nuevo grupo serán, sobre todo, las bebidas espirituosas, ya que a los productos nacionales de Pernod, como Cusenier, Blenders Pride, Black Jack y Capri se sumarán las etiquetas Old Smuggler, Premium, Teacher’s, Hiram Walker, W, Tía María y Bols, de Allied.

Pero a esa cartera hay que agregar las tradicionales marcas internacionales que ambos grupos comercializan en el país, entre las que se cuentan Chivas Regal, Royal Salute, The Glenlivet, Passport, 100 Pipper, Jameson, Wild Turkey, Martell, de Pernod, y Ballantine’s y Beefeater, de Allied.

La fusión de la cartera de vinos no plantearía mayores problemas para la aprobación de Defensa de la Competencia, “ya que el sector está muy atomizado , opinó una fuente del sector. En cambio, la concentración en espirituosas –whiskies, licores y bebidas blancas– “sí podría ser objetada .

Otro jugador local de peso es Diageo, la líder mundial del sector, que controla Navarro Correas y vende J&B, Johnnie Walker, Baileys y Guinness.



El reparto mundial

“Es una nueva etapa decisiva y un verdadero salto estratégico , señaló ayer el presidente del grupo francés, Patrick Ricard. “Seremos el número uno en todas partes, salvo en Estados Unidos , destacó. La operación posicionará a Pernod como el segundo jugador mundial, muy cerca de Diageo.

Pernod aclaró que Fortune se quedará con la distribución y las principales marcas locales en España, Gran Bretaña y Alemania, le comprará la ginebra Larios y controlará Canadian Club, Courvoisier, Maker’s Mark, Sauza y Laphroaig, y vinos ultra-premium de EE.UU.

Los franceses también venderán las cadenas de fast-food de Allied, como Dunkin’ Donuts y sus papeles en la británica Britvic. Pernod obtendrá un crédito por 9.000 millones de euros para financiar la compra, y prevé reunir casi 200 millones con la venta de otros licores de Allied.



Noticias del día