‘EL CRONISTA’ CONSULTÓ A TRES ECONOMISTAS SOBRE LOS PRÓXIMOS PASOS DEL NUEVO PRESIDENTE DE EE.UU.

“Me preocupa el destino de los fondos del rescate

Para Barry Eichengreen, profesor de Economía en Berkeley, la llegada de Obama resulta alentadora. Pero eso no quita que tenga algunas reservas sobre lo que se viene.

–¿Cuánto tardará en surtir efecto el estímulo fiscal?

–El plan de estímulo debería funcionar, pero me temo que no se va a traducir en un crecimiento positivo hasta el 2010. La presión contractiva del colapso de la demanda privada será demasiado intenso.

–¿Cómo cree que deberían manejarse los fondos de la segunda fase del rescate?

–Creo que habrá muchísimos cambios, tanto en cuanto a la responsabilidad, la transparencia, la previsibilidad, y el destino de los fondos. Pero me preocupa que demasiado de ese dinero sea redireccionado desde el sistema financiero a otra clase de problemas, desde el sector de la vivienda hasta el de los automóviles, cuando en realidad el disfuncional sistema financiero debería continuar como la prioridad.

–¿Qué le parece la idea de reflotar la creación de un “banco malo ?

– El diablo está en los detalles, esto es, depende de cómo se haga. La propuesta original del rescate bancario de comprar activos tóxicos a los bancos tenía dos problemas. Primero, tenía un alcance demasiado pequeño. El “banco malo resolvería esto, ya que por cada dólar del rescate que use podrá tomar prestados 10 dólares adicionales y poner ese dinero a trabajar removiendo los activos tóxicos de los balances de los bancos. En segundo lugar, no estaba claro si la compra se haría a los precios actuales de mercado, que son demasiado bajos, o a los precios a los que los bancos los tienen valuados, que son muy altos. Simplemente hablar de “banco malo no resuelve este problema.

Noticias del día