FACTURAN UN PROMEDIO DE $ 20 MILLONES Y PROVEEN A PROCTER, L‘ORÉAL Y UNILEVER

Las empresas argentinas que están detrás de grandes marcas de cosmética

Nerova, Sintaryc, De Nicoló, Iquisa, Victoria, y Compañía Americana de Lápices nacieron como firmas familiares, y tienen entre 100 y 300 empleados. Algunas planean expandirse

La especialización a la que llegaron los artículos de belleza hace que a las grandes marcas, como Avon, L’Oréal, Wella o Revlon, que cubren un gran espectro de rubros, les convenga más tercerizar la fabricación de aquello que tiene menos demanda o requiere tecnología muy específica. Así ocurre, por ejemplo, con el talco, el envasado de aerosoles, los polvos compactos o el maquillaje.

Pero convertirse en proveedor de firmas de esa envergadura no resulta fácil. Para cuidar su prestigio, imponen pesadas exigencias de calidad, certificaciones y continuidad de aprovisionamiento, además de confidencialidad. En la Argentina, hay empresas que alcanzaron esos estándares y, sin embargo, decidieron no tener marca propia. Nerova, Sintaryc, Compañía Americana de Lápices, Iquisa, De Nicoló y Laboratorios Victoria son tal vez las más grandes, aunque fuera del rubro no se las conoce. Nacieron como empresas familiares, tienen de 100 a 300 empleados y facturan entre 12 y 35 millones de pesos.

“La devaluación les potenció la posibilidad de exportar con la marca del destinatario, a veces por sí mismas y otras, a través del cliente , dicen en la CAPA, la cámara de la industria de cosmética y perfumería. Y el negocio se retroalimenta: “Tener como cliente a Avon, Unilever o Procter, por caso, les resulta una excelente carta de presentación para conseguir otros clientes en el exterior, y el tipo de cambio ayuda , agregan.

El año pasado, la exportación de cosméticos alcanzó los u$s 221,5 millones, un 23,5% más que en 2003, de acuerdo con datos de la CAPA. En el país, según ACNielsen, las ventas ya superaron las de 2001, y el año último subieron un 23,9% frente a 2003, cuando habían llegado a $ 2.363,8 millones.

Una de las mayores fabricantes que sólo operan para terceros es Nerova, que hace polvos compactos. “Nos especializamos en lo que no es el negocio central del cliente, pero sí una oportunidad , dice Rodolfo Prieto, hijo del fundador. La firma tiene 300 empleados, y compró un predio para una nueva fábrica con la que elevará un 150% su capacidad, de 4 millones de unidades anuales. Exporta el 30% de su producción a 11 mercados, incluidos Estados Unidos y España.

“Al ser más chicas, estas empresas son más ágiles para abrir mercados, e invierten en estar presentes en ferias internacionales , dicen en la cámara. Fuentes del sector sostienen que la más movediza es Compañía Americana de Lápices, que llega hasta Filipinas. Iquisa, que elabora productos capilares, está abriendo los mercados de Rusia y Polonia, y busca ingresar en Emiratos rabes. Nacida en 1953, exporta el 20% de la producción de su planta de Villa del Parque, que analiza ampliar, donde trabajan 120 personas.

El precio de un producto industrial es, en promedio, una cuarta parte del que llega al consumidor. Sin embargo, estas empresas se niegan a lanzar su propia marca. Guillermo Saraceno, hijo de la fundadora de Iquisa, es tajante: “A todos los terceristas nos preguntan lo mismo, pero esto es como el celibato: o estás de un lado, o estás del otro . Los terceristas puros coinciden en que su negocio es invertir en bienes de capital, y obtener escala, con un nivel de costos que al dueño de la marca, que invierte en marketing, publicidad y distribución, le cierra. “Por otra parte, el tercerista controla los costos de las marcas, a quienes les molesta que les compitan de igual a igual , agrega Saraceno.

Raúl De Nicoló, dueño de la firma que lleva su apellido, cuenta que “en varios casos, las multinacionales tienen estrategias de regionalización y, tras la devaluación, varias decidieron comprar acá para cubrir sus excedentes de demanda . Como su planta de Caballito, que produce más de mil artículos y emplea a 200 personas, está trabajando en niveles previos a la devaluación, De Nicoló está evaluando una ampliación.



Noticias del día