El fundador de Parmalat admitió que desvió fondos

Calisto Tanzi, que se encuentra detenido, admitió hoy que desvió cientos de millones de euros de los fondos de la compañía, según afirmó hoy uno de sus abogados.

El fundador del gigante alimentario italiano Parmalat, Calisto Tanzi, “admitió que desvió fondos , dijo a la prensa su abogado, Fabio Belloni, durante un interrogatorio en la prisión San Vittore de Milán.

El ex jefe de Parmalat, que está en el ojo del huracán del escándalo financiero multimillonario que envuelve al grupo, admitió haber desviado alrededor de 500 millones de euros, según Belloni.

La sorprendente declaración de Tanzi se produce luego de que fiscales italianos le acusaran de malversar 800 millones de euros (1.000 millones de dólares) de la compañía en la década pasada, según un documento de los magistrados que realizan la investigación.

Una fuente judicial que habló tras el interrogatorio de Tanzi dijo que éste también confesó haber falsificado las cuentas de la empresa. “Él admitió haber cometido malversación y falsificación (de cuentas) , dijo la fuente.

Las autoridades financieras italianas suspendieron la cotización de la acción de Parmalat PRFI.MI, después de que un tribunal declarara insolvente al grupo y de que Tanzi, su fundador y ex presidente ejecutivo, fuera arrestado, dentro de una investigación penal por un vacío de miles de millones de euros en los libros de la compañía.

Tanzi fue detenido por la policía en una calle de Milán el sábado y se encuentra en prisión. Fue arrestado formalmente el domingo en la noche por fraude al mercado y auditoría falsa.

Las fuentes judiciales dijeron que los fiscales pidieron hoy una segunda orden de arresto contra Tanzi, de 65 años, por sospechas de bancarrota fraudulenta, un delito que implica una pena potencial de 10 años de prisión, y por asociación delictiva.

Tanzi se encuentra entre 20 personas -incluidos ejecutivos en activo y retirados de Parmalat, así como dos empleados de una de sus firmas auditoras, Grant Thornton- que son investigadas por presuntos delitos como contabilidad falsa y fraude al mercado, dijeron fuentes judiciales.

Lorenzo Penca, el presidente de Grant Thornton SpA, la filial italiana de la firma contable estadounidense, dijo hoy que solicitó a los fiscales que investigan a Parmalat que escuchen sus argumentos y los de su socio, Maurizio Bianchi.

Grant Thornton fue contratada en 1998 como auditora de Bonlat Financing Corp, una unidad de Parmalat en las Islas Caimán.

Los fiscales, cuya investigación comenzó hace 10 días, creen que la compleja estructura financiera mundial de Parmalat y su red de compañías en el exterior, incluida Bonlat, le permitieron enmascarar el presunto fraude durante años.

La crisis de Parmalat, una de las mayores de Europa, explotó la semana antes de Navidad cuando el nuevo equipo administrativo del grupo dijo que Bank of America declaró falso un documento de la compañía.

El propósito de este documento era certificar la existencia de u$s 3.950 millones de dólares en efectivo y en valores en una cuenta de Bonlat.

Según fuentes judiciales, el vacío financiero en las cuentas de la empresa podría ser de unos 7.000 millones de euros, incluyendo 2.900 millones de euros de bonos de Parmalat que la empresa nunca recompró, pese a que en sus estados financieros consta que sí lo hizo.

Los investigadores del caso Parmalat han dicho que el vacío financiero podría alcanzar los 10.000 millones de euros. Una revisión contable ordenada por Enrico Bondi, nombrado recientemente presidente ejecutivo del grupo alimentario, mostró que la compañía tenía una deuda de 8.200 millones de euros a fines de 2002, según informaron fuentes judiciales. El total supera en más de 1.000 millones de euros la cifra declarada en los resultados anuales del grupo en el ejercicio 2002.

Una fuente judicial dijo que existen sospechas de que los ejecutivos de Parmalat destruyeron documentos en las oficinas centrales de la compañía, pero las autoridades pudieron recuperar la información mediante unas computadoras que había sido incautadas.

Parmalat, que opera en más de 30 países, tiene presencia en Brasil, la Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Ecuador, Colombia, Venezuela, México, República Dominicana y Nicaragua.

Noticias del día