U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

El retorno del documento de la Factura de Crédito en el marco de la ley de Financiamiento Productivo

La Ley N° 27.440 que fuera reglamentada por el Decreto N° 471/18 vuelve a introducir como instrumento de financiación para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, incluyéndola en la Ley de Financiamiento Productivo cuyas principales características y funcionamiento son analizadas en este trabajo, aclarando que en esta oportunidad, el uso de este instrumento será parcialmente obligatorio para las empresas, lo cual constituye una de las principales diferencias respecto del régimen anterior, quedando pendiente las reglamentaciones de la AFIP y demás organismo involucrados.

El retorno del documento de la Factura de Crédito en el marco de la ley de Financiamiento Productivo

Luego de reiterados intentos de instalar en el pasado la Factura de Crédito, para que sirva como instrumento de financiación para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, con la reciente Ley 27.440 (reglamentada por el decreto 471/18) se produce el retorno de este documento, que se encuentra incluida dentro de la ley de Financiamiento Productivo.

 

Pero en esta oportunidad, el uso de este instrumento será parcialmente obligatorio para las empresas y no impuesto por la fuerza para todas, como ocurrió en el régimen anterior.

Según el gobierno, es un elemento esencial para que el país califique en la economía del mundo, habrá que ver si también sirve como un elemento útil para las Pymes.

La vigencia de la nueva factura de crédito es a partir de 21 de mayo de 2018, falta que la AFIP y los demás organismos involucrados en este régimen dicten las normas reglamentarias correspondientes.

Alcance en las operaciones comerciales

En todas las operaciones comerciales en las que una Micro, Pequeña o Mediana Empresa esté obligada a emitir comprobantes electrónicos originales (factura o recibo) a una empresa grande (no Pyme), conforme las reglamentaciones que dicte la AFIP, se deberá emitir "Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs", reemplazando a los actuales comprobantes fiscales. De esta manera se produce un avance en relación al sistema anterior en donde convivían los dos documentos.

 

La ley define por "empresa grande" a aquellas cuyas ventas totales anuales, expresadas en pesos, supere los valores máximos de facturación establecidos en la resolución 340 de fecha 11 de agosto de 2017 de la Secretaría de Emprendedores y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Producción y las modificaciones que en un futuro se susciten (actualmente actualizada por la Resolución 154/18), en los términos del artículo 1° del título I, de la ley 25.300. En cambio, este régimen será optativo en las operaciones comerciales que se realicen entre las que califican como Micro, Pequeñas o Medianas Empresas y para las que no califican.

Según la Ley, la AFIP también reglamentará la utilización de remitos para el traslado de mercaderías (cuestión que hoy ya se encuentra reglamentada), y definirá el establecimiento de un plazo máximo para la emisión y envío de la factura de crédito, el cual no podrá exceder del último día hábil del mes corriente que corresponda al de la emisión del remito. Recordemos que la entrega del bien, según la ley de IVA, significa una causa de nacimiento del hecho imponible en el impuesto.

Creación del Registro de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs

Simultáneamente se deberá Crear el "Registro de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs" y de regímenes de información que funcionarán en el ámbito de la AFIP en el que se asentarán y brindarán los datos de la operación, así como también su cancelación, rechazo y/o aceptación de la factura. Estas operaciones que no estarán cubiertas con el secreto fiscal, que exige la ley de Procedimiento, y constituirán un título ejecutivo que tendrá las siguientes características:

 

a) Deben emitirse en el marco de un contrato de compraventa de bienes o locación de cosas muebles, servicios u obra; b) Ambas partes contratantes se domicilien en el territorio nacional; c) Se convenga entre las partes un plazo para el pago del precio superior a los 15 días corridos contados a partir de la fecha de recepción de la "Factura de Crédito Electrónica MiPyMEs" en el domicilio fiscal electrónico del obligado al pago; d) El comprador o locatario, adquiera, almacene, utilice o consuma las cosas, los servicios o la obra para integrarlos, directa o indirectamente, en un proceso de producción, transformación, comercialización o prestación a terceros, sea de manera genérica o específica; quedando afuera las operaciones con consumidores finales.

Asimismo, cuando se hubiera convenido un plazo para el pago del precio menor a 15 días y vencido el mismo no se hubiera registrado la cancelación o aceptación expresa de la obligación en el "Registro de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs", el documento oportunamente emitido, pasará a constituir "título ejecutivo y valor no cartular" desde el vencimiento del plazo de 15 días corridos a partir de su recepción en el domicilio fiscal electrónico del obligado al pago, momento en el cual tendrá un nuevo vencimiento el cual será de 15 días corridos a los fines de poder ser negociada.

En el caso en que existan notas de débito y crédito que ajusten la operación y por lo tanto a la factura de crédito emitida, deberán generarse dentro del plazo de 15 días corridos desde la recepción de la mencionada factura en el domicilio fiscal electrónico del obligado al pago, hasta la aceptación expresa, lo que ocurra primero. En el "Registro de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs", se deberá informar la cancelación de la factura de crédito así como también las notas de débito y/o crédito que ajusten el monto de la operación y que se emitan entre las partes.En caso que la factura de crédito sea emitida en moneda extranjera, las diferencias de cambio generadas con posterioridad a la emisión y hasta la aceptación -expresa o tácita-, deberán ser documentadas mediante la emisión de notas de débito y/o crédito. Las notas de débito y/o crédito generadas por cualquier concepto con posterioridad a la aceptación, expresa o tácita del comprobante origial, no implicarán modificaciones en el monto neto negociable del título ejecutivo y valor no cartular generado.

Contenido y requisitos de las Facturas de Crédito

Los requisitos mínimos que deberán tener las facturas a fin de constituir "Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs" son los siguientes:

 

a) Lugar y fecha de emisión;

b) Numeración consecutiva y progresiva;

c) Fecha cierta de vencimiento de la obligación de pago;

d) Clave Bancaria Uniforme -CBU- o "Alias" correspondiente;

e) Identificación de las partes y determinación de sus Claves Únicas de Identificación Tributaria (CUIT);

f) El importe a pagar expresado en números y letras. En caso de existir notas de débito y/o crédito, que modifiquen el importe a pagar original, deberá asentarse en el Registro de Facturas de Crédito Electrónicas el importe total a negociar;

g) Tendrán que estar emitidas mediante los sistemas de facturación habilitados por la Administración Federal de Ingresos Públicos por usuarios validados en su sistema informático;

h) Identificación del remito de envío de mercaderías correspondiente, si lo hubiere;

i) En el texto de la Factura de Crédito deberá expresarse que ésta se considerará aceptada si, al vencimiento del plazo de 15 días corridos desde su recepción en el domicilio fiscal electrónico del comprador o locatario, no se hubiera registrado su rechazo total o su aceptación; y que si, al vencimiento del citado plazo no se hubiera registrado la cancelación, se considerará que la misma constituye título ejecutivo (igual exigencia que tienen los cheques, pagarés, etc.). Asimismo, deberá expresar que su aceptación, expresa o tácita, implicará la plena conformidad para la transferencia de la información contenida en el documento desde el "Registro de Facturas Electrónicas MiPyMEs" a terceros, en caso de que el vendedor o locador optase por su cesión, transmisión o negociación.

La omisión de cualquiera de los requisitos produce la inhabilidad de la factura de crédito, tanto como título ejecutivo y valor no cartular, así como documento comercial.

La constitución del domicilio fiscal electrónico, cuestión sobre la que actualmente se encuentra exigiendo la AFIP a todos los contribuyentes, será obligatoria para los sujetos alcanzados por el este nuevo régimen.

Todas las facturas de crédito que no hubieran sido canceladas o aceptadas y que no se hubieran registrado en el "Registro de Facturas Electrónicas MiPyMEs", en el plazo máximo de 15 días corridos desde su recepción en el domicilio fiscal electrónico del comprador o locatario, se considerarán aceptadas tácitamente por el importe total a pagar, constituyendo título ejecutivo y valor no cartular por dicho importe.

Excepciones a la obligación de aceptación de la factura de crédito

El comprador o locatario estará obligado a aceptar la factura de crédito, excepto en los siguientes casos:

 

a) Daño en las mercaderías, cuando no estuviesen expedidas o entregadas por su cuenta y riesgo;

b) Vicios, defectos y diferencias en la calidad o en la cantidad, debidamente comprobados;

c) Divergencias en los plazos o en los precios estipulados;

d) No correspondencia con los servicios o la obra efectivamente contratados;

e) Existencia de vicios formales que causen su inhabilidad, lo que generará la inhabilidad de la factura de crédito tanto como título ejecutivo y valor no cartular, así como documento comercial;

f) Falta de entrega de la mercadería o prestación del servicio; g) Cancelación total de la factura de crédito.

El rechazo de la factura de crédito, originado en las causas anteriores, deberá efectuarse en el plazo de 10 días de recibida y registrarse en el registro de facturas de crédito electrónicas. Por otro lado, la aceptación de las facturas de crédito será incondicional e irrevocable, no admitiéndose el protesto. Asimismo, ni el librador de una factura de crédito, ni sus sucesivos adquirentes serán garantes de su pago.

El pago de las facturas de crédito

A fin de pagar las facturas de crédito electrónicas MiPyMEs, previo al vencimiento del plazo de los 15 días de la fecha de emisión, sólo podrán utilizarse cualquiera de los medios de pago habilitados por el Banco Central de la República Argentina, quedando expresamente prohibido restringir su negociabilidad por cualquier medio.

 

Las cancelaciones realizadas de forma previa a la aceptación de las facturas serán oponibles siempre que hayan sido informados por el obligado al pago en el "Registro de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs".

Las facturas de crédito aceptadas expresa o tácitamente, y que no hayan sido acreditadas en un Agente de Depósito Colectivo, sólo podrán ser canceladas mediante los medios de pago habilitados por el Banco Central de la República Argentina.

Cuando las facturas de crédito hayan sido acreditadas en un Agente de Depósito Colectivo, sólo podrán ser canceladas de forma íntegra, mediante transferencia electrónica a la cuenta bancaria identificada mediante Clave Bancaria Uniforme (CBU) o "Alias" del Agente de Depósito Colectivo o agentes que cumplan similares funciones conforme se establezca en la reglamentación. A los fines de llevar a cabo la cancelación prevista en el párrafo precedente, la Administración Federal de Ingresos Públicos deberá notificar a través del domicilio fiscal electrónico del obligado al pago, la Clave Bancaria Uniforme (CBU) o "Alias" del Agente de Depósito Colectivo, así como también el Código o Número de Referencia de pago correspondiente a las facturas que se adeuden, lo que constituirá, a todos los efectos legales, el nuevo domicilio de pago.

Descuentos impositivos

El Ministerio de Producción (autoridad de aplicación) junto con la AFIP, podrán autorizar la aceptación expresa o tácita de la factura de crédito por un importe menor al del total expresado en el comprobante original. Dicha quita deberá alcanzar las alícuotas por regímenes de retención y/o percepción impositivos que correspondan. Luego de la cancelación de las retenciones y/o percepciones correspondientes, se deberán restituir los saldos entre emisores y aceptantes de la factura de crédito.

 

A los efectos del presente régimen, las retenciones y/o percepciones impositivas y/o de la seguridad social deberán ser practicadas por el deudor de la factura, sin que puedan atribuirse tales obligaciones al cesionario o adquirente de la misma. Conforme la normativa vigente, el deudor tendrá el carácter de agente de retención y, en su caso, será sujeto pasible de percepciones.

Negociación de las facturas

Las "Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs" podrán ser negociadas en los Mercados autorizados por la Comisión Nacional de Valores conforme las normas que dicte ese organismo en su carácter de autoridad de aplicación, gozarán de oferta pública y les será aplicable el tratamiento impositivo correspondiente a los valores negociables con oferta pública. También podrán ser negociadas mediante herramientas o sistemas informáticos que faciliten la realización de operaciones de factoraje, cesión, descuento y/o negociación de facturas. Una vez aceptada expresa o tácitamente, y acreditada en un Agente de Depósito Colectivo o agentes que cumplan similares funciones conforme se establezca en la reglamentación, circulará como título valor independiente y autónomo y será transferible, en las formas y condiciones que establezca la Comisión Nacional de Valores. Las facturas de crédito sólo serán transmisibles una vez que hayan sido aceptadas tácita o expresamente. Una vez aceptado el comprobante, en forma expresa o tácita, el vendedor o locador podrá solicitar a la AFIP que se informe la misma en un Agente de Depósito Colectivo o agentes que desarrollen actividades similares.

 

El crédito de las facturas no transfiere al Agente de Depósito Colectivo o agentes que cumplan similares funciones la propiedad ni el uso de las mismas. El Agente de Depósito Colectivo o agentes que cumplan similares funciones conforme se establezca en la reglamentación no será responsable por los defectos formales ni por la autenticidad ni validación de las firmas insertas en el comprobante y sólo asume la función de conservarlas y custodiarlas y efectuar las operaciones y registraciones contables que deriven de sus transacciones. En ningún quedará obligado al pago. La que ha sido transferida a un Agente de Depósito Colectivo o agentes que cumplan similares funciones conforme se establezca en la reglamentación a los fines de su negociación, no podrá volver a ingresar al "Registro de Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs".Será nula toda prohibición de endosar, ceder, negociar y/o transferir estas facturas, efectuada tanto por quien las aceptare como por cualquiera de sus sucesivos adquirentes. No podrán efectuarse transferencias aceptadas durante los 3 días hábiles bancarios anteriores a la fecha de su vencimiento.

Exceptuados del régimen

Quedan exceptuadas del Régimen las facturas emitidas por los prestadores de servicios públicos, las facturas emitidas a consumidores finales y las operatorias comerciales por intermedio de consignatarios y/o comisionistas. Asimismo, quedan exceptuadas del presente Régimen las facturas emitidas a los Estados nacionales, provinciales y municipales y a los organismos públicos estatales.

Quiénes son Pymes actualmente

Desde el día 10 de mayo de 2018, rige una nueva resolución (154 de la SEyPyME) que modifica los requisitos que tienen que cumplirse para que una empresa sea considerada como PYME, los que deberán verificarse para encuadrar las empresas que están obligadas y excluidas de este Régimen.

 

 

(*) El Dr. Jose Luis Ceteri es Contador Público, asesor tributario, autor de diferentes libros sobre la especialidad, expositor en eventos y jornadas en diferentes Entidades Profesionales, Universidades y Cámaras Empresarias