Empresas

Escribano se convierte en el segundo accionista de Indra tras alcanzar el 8% de la participación

La empresa de defensa adquirió el 4,6% adicional al 3,4% que ya poseía por unos 118 millones de euros.

El gigante de la industria de defensa español, Escribano Mechanical & Engineering se convirtió en el segundo accionista de Indra. Escribano, la empresa familiar que nació en un pequeño taller hace poco más de dos décadas, incrementó con esta operación su participación en el accionariado de la compañía tecnológica y defensa hasta el 8%. 

El salto de da tras adquirir un 4,6% adicional al 3,4% que ya compró en mayo, fecha en la que anunció su intensión de seguir tomando posiciones en la empresa, cuyo accionista de referencia es el Estado español a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dueña del 28% de Indra.

Asimismo, no es descabellado especular con una futura ampliación de la participación de Escribano en la empresa española de referencia mundial dentro del ámbito de defensa. Porque cuando Escribano ingresó en el capital de Indra en mayo pasado, al desembolsar i65 millones de euros para hacerse con el 3,4% de la compañía, hizo saber que su intensión era alcanzar el 10% de la compañía, cuyo CEO es José Vicente de los Mozos, ex director general de Renault y uno de los ejecutivos mejor valorados de España.

La española Escribano eleva al 8% su participación en la tecnológica Indra. Imagen: Wikipedia. 

Ahora, con la adquisición del 4,6% por 118 millones de euros, la participación de la empresa de Alcalá de Henares alcanzó los 205 millones.

"Se trata de una operación de inversión estratégica que tiene como finalidad consolidar su posición empresarial, fomentando la creación de nuevas tecnologías, el desarrollo de nuevas capacidades y la creación de empleo cualificado en toda la geografía española", informó la compañía, para luego añadir que "la operación contribuirá al desarrollo de los programas de Defensa actuales y futuros en los que la compañía trabaja tanto para el mercado internacional como nacional".

Es el caso de la reciente implantación en Córdoba, localidad en la que va a invertir 20 millones para la producción de nuevas tecnologías de munición inteligente y lanzacohetes con la consecuente creación de más de 200 nuevos puestos de trabajo directos de alta cualificación.

Cabe recordar que el Ministerio de Defensa adjudicó a la unión temporal de empresas (UTE) Indra-Escribano un contrato de 10,9 millones de euros para incorporar a las fragatas F-110 un sistema de láser defensivo, denominado Demostrador Instrumental de Arma Láser (DIAL). 

Tanto Indra como Escribano Mechanical & Engineering están comprometidos con el desarrollo de la tecnología láser para mejorar los sistemas de defensa, tecnología que aplican fuerzas altamente avanzadas como las de los Estados Unidos.

Escribano, que emplea a más de 500 personas y factura unos 100 millones de euros, se convierte en el segundo accionista de Indra en la semana en que la empresa superó su precio máximo en bolsa. Desde el inicio de año, las acciones de la compañía experimentaron un incremento de cerca del 40%, situándose por el momento entre los 7 valores más alcistas del Ibex 35 en lo que va de 2023.

Indra también logró una fuerte ganancia en el último año con un incremento de 26%, mientras en los primeros nueve meses del año anotó beneficios por 146 millones de euros. En ese mismo lapso de tiempo, su facturación creció 12 puntos porcentuales hasta alcanzar los 3.016 millones.

A su vez, y empujada por los buenas performances de sus empresas controladas, y el muy buen rendimiento en lo que va de año de la bolsa española, que se revalorizó un 18,9%, la SEPI lleva ganados 906 millones de euros en el mercado, esto es, un 14% en relación al ejercicio pasado.

Temas relacionados
Más noticias de indra