Atención

Adiós deudas: ¿qué es y cómo me afecta la Ley de Segunda Oportunidad?

Si bien no es una ley nueva puede ser el gran aliado frente a las crisis económicas y por desconocimiento puede que no le estés sacando provecho.

En esta noticia

Frente a las dificultades económicas aflora el mayor miedo de los deudores: el embargo. Pero gracias a la Ley de Segunda Oportunidad es posible retardar el artículo 1911 del Código Civil -que establece que el deudor debe responder ante la deuda con todos sus bienes, presentes y futuros-.

Creada en el año 2015 para permitir que las personas físicas de la categoría de autónomos y particulares, puedan salir de una crisis económica, exonerar y cancelar sus deudas, negociar y reestructurar las mismas con sus acreedores. Fue reformulada en 2022 pero puede causar confusión debido al desconocimiento.

Cada caso es un mundo y si buscas asesoría desde el Defensor del Deudor pueden brindarla, ya sea desde analizar el caso como enviar la solicitud final. Haz clic aquí para abogados especialistas en cancelación de deudas.

Esta ley puede ser muy positiva para el deudor pero se recomienda que sea gestionada por abogados expertos. Fuente: Archivo

¿Es lo mismo la Ley de la Segunda Oportunidad para autónomos que para particulares?

Por más de que esté diseñada para este sector los procedimientos no son los mismos y varían en cuanto a modalidad e incluso requisitos:

Particulares

Deben iniciar el procedimiento ante un notario.

Autónomos

El proceso se inicia siempre en el Registro Mercantil o Cámara de Comercio que corresponda.

Finanzas y Alzheimer: la regla de oro para manejar tu economía de la mejor manera posible

Depósitos a PLAZO FIJO: el banco que ofrece una remuneración que supera los 1500 euros

¿Cuáles son los requisitos para ampararse en esta ley?

  • Deben existir pruebas suficientes para demostrar que el deudor no cuenta con patrimonio suficiente para enfrentar la deuda.
  • La deuda no puede superar los 5 millones de euros.
  • No puede haberse acogido a esta ley en los últimos 10 años.
  • Las deudas tienen que haber sido contraídas actuando de buena fe.

Antes de la reformulación de 2022 era necesario que el deudor haya intentado llegar a un acuerdo extrajudicial con sus acreedores, esta fase duraba usualmente de 2 a 6 meses. Sin embargo, ya no es obligatorio pero se recomienda para comprobar la buena fe de la deuda, siendo este un concepto abstracto.

Cursos GRATIS en Harvard: ¿cuáles son las especialidades disponibles y cómo inscribirse?

Ni cerezas, ni arándanos: la fruta que ayuda a mejorar la visión y previene el Alzheimer

¿La Ley de Segunda Oportunidad aplica a las hipotecas?

No existe por sí misma una reestructuración de la deuda ya que la ley en sí no tiene amparo para justamente las hipotecas. Sin embargo, si el deudor une la hipoteca y los beneficios de la Ley de segunda oportunidad, con entregar la vivienda hipotecada la deuda se habrá saldado, dejando a ambas partes conformes.

La deuda hipotecaria no posee refinanciación más allá de la pactada al momento de solicitar la misma. Fuente: Archivo
Temas relacionados
Más noticias de hipoteca