Respuestas

"Si Dios está muerto, todo está permitido": Isaac Asimov y su particular respuesta a Dostoievski

Descubriendo cómo Isaac Asimov desafía las percepciones convencionales sobre moralidad, ciencia y religión.

En esta noticia

Isaac Asimov, conocido por sus contribuciones a la ciencia ficción y su postura crítica sobre la religión, abordó la famosa frase atribuida a Dostoyevski: "Si Dios ha muerto, todo está permitido". En una entrevista con el presentador Bill Moyers en 1988, Asimov expresó que la ausencia de creencia en un más allá no le impulsaba a cometer actos inmorales. 

El escritor de origen ruso argumentó que, incluso sin temor a un castigo divino, él y otras personas se rigen por su conciencia y temen a las consecuencias mundanas de sus acciones. Además, señaló que en las sociedades fuertemente religiosas aún persisten el crimen y la miseria, lo cual sugiere que la religión no garantiza la moralidad.

El autor de Yo, Robot -uno de sus tantos clásicos de la ciencia ficción- también destacó que en la ciencia existe una moralidad avanzada y única, donde la honestidad y la integridad son primordiales. Citó ejemplos de científicos que, al descubrir trabajos previos que coincidían con sus hallazgos, dieron crédito a esos trabajos en lugar de reclamarlos como propios. Esta práctica contrasta con otras áreas del quehacer humano, donde a menudo se celebra a personas a pesar de sus acciones poco éticas.

"Si Dios está muerto, todo está permitido": Isaac Asimov y su particular respuesta a Dostoievsky. (Imagen: Shutterstock)

La crítica a los fundamentalistas religiosos

En otro punto, Asimov criticó a los fundamentalistas religiosos, no por sus creencias en sí, sino por su deseo de imponer esas creencias a otros. Argumentó que la ciencia, a diferencia de la religión, está abierta a la revisión y al cambio basado en nuevas evidencias, lo que la hace más segura como fundamento de la realidad que la dogmática religiosa. Afirmó que la ciencia se basa en una "ignorancia consciente" que está siempre abierta al aprendizaje y al cambio.

Asimov reflejó su amor por la ciencia ficción, viéndola como un medio para explorar y comprender mejor la condición humana, presentando sociedades artificiales que permiten una nueva perspectiva sobre nosotros mismos y nuestra sociedad. A través de la ciencia ficción, se puede contemplar el cambio y sus posibles impactos, un aspecto cada vez más importante en una sociedad en rápida evolución.

En resumen, Asimov ofreció una perspectiva rica y matizada sobre la moralidad, la ciencia y la religión, enfatizando la importancia de la conciencia individual y la integridad científica sobre la adhesión ciega a dogmas religiosos.

La entrevista a Asimov en la BBC (1988)

Temas relacionados
Más noticias de asimov