Consumo masivo

El aceite de oliva de Mercadona cambia para siempre: ¿qué pasó ahora?

Mercadona adapta su oferta de aceite de oliva para facilitar su transporte, manteniendo el precio por litro.

En el ámbito de la distribución minorista en España, Mercadona, dirigida por el conocido empresario de Valencia, Juan Roig, se distingue por su enfoque dinámico en la gestión del surtido de productos

Esta estrategia se basa en una evaluación constante del desempeño de venta de los artículos, ajustes en los precios, y la valoración directa de los consumidores sobre los productos ofertados. 

Los artículos que logran captar una recepción positiva por parte de los clientes mantienen su presencia en las estanterías, mientras que aquellos que no logran satisfacer las expectativas de venta o reciben valoraciones negativas son progresivamente sustituidos.

El aceite de oliva de Mercadona cambia para siempre: ¿qué pasó ahora? (Imagen: archivo)

El rotundo cambio en el aceite de oliva de Mercadona

En un reciente ajuste de su oferta, la compañía ha decidido reemplazar las garrafas de aceite de oliva de 5 litros por envases de 3 litros. Según ha comunicado Mercadona, este cambio se orienta a mejorar la comodidad del consumidor a la hora de transportar el producto. 

La empresa ha querido subrayar que, pese a la modificación en el tamaño del envase, el precio por litro del aceite de oliva se mantiene inalterado. Este cambio fue divulgado tras la inquietud de un usuario en la red social X, quien cuestionó la disponibilidad de las garrafas de mayor tamaño y especuló sobre la posible intención de la empresa de incrementar los precios mediante la oferta de un producto de menor volumen.    

Mercadona, al igual que otras cadenas de supermercados, se caracteriza por revisar periódicamente su gama de productos a fin de adaptarse tanto a las preferencias de compra de su clientela como a las condiciones de mercado. Este proceso de renovación puede estar motivado tanto por la respuesta del público hacia ciertos productos, como por cambios en los costos o por la competencia de artículos similares que presentan mejores cifras de venta. 

La discontinuación de algunos productos no siempre es bien recibida por todos los consumidores, especialmente por aquellos que tienen preferencias específicas, lo que puede traducirse en un impacto mixto para la empresa, desde un aumento en los ingresos hasta posibles críticas en las plataformas de redes sociales.

Temas relacionados
Más noticias de aceite de oliva