La confianza de los consumidores llega a las elecciones en un nivel históricamente bajo

El índice de Confianza del Consumidor que elabora el Centro de Investigaciones en Finanzas (CIF) de la Universidad Di Tella arrojó un aumento de 5% en agosto respecto a julio, sin embargo el indicador de confianza llega a las PASO en los niveles más bajos desde las elecciones legislativas de 2009.

 La confianza de los consumidores argentinos, que refleja la disposición a gastar su dinero, viene en ascenso en los últimos dos meses. Sin embargo, si se amplía el panorama, el valor del Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de agosto 2021 es el más bajo para un mes pre eleccionario desde los comicios de junio de 2009.

De acuerdo al relevamiento del Centro de Investigaciones en Finanzas (CIF) de la Universidad Di Tella, el ICC a nivel nacional creció un 5% en agosto con respecto a julio de este año. Es la segunda suba consecutiva en 2021 dado que en el séptimo mes del año había mejorado un 9,3%. 

En los primeros ocho meses del año, la confianza del consumidor acumula un aumento de 1,1%. Si se hace el análisis por nivel de ingresos de los individuos, la confianza subió más en los grupos de ingresos más bajos, que para los de mayor poder adquisitivo. Una mejora de 9,2% y de 1,8% respectivamente.  

"En mayo de 2009, el mes previo a aquellas elecciones legislativas, el Índice de Confianza al Consumidor marcó un valor solo un 2% por debajo que el registrado este agosto de 2021", señaló Agustín Almada, economista de Data Driven Argentina.

En agosto, el índice de confianza fue de 39,8%, su nivel más bajo para períodos electorales desde mayo de 2009, y muy inferior al 51% registrado en septiembre de 2017, poco antes de las últimas elecciones legislativas.

El indicador que calcula la universidad Di Tella se compone del índice de confianza sobre la situación presente y el índice de expectativas de consumo. "Un aspecto a destacar es la diferencia entre las mediciones de las condiciones presentes y expectativas futuras. Si bien ambas aumentaron respecto a julio, las condiciones presentes se incrementaron mucho más (11,1%) que las Expectativas Futuras (1,4%)", señaló el estudio.

¿CÓMO LLEGA EL CONSUMO A LAS PASO?

El avance del consumo y del nivel general de actividad en Argentina son inseparables. Un 80% del PIB depende de las compras y ventas en el mercado interno y el Gobierno lo tiene claro.

Luego del rally de anuncios para reactivar el poder adquisitivo como el aumento de jubilaciones, la entrega de bonos, rebaja de Ganancias, el fortalecimiento de planes sociales y del salario mínimo, un mayor financiamiento al consumo con los planes Ahora y estabilidad de precios en categorías básicas, lentamente se empieza a reflejar en los números.

"El consumo para las PASO va a registrar una mejora, pero no muy significativa. El avance responderá principalmente a la mejora de los ingresos por el aumento del empleo, los nuevos convenios laborales y las medidas tomadas por el Gobierno", señaló Sebastián Menescaldi, director asociado de Eco Go.

Y agregó: " A ello habría que adicionar el efecto de la mayor movilidad de la población, que puede impulsar mayores ventas en los locales tradicionales, algo que ya es evidente en los indicadores de alta frecuencia de los bancos".

La confianza por regiones:

El informe del Centro de Investigaciones en Finanzas destaca que mientras en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) el ICC bajó un 3,8%, en el interior del país de incrementó un 11,2%. Gran Buenos Aires quedó en el medio y registró un aumento de 4,4% respecto al mes pasado.

En la comparación interanual, CABA y el Interior presentaron contracciones de -15,5% y -4,7% respectivamente, mientras que GBA se mantuvo estable en 0,7%). 

"Al analizar la disminución de la Confianza en CABA se debe tener en cuenta que ese valor se encuentra cercano al valor previo a la pandemia, pero muy por debajo de la confianza para esa región hace un año", concluyeron desde el CIF.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios