Impuestos

Ganancias: más beneficios a los solteros que a los casados

Se sancionó el Decreto 336/01 reglamentario de la ley 27.617, aplicable a personas en relación de dependencia y jubilados, por el régimen de retención de impuesto a las ganancias.

Resta aún la reglamentación del fisco, en especial por la devolución desde enero 2021 de aquellas retenciones sufridas y se delegó en el organismo para fijar las pautas para aquellas personas con sueldos brutos entre $ 150.000 y $ 173.000.

Reintegrar sumas de dinero a los que se efectuó retención de impuesto, cuando su ingreso fue menor a las pautas fijadas en esta reforma, no resulta un beneficio especial otorgado por dadivosidad, sino que está motivado en el carácter anual del tributo.

También corresponderá esa devolución, para aquellos jubilados cuya retribución sea inferior a 8 haberes jubilatorios mínimos, desde el inicio del año.

Algunos ejemplos, por devoluciones de impuesto:

Condición

Sueldo Bolsillo desde Enero

Monto devolución total

Soltero

$ 91.300

$ 5.000.-

$ 107.000

$ 15.000.-

$ 124.000

$ 28.000.-

Casado c 2 hijos

$ 91.300

-------

$ 124.000

$ 10.000.-

Un tema relevante pendiente, es la tabla que determinará el organismo para liquidar el impuesto, y resultará indispensable definir el monto de la deducción especial a los fines de anular la tributación en retribuciones brutas por debajo de $ 150.000 mensuales.

De manera informal, AFIP comunicó que el reintegro a los empleados sería a partir de Julio 2021 y en 5 cuotas. Hay incertidumbre inaceptable para quienes se ocupan de liquidar sueldos si bien resulta evidente que las normas legales y reglamentarias ya se pueden aplicar en estos días a pesar de dudas ciertas aún pendientes.

Serán restituidas en su caso según modalidades y plazos, todas las retenciones aplicadas hasta la fecha del 24/5/2021 en función de la normativa del Decreto 336/21.

Quien efectúe el reintegro al empleado será la empresa de la cual depende, y seguramente surgirá un saldo a favor del contribuyente. Su utilización será difícil, dependiendo de sus obligaciones fiscales y dispersión de las remuneraciones de la nómina de sueldos.

Normas para liquidar y determinar la exención

Para determinar la exención sobre el límite de los $ 150.000 y para atemperar el monto de la retención de hasta $ 173.000, el decreto modifica lo indicado por la ley y dispone que debe obtenerse un promedio anual de dichos montos brutos de retribución.

No olvidemos que los fondos disponibles, serán los netos o de bolsillo $ 124.500 y $ 143.590 respectivamente.

Al efecto se incluyen todos los montos en dinero o especie (podrán contemplarse aquí, las prestaciones tecnológicas, uso de internet y teléfono móvil, automóvil, etc.), así como todo concepto no remunerativo a los fines previsionales aún cuando no haya frecuencia, entre ellos comisiones, plus vacacional, bonos extras.

El modo de aplicar la exención, implica un cambio relevante. Se puede entender que quien recibió una retribución bruta menor a los $ 150.000 en los meses de Enero hasta Abril y luego- a partir de la vigencia del Decreto- su ingreso bruto sea superior, cabria excluir esa retribución pues su promedio esta debajo del límite.

De manera informal, AFIP comunicó que el reintegro a los empleados sería a partir de Julio 2021 y en 5 cuotas. Hay incertidumbre inaceptable para quienes se ocupan de liquidar sueldos si bien resulta evidente que las normas legales y reglamentarias ya se pueden aplicar en estos días a pesar de dudas ciertas aún pendientes.

Debe destacarse que la exención del sueldo Anual complementario, rige solo cuando se trata de una persona con remuneración promedio de $ 150.000 bruto.

Para quienes califiquen como exentos se produce un incremento de la deducción especial, con efecto directo para anular el impuesto.

La actualización de las cifras es en función del RIPTE (Promedio Salarial elaborado por la Secretaria de Seguridad Social) que produce un retraso en su aplicación y no con IPC que era lo que solicitaba la oposición. Los aumentos salariales a ser otorgados este año, pueden hacer que una persona que había quedada eximida del impuesto vuelva a pagar.

Con esta reforma, para las personas involucradas se ha tergiversado absolutamente la estructura del impuesto, pues siendo de carácter personal debería contemplar sus características de su grupo familiar, cuestión que deja de lado. Claramente se benefició a los solteros, al utilizar la metodología de un monto limite objetivo y no en función de la condición del sujeto.

Más carga fiscal para empresas: tensión entre suficiencia y eficiencia económica

Responsabilidad del empleador

Se responsabiliza al empleador en su carácter de agente de retención, lo cual es un exceso inaceptable ya que le resulta imposible hacer una verificación constante de las deducciones informadas por cada dependiente. Se produce una imposibilidad de prueba contundente con la realidad económica, aunque si es factible un cotejo con documentación que se adjunte.

Se pretende extender las consecuencias sobre las empresas a sanciones previstas en la ley penal tributaria, lo cual sin duda para su aplicación debería existir connivencia, ardid o engaño, amén de los montos involucrados.

NUEVAS DEDUCCIONES Y OTRAS AMPLIADAS

a) Gastos de guardería: Excluyeron del alcance del impuesto al reintegro documentado con comprobantes de los gastos de guardería y/o de jardín materno infantil que utilicen los contribuyentes con hijos de hasta TRES (3) años de edad cuando la empresa no contare con esas instalaciones. No se establece limite alguno, más que la razonabilidad para esta deducción.

b) Herramientas educativas: La norma dispone expresamente esta deducción por el valor de las herramientas educativas para los hijos del trabajador. Por la redacción parece no disponer monto limite.

c) Cursos de capacitación: Otorgamiento o pago debidamente documentado de cursos o seminarios, para el personal hasta el límite del 40% del Mínimo No Imponible, es decir $ 67.000.

d) Cursos o seminarios: Deberán versar sobre materias incluidas en los planes de enseñanza oficial, referidos a todos los niveles y grados hasta el nivel secundario, inclusive, y cuyo desarrollo responda a tales planes. Estas expresiones de la normativa parecen ser amplias, aunque no hay una alusión directa a las cuotas de colegios privados y universidades, deducciones reclamadas desde hace mucho tiempo. Al menos con un tope razonable sería propio aceptar considerar esos gastos, pues ahorra costos al Estado. 

e) Bono productividad: Se incluyen como exentos exclusivamente estos rubros creados por convenciones colectivas o contrato individual, que estén condicionados al cumplimiento de pautas o metas objetivas de incremento de la producción. Solo se aplica para retribuciones brutas hasta $ 300.000 mensuales.

No se considerarán comprendidos los aumentos vinculados al destajo, a la cantidad de obras terminadas, viajes realizados o kilómetros recorridos que no reúnan las condiciones indicadas. No se permite expresamente utilizar criterios de comparación con períodos anteriores para la determinación del incremento, y no podrá ser resultante de la extensión de la jornada laboral.

Estas precisiones resultan necesarias para evitar que se disfracen pagos en este rubro, sin pautas estrictas para su cálculo. 

f) Faltantes de caja: Se exime del impuesto las sumas por compensación del riesgo de reposición por faltantes de dinero o demás valores, abonado a cajeros, repartidores de efectivo o a cualquier otra persona que tenga como función la de cobrar y/o pagar dinero o demás valores.

g) Horas extras del personal de la Salud: Se vuelve a prorrogar este beneficio hasta el 30 de setiembre de 2021, con efecto exclusivo para las remuneraciones devengadas en concepto de guardias obligatorias (activas o pasivas) y horas extras, y todo otro concepto que se liquide en forma específica y adicional en virtud de la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus, para los profesionales, técnicos, auxiliares (incluidos los de gastronomía, maestranza y limpieza) y personal operativo de los sistemas de salud pública y privada. Se agrega aquí al personal de recolección de residuos patogénicos, es decir tóxicos en los hospitales.

h) Fuerzas Armadas: Suplementos particulares que cobra el personal de las Fuerzas Armadas por actividad arriesgada, por título terciario, y por alta especialización o por zona o ambiente insalubre o penoso. 

i) Plus patagónico: Se mantiene el incremento de los mínimos no imponibles del 22% de los trabajadores de la Patagonia, que implica una menor carga tributaria que el resto de los contribuyentes pues los costos de vida son superiores en dicha zona. 

j) Convivencia: Resulta deducible el conviviente por monto equivalente a un cónyuge, para aquellas relaciones afectivas de carácter singular, pública, notoria, estable y permanente, la cual se acreditará por la constancia o acta de inscripción en el registro pertinente. La convivencia debe ser al menos de 2 años y debería ser posible demostrarlo ante pruebas contundentes, entre ellas alquiler de casa habitación a nombre de ambos. Se computará desde el mes en que se emita la constancia o acta y no deberá tener ingresos superiores a $ 167.000.

k) Hijos incapacitados: El cómputo de la deducción por hijo incapacitado no tiene límite de edad y su monto será incrementado al doble en la medida llegando a $ 146.000 anuales, siempre que sean carga de familia para el trabajador. Asiste lógica absoluta esta situación ya que usualmente siguen bajo el mismo techo que los padres, y es frecuente que no puedan desarrollar un trabajo con autonomía propia.

l) Gastos de guardería y/o jardín materno-infantil: Se exime el reintegro del monto equivalente a esta erogación por hijos de hasta 3 años de edad. No hay límite dispuesto, pero desde ya debe estar documentado. Resulta un cambio necesario y conveniente, pero la edad tope contemplada resulta escasa ya que mínimo debería contemplarse el nivel inicial escolar. 

m) Viáticos: Hasta ahora eran considerados exclusivamente para los viajantes de Comercio como deducibles. Con estos cambios se dispone su reintegro no gravado hasta el límite del 40% del Mínimo No imponible, es decir $ 67.000 anuales.

Reflexiones finales

La supuesta pérdida de recaudación se recuperará con el IVA y ganancias que deban afrontar las empresas vendedoras de alimentos y otros consumos a enfrentar por quienes se les mejorará su ingreso.

Se han agregado deducciones que son bienvenidas y están vinculadas a la efectiva capacidad contributiva de los trabajadores, aunque no se han incrementado otras que merecían adecuación.

Los intereses por préstamo destinados a casa habitación continúan con un tope de $ 20.000 lo cual es ridículo y alejado de la realidad. Para quien alquila rige la deducción del 40% por el pago mensual pero con tope del Mínimo No Imponible , es decir no alcanza a $ 14.000 por mes.

Quien adquiera su vivienda única con fondos propios, no tiene deducción alguna prevista que antaño ha existido.

Por su parte el nuevo régimen se aplica solo para determinados contribuyentes, y además implica una ventaja relevante para el soltero respecto del padre de familia . Quienes mantienen una estructura familiar con varios descendientes, el costo de vida es manifiestamente superior y los cargos por el tributo continúan por las nubes sin cambio alguno.

Los autónomos tampoco se consideran por el momento y abonan el impuesto luego de $ 50.000 mensuales para un soltero, lo cual lejos está de ser justo. Se potencia la carga fiscal con una tabla determinativa vetusta con actualización que no acompaña a la verdadera inflación acontecida.

La gran mayoría de los jubilados quedan excluidos del impuesto, aunque está condicionado a que no tenga otros ingresos - salvo monto informo de interés de plazo fijo- y que no tribute impuesto a los bienes personales.

En síntesis, algunos de estos cambios son bienvenidos, pero se ha modificado la estructura del tributo para ciertos empleados y eso lejos está de una solución definitiva.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios