Lunes  13 de Julio de 2020

El estigma de los "runners" porteños

El estigma de los "runners" porteños

“Son unos millennials estúpidos, sin conciencia social”, esta hiriente frase pertenece a uno de los médicos asesores del presidente Alberto Fernández. De ese modo se expresó Luis Alberto Cámera el mes pasado, cuando el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (C.A.B.A.) autorizó a los corredores a reanudar su actividad física tras 80 días de “aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

El destacado facultativo, egresado de la Universidad de Buenos Aires, (creador del Programa de Medicina Geriátrica del Hospital Italiano en 1994) en diálogo con el programa “Todos en la 8”, por radio LT 8 de Rosario apuntó: “Son tipos que lo único que hacen es mirarse y darse besos al espejo. Esta histeria porteña nos está volviendo locos a todos. Ustedes son rosarinos. Yo soy correntino y sabemos que los porteños son insoportables. Se pusieron histéricos, parece que si no salían de sus casas se morían, y es al revés. Hay una especie de sensibilidad comunitaria que no logran ver”.

Horas más tarde, el doctor Cámera en un reportaje publicado por Infobae.com, amplió el sentido de sus palabras a la periodista Daniela Blanco: “Yo quisiera disculparme con los runners, a lo mejor se sienten perseguidos personalmente. No es para nada la intención. El hecho es que no tuvieron el cuidado de estar todos alejados y separados. Este es un punto fundamental. Ahora le voy a dar una explicación de por qué cometieron ese error. Puede haber una explicación que es real, sé que es una pulsión que tenemos, porque somos animales gregarios, vivimos en manada, vivimos juntos. Y el coronavirus nos prohíbe eso. Entonces sé que no es fácil cambiar ese hábito de vida. Yo pongo un ejemplo: si el Covid-19 atacase a los leones, los mataría a todos, porque ellos no sabrían separarse. Es más, cuando están enfermos se juntarían, lo cual todavía es peor. Acá nos tenemos que separar, y es una cosa genética que tenemos, somos seres sociales”.

Desde hace tiempo, el periodista Jorge Lanata viene analizando los efectos de la llamada posverdad” (en inglés “post-truth”; en español “distorsión deliberada y emotiva de la realidad”) y sostiene: “En Argentina los hechos desaparecieron. Nunca nada termina de ser del todo cierto”.

En sintonía con ese pensamiento, podemos discurrir que aún en época de pandemia, un nuevo fenómeno ha cobrado vida propia en los medios de comunicación: lo textual muchas veces reemplaza a la simple observación de los hechos y convierte a la opinión en noticia. En medio de esa marea que alcanza a las turbulentas redes sociales, las opiniones cruzadas y feroces suelen desplazar a los hechos verdaderos generando olas renovables de confusión.

Aconsejan correr 50 minutos por semana

En el mundo de los corredores (“runners”) tanto de pequeñas como grandes ciudades, los especialistas en actividades físicas también se hacen oír, a pesar de las restricciones en tiempos de pandemia. Según una nueva investigación publicada en el British Journal of Sports Medicine, correr sólo 50 minutos por semana puede ayudar a reducir el riesgo de muerte prematura por cáncer y eventos cardiovasculares.

Esta investigación tuvo por objetivo evaluar 14 estudios elaborados en años anteriores, con un grupo de 232.149 personas participantes, en la búsqueda de explorar si el correr realmente hace una diferencia para la prevención del cáncer y la salud del corazón. Según lo publicado en la citada revista, dedicada a la ciencia del deporte y la medicina deportiva, las conclusiones del estudio mostraron que, en comparación con los “no corredores”, los que corrían al menos una vez a la semana tenían un riesgo 27% menor de mortalidad por todas las causas, un riesgo 30% menor de enfermedades cardiovasculares (muerte relacionada) y un 23 % menos de riesgo de mortalidad por cáncer.

"La conclusión aquí es simplemente que correr puede ayudarlo a vivir más tiempo, independientemente de su frecuencia semanal, duración y ritmo", dijo el doctor Zeljko Pedisic, coautor del estudio, profesor asociado en el Instituto de Salud y Deporte de la Universidad de Victoria (Australia), consultado por la revista Runner's World. Y luego precisó  que los investigadores encontraron amplia evidencia en estos estudios acerca de que correr mejora la función cardíaca en general, reduce la grasa corporal y mejora la aptitud metabólica y aeróbica: "Se observa un riesgo reducido de  enfermedades cardíacas, presión arterial alta, cáncer, enfermedades respiratorias, colesterol alto y diabetes tipo 2 . Incluso se tiene un mejor equilibrio postural, lo que reduce el riesgo de discapacidad".

Finalmente, interrogado sobre si correr regularmente significa vivir más, el profesor Pedisic (*) dijo: “Ese ciertamente parece ser el mensaje. No se necesita tanto tiempo, ni siquiera una hora a la semana, para ver efectos de prevención significativos”.

(*) Pedisic, Zeljko, Ph.D, posee un título honorífico de Profesor Asistente de Métodos Cuantitativos en la Universidad de Zagreb. Es Secretario de la Red Internacional de Epidemiólogos de Uso del Tiempo (INTUE) y Coordinador de la Red de Salud Pública de la Universidad de Victoria (VUPHN). Premio Nacional para Jóvenes Científicos del Parlamento croata, 2010 y la Cita del Vicecanciller de Excelencia en Investigación, Universidad de Victoria, Melbourne, Australia, 2018.

Ante la ausencia de evidencia científica relevante para sostener que los corredores son capaces de contagiar el coronavirus, vale citar una frase del matemático francés René Thom: “La ciencia nunca está fuera de la sociedad, al contrario, siempre es un hecho sociopolítico”.

Promueven acción de amparo

En medio de la prolongada paralización de los tribunales porteños a causa del Covid-19, Sara Stewart Brown y un grupo de corredores presentaron un amparo judicial ante la decisión de volver a la cuarentena restringida por parte de las autoridades de C.A.B.A.

Esta acción fue promovida por la “Fundación Apolo Bases para el Cambio” y persigue “la declaración de nulidad e inconstitucionalidad, por manifiesta ilegitimidad y falta de motivación del citado decreto, en tanto impide la realización de la actividad antes señalada, y se ordene a la demandada a garantizar, en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el pleno ejercicio del derecho aquí reclamado”.

Mediante este pedido de amparo se “pretende velar por derechos como la salud y la libertad, que están consagrados en tratados internacionales de derechos humanos que poseen jerarquía constitucional (art. 75, inc. 22, CN) respecto del colectivo de personas que realizan ejercicio físico en espacios públicos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

Los abogados Yamil Santoro, José Magioncalda y Juan Martín Fazio, sostienen que la suspensión de la actividad física emanada del DNU n°576/20 (P.E.N.) (desde el día 1° hasta el 17 de julio), constituye   una "violación del derecho a la salud y la libertad", y por lo tanto, dicha norma merece la tacha de inconstitucionalidad.

Asimismo, se señala que “la prohibición de realizar ejercicio en la vía pública carece de todo sustento científico. El propio Ministro de Salud, Ginés González García, sostuvo que la razón principal de la suspensión de esta actividad era “gestual” y obedecía a cuestiones de imagen, porque a su criterio no era bueno que las personas del conurbano que tienen restricciones mayores, vieran como se corría en CABA”.

En esa misma línea se apunta a que “los beneficios de la actividad física en cuestión, en tanto constituyen un gran aporte a la salud, no deben ser eliminados por una cuestión comunicacional, simbológica, de marketing o para conceder un sacrificio populista y demagógico, en la hoguera del “qué dirán” del supuesto resentimiento de unos pocos”.

Finalmente, se solicitó el dictado de una medida cautelar que suspenda en lo inmediato los efectos del DNU impugnado, toda vez que "la norma cuestionada provoca una lesión enorme a principios básicos de la república y a las garantías constitucionales de la ciudadanía argentina, constituyendo ello un grave perjuicio para el colectivo ciudadano que se intenta proteger".

Más allá de la suerte del amparo intentado, vale detenerse en el imperativo de preservar ciertos atributos de la personalidad, atendiendo a las necesidades básicas de la vida en sociedad, en resguardo de la salud psicofísica de las personas. En el actual contexto, sería loable dar curso a una apertura racional de las actividades sociales y económicas, apelándose al distanciamiento y la responsabilidad social para evitar una mayor propagación del Covid-19.

Según las evaluaciones hechas por el Gobierno Nacional junto con las autoridades de C.A.B.A. y de la provincia de Buenos Aires, podría definirse en estos días, una apertura de todas las actividades no esenciales en forma programada. Todo dependerá de los resultados de los próximos días según el índice R0 (número  reproductivo básico) que mide el número de casos -en promedio- que una persona infectada es capaz de transmitir el virus durante el período de contagio.

Si ese número llega a 3 o más, como ocurrió en Europa y EE.UU., la velocidad de transmisión se torna exponencial dentro del ciclo viral (de 10 a 15 días), y el sistema de salud colapsa tras el crecimiento exorbitante de contagios. En tanto, si el número es igual a 1 o inferior, representa que una persona contagia al menos a otra persona en promedio, y ello indica que el virus tiende a desaparecer.

Según el ministro de Salud porteño, Fernan Quirós, el índice R0 sigue por estas horas estable en 1,05. "Sabíamos que la cantidad de casos iba a crecer; la semana que viene es clave", sostuvo días atrás Diego Santilli, vicejefe de gobierno de la Ciudad.

Como moraleja de las recientes experiencias vividas, nos queda que no debe hacerse un culto al individualismo ni a la exaltación del placer, pero tampoco está bien discriminar entre diferentes segmentos de la población, como si se tratase de una pelea entre buenos y malos, mas cuando el enemigo invisible está al acecho.     

A la ancha grieta de la desigualdad se la combate con trabajo, esfuerzo, planificación, solidaridad, justicia y equidad. Estos valores deberían considerarse como  “cuestión de Estado” para no seguir empantanados en el fracaso.

Para desterrar cualquier estigma de ocasión, nada mejor que recordar las palabras del célebre Jorge Luis Borges sobre “lo que todo hombre debe hacer: luchar hasta transmutar los infortunios de sus circunstancias en gestos de gran transcendencia, en cosas eternas”.

Aquí y ahora, por encima de tantos imprevistos y desoladores infortunios, mirando hacia las nuevas generaciones, es urgente pensar en la titánica tarea que nos demandará “el día 0” de la pospandemia.

Shopping

MONEDAS Compra Venta
DÓLAR B. NACIÓN0,000071,750076,7500
DÓLAR BLUE1,5385128,0000132,0000
DÓLAR CDO C/LIQ3,8296-124,0394
EURO-0,011586,283086,3094
REAL0,060213,627713,6359
BITCOIN0,854911.848,020011.855,7400
TASAS Varia. Ultimo
BADLAR PRIV. Pr. ARS-2,092129,2500
C.MONEY PRIV 1RA 1D-21,621614,5000
C.MONEY PRIV 1RA 7D-20,512815,5000
LIBOR0,05311,0546
PLAZO FIJO0,000031,0000
PRESTAMO 1RA $ 30D-0,662861,4500
TNA 7 DIAS-0,302846,0900
BONOS Varia. Último Cierre Día Anterior
BODEN 20150,00001.424,501.424,50
BOGAR 20180,00009,829,82
BONAR X0,00001.585,501.585,50
CUPÓN PBI EN DÓLARES (LEY NY)2,7523112,00109,00
CUPÓN PBI EN PESOS-2,34742,082,13
DISC USD NY-0,847576,0576,70
GLOBAL 20170,00001.676,001.676,00
BOLSAS Varia. Puntos
MERVAL0,175050.994,4300
BOVESPA1,2900102.801,7600
DOW JONES0,680027.201,5200
S&P 500 INDEX0,64283.327,7700
NASDAQ1,000010.998,3980
FTSE 1001,10007.273,4700
NIKKEI-0,580021.803,9500
COMMODITIES Varia. Último Cierre Día Anterior
SOJA CHICAGO-0,0567323,8958324,0795
TRIGO CHICAGO-1,5174184,8209187,6685
MAIZ CHICAGO0,1608122,6329122,4360
SOJA ROSARIO0,0000241,00000,0000
PETROLEO BRENT-0,199245,080045,1700
PETROLEO WTI-0,663741,910042,1900
ORO1,33922.058,30002.031,1000

OpenGolf Newsletter

Anotate y recibí el resumen semanal del mundo del golf.

OpenGolf
Revista Infotechnology