Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

El efecto de la Ley Dodd-Frank en el 2016

En su informe al congreso de los EE.UU correspondiente al año fiscal 2016, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) reconoció que el Programa de Denuncias de la Ley Dodd-Frank adquirió dimensiones históricas. Desde que se inició en agosto de 2011 y hasta el 30 de setiembre de 2016, la SEC otorgó recompensas por un monto superior a u$s 111 millones, de los cuales u$s 57 millones se concedieron sólo en el año pasado. Es decir, que el total de recompensas conferidas en 2016 fue mayor que la suma de las recompensas adjudicadas en todos los años fiscales anteriores. De hecho, durante el período la SEC autorizó la segunda mayor recompensa de la historia del programa por un monto de u$s 22 millones.

Considerando las recompensas anunciadas por la SEC entre el 1 de octubre y el 6 de enero pasado que suman u$s 31 millones, el Programa ya ha concedido u$s 142 millones a 38 denunciantes desde su inicio.

El programa obliga a la SEC a pagar recompensas monetarias a aquellos individuos que proporcionen voluntariamente información original sobre una posible violación de las leyes federales de valores o de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) de los EE.UU que ha ocurrido, esté ocurriendo, o esté por ocurrir.

Administrado por la SEC, el programa se basa en tres pilares fundamentales: recompensas monetarias, prohibición contra represalias de empleadores, y la protección de la identidad del denunciante. La información proporcionada debe conducir a una exitosa demanda judicial de la SEC que resulte en una sentencia final que imponga sanciones monetarias superiores a u$s 1.000.000. El monto de la recompensa para el denunciante es entre el 10% y 30% del total de las sanciones monetarias.

Desde que se inició en 2011 y hasta el 30 de setiembre de 2016, la SEC recibió 18.334 denuncias, de las cuales 4.218 fueron recibidas solo durante el año fiscal 2016, el mayor de toda la historia del programa.

El programa de denuncias no está restringido a ciudadanos de los EE.UU. Individuos extranjeros viviendo fuera de los Estados Unidos pueden hacer denuncias ante la SEC y tener derecho a reclamar una recompensa. Al respecto, en 2014, la SEC recompensó con más de u$s 30 millones a un individuo extranjero que residía fuera de EE.UU.

Considerando sólo América Latina, desde que el programa comenzó y hasta el cierre del año fiscal 2016, la SEC recibió denuncias de 168 individuos, siendo México el país con el mayor porcentaje de informantes (33,3%), seguido de Brasil (20,2%) y Argentina (14,3%).

Las violaciones de las FCPA que pueden dar lugar a una recompensa comprenden el pago de sobornos a funcionarios de gobiernos extranjeros por parte de compañías de los EE.UU, o compañías extranjeras que tienen sus valores registrados en los EE.UU, incluyendo los pagos efectuados por subsidiarias de las mismas en países extranjeros, con el fin de obtener o retener negocios.

La SEC actualmente está siguiendo más de 800 investigaciones derivadas de denuncias de informantes y si bien no todas resultarán en acciones legales, muchas de ellas sí lo harán, lo cual le permitirá cumplir mejor con su misión de proteger a los inversores y al mercado de capitales en EE.UU.