Los acantilados rionegrinos, miradores del Atlántico

El Camino de la Costa corre paralelo al mar y une Viedma con Bahía Creek y propone hacer altos en la playa para disfrutar del paisaje.

Considerada uno de los mejores destinos del mundo para ver ballenas y fauna marina, la Ruta del Mar Patagónico propone cada mes un motivo diferente para recorrerla. Sorprende con paisajes espectaculares, animales, playas solitarias, gastronomía típica, deportes náuticos y el encanto de pueblos y ciudades costeras.

Uno de sus imperdibles es la Ruta de los Acantilados, en Río Negro, también conocida como Camino de la Costa. Corre paralela al mar y une Viedma con Bahía Creek. Invita a perder la vista en el océano Atlántico, ir parando en miradores, encontrarse con una fauna marina increíble o hacer un alto en una playa o un pueblo costero.

Se puede visitar todo el año y es ideal para hacer un roadtrip patagónico. Aunque el turismo de playa tiene su temporada alta de noviembre a marzo, para observación de aves y fauna es conveniente chequear el calendario, porque la sucesión de experiencias atrapantes casi no tiene baches a lo largo del año.

El balneario El Cóndor está a poco más de 30 kilómetros de Viedma y ofrece un paisaje de acantilados y extensas playas ideales para la práctica de deportes de viento y la observación de aves. El lugar cuenta con la colonia de loros barranqueros más grande del mundo. Visitar la colonia, con miles de parejas anidando, es un espectáculo que atrae a visitantes de todo el mundo.

La Lobería es un balneario único, con acantilados, sectores de arena y de canto rodado y, cuando hay bajamar, piletones naturales de roca. A 3 kilómetros, la Reserva Faunística Provincial de Punta Bermeja es una de las colonias más grandes de lobos marinos de un pelo en Sudamérica.

Más adelante, Bahía Creek (a casi 100 kilómetros de El Cóndor) se define por una palabra: tranquilidad. Y se destaca por sus aguas claras, médanos suaves y playas enormes. Se pueden ver ballenas y toninas overas entre julio y septiembre. En Bahía Creek, la ruta provincial se corta por los médanos. Para continuar viaje, hay que regresar a Viedma y desde allí tomar la ruta nacional 3 y luego la ruta provincial 52, que conecta con la 1 pasando Bahía Creek.

La Ruta del Mar Patagónico, que incluye la de los Acantilados, es una de las diecisiete que forman parte de La Ruta Natural, el primer programa integral de desarrollo y promoción del turismo de naturaleza creado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación. Su principal objetivo es consolidar a la Argentina como un destino de clase mundial, promoviendo el turismo de naturaleza y acompañando el desarrollo de territorios y comunidades para garantizar un turismo responsable.

Temas relacionados
Más noticias de La Ruta Natural