Historias de marcas

Qué pasó con Fotolog, la red social de los 2000 que intentó volver pero fracasó

Llegó a tener más de 34 millones de usuarios, pero perdió lugar ante el avance de Facebook. Su fallido relanzamiento en 2017.

En esta noticia

Redes sociales hay muchas, pero pocas (o ninguna) generaron un impacto cultural como Fotolog, que incluso llegó a tener su propia tribu urbana. Su simpleza se volvió atractiva para sus millones de usuarios en el mundo y tuvo a la Argentina como uno de sus principales mercados. Cómo pasó de ser uno de los sitios más visitados a nivel global a desaparecer por completo.

Scott Heiferman quería aprovechar el boom de los blogs, pero buscaba hacer algo diferente. Había estudiado Marketing en la Universidad de Iowa y en 1994 fundó una agencia de publicidad digital la cual vendió cinco años después por u$s 15 millones. Emprendió de nuevo y fracasó. Ahora tenía que empezar de nuevo.

Scott Heiferman fundó Fotolog en 2002. Hoy trabaja en Amazon.

Creía que un blog enfocado en las fotos podía ser un buen nicho, aunque no quería incentivar una sobreutilización del sitio. Por eso decidió poner un límite: una foto por día y 20 comentarios por posteo para las cuentas gratuitas. Les contó a sus amigos sobre el proyecto y se sumaron Adam Seifer, como CEO, y Michael Montero, en el puesto de jefe "arquitecto".

Preinstagram

En tan solo un año Fotolog pasó de 200 miembros a casi 200.000. Aquel crecimiento tan repentino también les trajo más de un color de cabeza porque, a nivel técnico, no estaban preparados para esos números. "Fue Instagram, pero 10 años antes de Instagram", describe Heiferman en su perfil de LinkedIn.

La compañía generaba ingresos por dos vías: por un lado la publicidad, con banners y links; y, por el otro, con los usuarios gold que pagaban una suscripción mensual. Entre 2004 y 2006 consiguieron alrededor de u$s 8 millones en financiamiento y con ese capital duplicaron su crecimiento para llegar a 20 millones de miembros en 2007. Para esa época se habían mudado a una oficina en Nueva York desde la que 25 personas trabajan full time en la compañía.

Argentina era uno de los principales mercados de Fotolog y Agustina Vivero (Cumbio), una de sus referentes.

Si bien había surgido en los Estados Unidos, buena parte de los usuarios de Fotolog provenían de mercados hispanohablantes. Argentina y Chile eran dos de los más grandes con unos 9 millones de cuentas entre ambos países.

El inicio del fin

En agosto de 2007 el grupo francés Hi-Media desembolso u$s 90 millones para quedarse con la compañía. La idea era expandir la red en Europa y apoyarse en la expertise de sus nuevos dueños en el negocio publicitario. Sin embargo, Facebook empezó a comerle terreno.

Hi-Media decidió cerrar las oficinas en Nueva York en 2011 y concentrar la operación en Francia. Cinco años después, sin ningún aviso previo, cerró el sitio que contaba con más de 1000 millones de fotos en su base.

Regreso frustrado

Pero casi al mismo tiempo que se bajaba la persiana de su web también se empezaba a delinear su relanzamiento. El argentino nacionalizado español Gustavo García Brusilovsky compró la empresa, la renombró Fotolog Innovation Labs y trasladó su hub a Barcelona.

En 2017 intentaron relanzarla como una app móvil, pero el proyecto se cerró dos años después.

Según detalló Michael Lin, entonces CEO de la marca, a Business Insider, el plan implicaba un regreso de la plataforma en 2017, tras recibir una inyección de capital de parte de la aceleradora Wayra. El proyecto duró solo dos años.

"A pesar de tener más de 1 millón de usuarios mensuales activos durante el último mes, competíamos con gigantes, como Facebook, en un espacio muy áspero. Fallamos en levantar mayor financiamiento para implementar nuestro plan de monetización", describe Lin en su perfil de Linkedin.

Hoy al ingresar a Fotolog.com uno puede encontrarse con un sitio de noticias virales, listas y rankings. En tanto, existen foros y grupos en Facebook con personas que reclaman cómo recuperar sus fotos viejas.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.