Belleza saludable

Loción de linaza, el plus natural que combate el frizz y es anti age

Las semillas de lino, tan al alcance de la mano, tienen varias propiedades beneficiosas para nuestra piel y cabello. Conoce todo sobre su preparación y sus poderes.

En esta noticia


En el mundo de la belleza, siempre estamos en búsqueda de productos naturales que nos ayuden a cuidar nuestra piel y cabello de la manera más saludable posible y sin sacrificar nuestros bolsillos. 

La emulsión de semillas de lino se ha convertido en un verdadero tesoro para muchos, gracias a sus beneficios hidratantes y nutritivos. ¿Te gustaría aprender cómo preparar esta maravilla en la comodidad de tu hogar? 

Paso a Paso: cómo hacer emulsión de semillas de lino en casa

Ingredientes

  • 2 tazas de agua filtrada
  • ¼ taza de semillas de lino

Instrucciones

  1. Preparación de las semillas de lino: Coloca las semillas de lino en un colador y enjuágalas bajo agua fría para eliminar cualquier residuo. Esto asegurará que tu emulsión sea pura y libre de impurezas.

  2. Hervir las semillas de lino: En una olla pequeña, lleva las 2 tazas de agua filtrada a ebullición. Una vez que el agua esté hirviendo, agrega las semillas de lino y reduce el fuego a medio-bajo.

  3. Cocinar a fuego lento: Deja que las semillas de lino se cocinen a fuego lento durante unos 10-15 minutos, revolviendo ocasionalmente. Notarás que el agua comenzará a espesar y adquirir una textura gelatinosa.

  4. Colar la mezcla: Una vez que la mezcla haya espesado lo suficiente, retira la olla del fuego y deja que se enfríe un poco. Luego, cuela la mezcla a través de un colador fino o una gasa para separar las semillas de lino de la emulsión.

  5. Almacenamiento: Vierte la emulsión de semillas de lino en un frasco limpio y hermético. Puedes almacenarlo en el refrigerador por hasta una semana para mantenerlo fresco.

Cómo utilizar la emulsión de semillas de lino

  Las semillas de lino son especiales para la salud de la piel y el cuero cabelludo dado los ácidos grasos esenciales y ácidos alfa linoleicos que contiene y que son muy útiles para fortalecer el pelo y la piel.  

Su uso semanal generará cambios notorios en cómo te ves y así es cómo puedes aplicarla tanto en tu rostro como en tu cabello.

  • Acondicionador capilar: Aplica una pequeña cantidad de emulsión de semillas de lino sobre el cabello húmedo después del lavado. Deja actuar durante unos minutos y luego enjuaga. Notarás cómo tu cabello queda suave, brillante y fácil de peinar.

  • Tratamiento para la piel: Utiliza la emulsión como una loción ligera para hidratar y calmar la piel seca o irritada. Su textura suave y no grasa la hace perfecta para todo tipo de piel, incluso para aquellas propensas a brotes de acné.

Temas relacionados
Más noticias de Estados Unidos