Solo 50 unidades

Tito vuelve: abren segunda venta del auto eléctrico 'made in' San Luis

Después del éxito del lanzamiento, su fabricante, Coradir, lo ofrece de nuevo con descuento y financiamiento. Cómo conseguirlo y a qué precios

Tito, el auto eléctrico de San Luis que creó el fabricante de electrónica Coradir, recibió un aluvión de reservas en su preventa durante los primeros días de mayo. 

La empresa debió cerrar las inscripciones ante la cantidad de pedidos que tuvo. Cerró más de 100 operaciones y 150 interesados quedaron afuera.

Después del furor inicial, se lanza un segundo lote de preventa, con 50 unidades que estarán disponibles desde este martes a partir de las 12 horas del mediodía, hasta agotar stock.

¿Se viene una Ranger 'verde'? Ford anuncia u$s 30.000 M para hacer vehículos eléctricos

En esta fase, el vehículo se ofrece a u$s 13.500, versus el precio final de lista, de u$s 15.000. Se comercializará con una venta financiada: un 40% de anticipo y 50 cuotas fijas en pesos, con una tasa Badlar+7 al momento de la compra, sujeto a aprobación crediticia. 

"La preventa fue muy exitosa, sorprendió y superó las proyecciones que teníamos. En atención a los interesados que no lograron un lugar en la misma, sacamos una segunda tanda", dice Juan Manuel Baretto, presidente de Coradir.

¿Cómo acceder a la preventa? Los interesados deben inscribirse en la sección "Quiero mi Tito" en el sitio web de la empresa. La reserva se concreta con una seña de $ 19.700 y la totalidad del pago se efectúa a los 120 días, cuando se entrega el vehículo.

Tito sale a la preventa de nuevo

"En esta segunda etapa, mantenemos dos beneficios exclusivos de la primera: una garantía de cinco años o 100.000 kilómetros (lo que ocurra primero) y el pack de baterías de litio con una garantía de ocho años", apunta Baretto.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

El modelo se suma al cordobés Volt y el Sero Electric, fabricado en el Parque Industrial Tecnológico Aeronáutico de Morón (Pitam), en la provincia de Buenos Aires.

Tito se presenta como un vehículo sin combustible y económico, que funciona con un propulsor eléctrico de alta eficiencia y consume un 90% menos que un naftero. "Es silencioso (libre de ruido y vibración) y no genera emisiones de dióxido de carbono", afirma el directivo de la compañía.

Tiene una autonomía de 100 kilómetros con una carga eléctrica de ocho horas y su velocidad máxima es de 65 kilómetros por hora, dado que está pensado, principalmente, para ser utilizado en la ciudad.

Tito sale u$s 13.500 en este momento

Posee cuatro asientos y los traseros son rebatibles 

para lograr más espacio en el baúl. 

Trae una pantalla LED HD táctil, radio, Bluetooth, cámara de retroceso, cierre centralizado, levanta vidrios eléctricos y mando a distancia.

"Originalmente, pensamos en usar baterías de plomo, pero las reemplazamos por las de litio, más eficientes y ecológicas", comenta Baretto. El auto está diseñado para que quien lo adquiera no tenga que hacer ninguna modificación en su casa: directamente se enchufa a un conector domiciliario de 220V.

"La carga en el hogar implica, generalmente, realizar adaptaciones. El proceso es más lento, pero no le genera ningún inconveniente al usuario, ya que el cargador viene integrado al auto y no necesita adecuación: se deja enchufado por la noche y a la mañana siguiente la carga ya está completa", indica el presidente de la firma.

Tito no requiere mantenimiento prácticamente

Otra característica del vehículo es que, prácticamente, no requiere mantenimiento. Solo hace falta una revisión de frenos, amortiguadores y neumáticos.

A futuro, la empresa planea crear otros dos modelos: un utilitario de carga y otro con un chasis de aluminio y llantas más grandes.

CÓMO SURGIÓ EL DESARROLLO DE TITO

Coradir nació en 1995 y se dedica a la fabricación y venta de artículos de electrónica y electrodomésticos, como computadoras, notebooks, celulares, accesorios, aspiradoras y televisores. Además, provee luminaria LED, equipos informáticos, servicios de Internet y software a medida.

La idea de crear un auto eléctrico surgió a partir de la alianza comercial con la productora de baterías Probattery, con la cual la pyme ya realizó varios proyectos. "Ofrecemos un amplio rango de productos y todos los años nos embarcamos en un desarrollo disruptivo", cuenta Baretto.

El primero fue la elaboración de baterías de litio para smartphones en una planta que Coradir tiene en Tierra del Fuego. Luego, le siguió otro de baterías inteligentes para antenas de computación y centros storage en el polo productivo de Probatterry en Buenos Aires.

En esta preventa, habrá 50 unidades disponibles

Cuando empezaron a pensar en la creación de baterías para dispositivos de movilidad sustentable, como monopatines y automóviles, notaron que había una baja demanda, ya que aún es escasa su producción en el país."Tuvimos que generar la propia demanda de las baterías que buscábamos fabricar. Así, nos propusimos generar una plataforma de desarrollo de un auto eléctrico, un sistema base. Pero a medida que avanzamos, estábamos muy cerca de producir un vehículo. Entonces decidimos crear el nuestro", explica Baretto.

Coradir invirtió u$s 1,5 millón de fondos propios para montar una nueva línea de producción para el desarrollo de este auto, que demandó dos años. El prototipo ya estaba listo desde el año pasado.

¿Por qué este nombre? "Hicimos una 'tormenta de ideas' y quisimos darle una impronta nacional, en lugar de usar términos en inglés. Cuando recibimos el folleto de la publicación en una instancia de evaluación, el archivo tenía como nombre 'Tito'. Nos pareció gracioso y simpático, en alusión a un coche chiquito", describe Baretto.

Tags relacionados

Comentarios

  • SC

    sebastian C.

    Hace 13 días

    Un amigo de Uruguay se compro la versión china original que es el Sunshine M1, En Uruguay se justifica ya que la nafta es carísima y paga la mitad de patente que allí un auto normal paga 5% del valor del auto al año. Funciona despacio, pero lo lleva a todas partes, tiene una autonomía real de 100 km y se enchufa en cualquier red

    0
    1
    Responder