Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
SBS FONDOS
DÓLAR
/
MERVAL

PointState, un fondo accionista de TGLT, compró el hotel Sheraton de Retiro

Se quedó con ese hotel y el Park Tower, que eran de Marriot –y que los seguirá administrando-. El fondo anunció que invirtió u$s 100 millones y que hará reformas. En el sector aseguran desembolsó u$s 175 millones.

El Sheraton fue el primer hotel de una cadena internacional en el país, en 1972. En 1996 se abrió el Park Tower.

El Sheraton fue el primer hotel de una cadena internacional en el país, en 1972. En 1996 se abrió el Park Tower.

Finalmente, el tradicional hotel Sheraton Buenos Aires, ubicado en el barrio de Retiro, cambió de manos. PointState Argentum, filial del fondo estadounidense PointState Capital y accionista entre otras empresas de la desarrolladora inmobiliaria TGLT, cerró la compra de ese hotel y el Park Tower, en el mismo terreno, que estaban en manos de la cadena Marriott International.

Marriott seguirá administrando los hoteles y mantendrá las marcas Sheraton y Park Tower, según aclaró PointState Argentum, dueño ahora de las propiedades, en un comunicado.

El fondo informó que pagó u$s 100 millones por la compra, pero fuentes del sector aseguraron a El Cronista que la transacción habría rondado los u$s 175 millones y que TGLT habría participado también con una participación muy minoritaria.

UN VÉRTIGO CONSTRUCTOR

TGLT no frena su avance. La firma de real estate creada en 2005 por Federico Weil, dueña de las marcas Forum y Astor, entre otras, anunció el viernes pasado la compra del 82,3% de la constructora Caputo, que estaba en manos de varios accionistas, por u$s 109 millones, incluido Nicolás Caputo. Y busca comprar el resto a futuro. En 2017, se quedó por u$s 40,7 millones con un terreno detrás del Sheraton de Retiro, en una subasta del Estado, donde hará oficinas.

El fondo informó además que realizará una inversión significativa para renovar y mejorar las habitaciones de ambos hoteles, el espacio para reuniones y otras áreas comunes.

“Esta es una transacción altamente atractiva que destaca nuestro compromiso de invertir en Argentina a largo plazo. Creemos que la reinserción de Argentina en el mundo impulsara el crecimiento del sector turismo. Estamos muy contentos de asociarnos con una franquicia global líder como Marriott y poder revitalizar el Sheraton Buenos Aires, el hotel más grande e icónico de Buenos Aires”, destacó Darío Lizzano, managing director y senior portfolio manager de PointState Argentum.

En ese mismo predio, fuentes del sector aseguraron a este diario que PointState levantaría al menos otra torre, para comercializar como oficinas.

El dato no es menor. PointState ingresó como accionista a TGLT, fundada y presidida por Federico Weil, a principios de 2015, tras adquirir parte de las acciones que PDG Realty tenía en la compañía. Desde entonces, la desarrolladora no paró de crecer.

La semana pasada, TGLT, anunció la compra del 82% de la constructora Caputo, por u$s 109 millones. Y en octubre pasado, había adquirido por u$s 40,7 millones un predio detrás del Sheraton, en la zona Catalinas, en una subasta Agencia de Administración de Bienes del Estado, donde prevé levantar un edificio de oficinas de 30 pisos.

En noviembre del año pasado, durante la visita de Mauricio Macri a Nueva York, miembros del fondo PointState (Zach Schreiber, su fundador en 2010, y el argentino Darío Lizzano, al frente PointState Argentum, que maneja las inversiones del fondo en el país) se reunieron con el Presidente y algunos de sus ministros, para conversar sobre sus proyectos de inversión en la Argentina (ver aparte).

Según información de TGLT, PointArgentum Master Fund (filial local de PointState Capital), controla desde marzo de 2015 el 13,6% de las acciones de TGLT.

El primero internacional

El tradicional establecimiento de Retiro, donde también funciona el Park Tower, de la misma cadena, estaba en venta, al menos, desde que Marriott compró a nivel global Starwood, dueña de Sheraton entre otras marcas, en noviembre de 2015.

En la actualidad, las cadenas buscan expandirse a través de la administración y/o franquicias de hoteles, cuyas propiedades están en manos de terceros. Y Marriott no es la excepción; su modelo de base en la gestión de hoteles, que pertenecen a terceros.

EL FONDO INVERSOR DEL MOMENTO

El nuevo dueño del Sheraton y Park Tower de Retiro, es PointState Argentum, filial local del fondo neoyorquino PoinsState Capital.

En noviembre pasado, el fundador del fondo en 2010, Zach Schreiber, y el director de PointState Argentum, el argentino Darío Lizzano, se reunieron con el presidente Mauricio Macri y funcionarios en Nueva York, durante el viaje del Gobierno para atraer capitales. Según trascendió, PoinState Capital maneja inversiones por u$s 3.600 millones en el país y, en la reunión, habrían manifestado a Macri su interés en invertir en obras de infraestructura, a través de programas de Participación Público Privado (PPP).

PoinState participa en 167 empresas. En la Argentina, participa en Pampa Energía, de Marcelo Mindlin; Banco Macro; TGS; Banco Supervielle y en YPF. A través de PoinState Argentum, ingresó en 2015 a TGLT. También es accionista de Plaza Logística y en Genneia, de energía renovable.

El Sheraton es, además, un emblema en la ciudad. Fue el primer hotel de cadena internacional en la Argentina, en 1972. En 1996, se inauguró el centro de convenciones, con lo cual pasó a llamarse Sheraton Buenos Aires & Convention Center. Luego se sumó el spa y se inauguró el hotel contiguo, Park Tower, de cinco estrellas. Cuenta con 24 pisos y 742 habitaciones, incluyendo 33 suites; dos piletas, dos canchas de tenis, Business Center, restaurantes y bares.

Marriott International anunció la compra de Starwood en noviembre de 2015, que finalmente completó en septiembre de 2016, por u$s 13.600 millones. Así, dio origen a la mayor cadena hotelera del mundo, con más de 5.700 hoteles y 1,1 millón de habitaciones en más de 110 países.

En la Argentina, la operación significó el regreso de Marriott, ya que había dejado de tener presencia en el país tras la venta del porteño Marriott Plaza Hotel al grupo Sutton, dueño de la marca Alvear, en abril de 2013, que desde el año pasado permanece cerrado por reformas.

Marriott se quedó así con los 10 establecimientos que tenía Starwood en el país, nueve de la marca Sheraton y el Park Tower de Retiro. Pero, tras el cambio de propietarios del icónico Sheraton Iguazú en el Parque Nacional el año pasado, que pasó a gestionar la española Meliá, suman ahora nueve los establecimientos de Starwood.

A ellos, hay que agregar otros dos más que se abrieron bajo la marca Tribute Portfolio, en Mendoza y Bariloche. Además, Marriott prevé la apertura de un nuevo establecimiento este año, bajo el nombre Sheraton Greenville Polo & Resort, en la localidad bonaerense de Hudson.