Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La economía de Brasil acumula tres trimestres de crecimiento

La actividad se expandió un 0,58% en los últimos tres meses. Esperan un resultado positivo para este año que logre quebrar la recesión que arrastra desde 2015

Refuerzan las perspectivas de recuperación gradual tras la recesión

Refuerzan las perspectivas de recuperación gradual tras la recesión

La actividad económica de Brasil creció un 0,58% en el tercer trimestre de 2017 frente al segundo, y completó tres trimestres seguidos de expansión. Si se mantienen estos números, el Banco Central y los economistas confían en dejar atrás la recesión de 2015 y 2016 y lograr un pequeño crecimiento económico este año.

"Este resultado corrobora nuestra expectativa de mejora gradual de la actividad económica, con crecimiento del PBI en el tercer trimestre. También esperamos una aceleración de la actividad económica en el último trimestre que garantice que la economía crecerá este año", señala un informe del banco Bradesco.

La reacción económica en 2017 tras la mayor crisis de Brasil en las últimas décadas fue constatada por el llamado Índice de Actividad Económica (IBC-Br), un indicador calculado mensualmente y con que el Banco Central intenta anticipar el comportamiento del PBI del país.

Según el organismo emisor, la actividad económica brasileña creció 0,4% en septiembre frente a agosto, con lo que compensó la retracción del 0,37% que sufrió en agosto comparada con julio.

El mismo indicador muestra que la actividad económica del país acumula un crecimiento del 0,43% en los primeros nueve meses de 2017 frente al mismo período de 2016, pero este dato aún no tiene en cuenta efectos estacionales.

El reporte se conoce tras las sólidas cifras minoristas de la semana pasada y sugiere que las perspectivas para un repunte gradual tras la recesión más grave en más de 100 años siguen intactas.

La reducción de las tasas de interés, el declive del desempleo y una inflación más lenta han sido conductores del gasto del consumidor.

Las cifras además deberían disipar el temor de que una medida del gobierno que permitía a los trabajadores a hacer retiros anticipados de un fondo de indemnización por despidos, que expiró en julio, habría aportado una parte sustancial del fuerte crecimiento del segundo trimestre.

Sin embargo, es improbable que el alza en la actividad avive la inflación porque las empresas siguen lidiando con capacidad ociosa y porque el avance del empleo se concentra en trabajos informales.

Eso debería garantizarle al banco central margen para bajar la tasa de interés de referencia Selic a un mínimo histórico para diciembre, tal como esperan muchos economistas.

El Ministerio de Trabajo indicó además que la economía brasileña sumó un neto de 76.599 empleos en octubre, el séptimo mes consecutivo de ganancias y el mayor incremento dentro de ese período. Entre enero y octubre de este año, Brasil abrió un neto de 302.189 puestos de trabajo, a medida que la economía del país deja atrás su peor recesión en los registros.