Boris Johnson quiere un Brexit rápido y planea tratarlo antes de navidad

El objetivo es acelerar el Acuerdo de Retirada pactado con la Unión Europea en el nuevo parlamento (de mayoría conservadora) para cumplir con el plazo del 31 de enero

Luego de la aplastante victoria de los conservadores, el primer ministro británico Boris Johnson, se prepara para cumplir con su promesa de terminar con el Brexit para el próximo 31 de enero.

El objetivo de Johnson es presentar el Acuerdo de Retirada pactado con la Unión Europa (UE) en el flamante parlamento británico –donde ahora tiene la mayoría, con 365 bancas–, antes de navidad para cumplir con los tiempos que exigen desde Bruselas. Luego se avanzará en un acuerdo comercial con la UE que, en , se definiría en diciembre de 2020.

Michael Gove, jefe de Gabinete de Johnson aseguró que "gran parte de los detalles que hay que negociar están ya en la declaración política (que acompaña al Acuerdo de Retirada), así que gran parte del trabajo ya está hecho".

Quién es Boris Johnson, el líder británico que pretende completar el Brexit

Por otra parte, se espera que Johnson anuncie algunos cambios en su equipo, en una especie de avance de lo que será una mayor reestructuración una vez que la salida del Reino Unido sea efectiva. "Habrá un gabinete para llevar a cabo el 'brexit' y luego habrá un gabinete para implementar la agenda de Boris que cambiará el país", le resumieron a EFE fuentes vinculadas con el gobierno británico.

Se especula que los cambios podrían incluir al Ministerio de Cultura, cuya titular, Nicky Morgan, renunció antes de las elecciones; a la cartera para Gales, ya que Alun Cairns también se fue del Gobierno; y a la de Medio Ambiente que dirigía Zac Goldsmith, quien perdió su escaño en los últimos comicios.

Brexit: elecciones generales para definir si habrá una salida ordenada o una ruptura sin acuerdo

Mientras en el plazo inmediato Johnson se concentrará en llevar a cabo el Brexit, después de enero se espera que empiece a trabajar de cara a sus próximos 5 años de gobierno y que cumpla con otras promesas de campaña como, por ejemplo, mayores inversiones en el sistema nacional de salud y educación y mejorar la economía en zonas rezagadas del país.

En unas elecciones históricas, los conservadores lograron quedarse con varios distritos tradicionalmente laboristas gracias a una estrategia que apuntó especialmente a los servicios públicos. Johnson se comprometió a impulsar una mejora del NHS (el Servicio de Salud Nacional) y aumentar el gasto sanitario hasta en 40.600 millones de euros para 2024.

Los laboristas, por su parte, se encaminan a una gran reforma, luego de que Jeremy Corbyn llevara al partido a la peor derrota desde 1935.

Tags relacionados