NOVEDADES

Crean un material tan ligero como el plástico y más resistente que el acero

Ingenieros del MIT desarrollaron un nuevo material que podría aplicarse tanto para la construcción de puentes, estructuras, coches o teléfonos móviles.

La evolución científica y tecnológica sigue sorprendiéndonos. Cada vez hay más descubrimientos e innovaciones que siguen impulsando al creciente campo de la ciencia. Ahora, ingenieros químicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han desarrollado un material más resistente que el acero, pero tan liviano como el plástico y que además, puede producirse en masa.

Se trata de un polímero bidimensional que, a diferencia de todos los demás polímeros que forman cadenas unidimensionales, este puede ensamblarse en láminas, proceso que hasta ahora se daba por imposible ya que en los resultados anteriores había fallos en la resistencia y otras propiedades.

En la nueva investigación, publicada en la revista Nature, se detalla este nuevo método de producción que permite que los polímeros formen láminas 2D a la vez que conservan intacta su resistencia. El autor principal del estudio y profesor en el MIT, Michael Strano, detalla que el polímero bidimensional podría utilizarse como una especie de "capa protectora" para usarse en coches, teléfonos móviles, o incluso en materiales de construcción para puentes y otras estructuras.

"No solemos pensar en los plásticos como algo que pueda servir para sostener un edificio, pero con este material se pueden hacer cosas nuevas. Tiene propiedades muy inusuales y eso nos entusiasma", asegura, en un comunicado, Strano.

así lo han conseguido

El equipo comenzó el estudio experimentando con melanina de monómero que tiene una estructura de anillos de carbono y nitrógeno. En una solución expuesta a las condiciones adecuadas, este tipo de moléculas crece poco a poco en forma de disco apilándose una encima de la otra. Los enlaces de hidrógeno son los encargados de mantener las capas unidas.

"En lugar de hacer una molécula similar a un espagueti, podemos hacer un plano molecular similar a una lámina, donde hacemos que las moléculas se enganchen entre sí en dos dimensiones", dijo el autor del estudio, y agregó que: "este mecanismo ocurre espontáneamente en solución, y después de sintetizar el material, podemos recubrir por rotación fácilmente películas delgadas que son extraordinariamente fuertes".

Este sector será clave para Argentina en los próximos 70 años: ya genera u$s 91 M al año

Ingeniería al servicio del futuro

El equipo ha decidido llamar a este material 2 DPA1 y algunas de sus propiedades son realmente asombrosas. Además de ser ligero como el plástico y más resistente que el acero, se necesita hasta seis veces más fuerza para deformarlo que el vidrio a prueba de balas. También es completamente impermeable a gases y líquidos. Estas son algunas de las capacidades del polímero que podrían convertirse tanto en un revestimiento ligero y duradero para coches, parte de los componentes de un smartphone o como material resistente de construcción.

El próximo paso para este talentoso equipo estadounidense, será estudiar con más detalle cómo este polímero en particular puede formar láminas 2D, y están experimentando con el cambio de su composición molecular para crear otros tipos de materiales novedosos.







Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios