Argentina lidera el ranking latinoamericano en mejor nivel de inglés

El único estudio global EF Index Proficiency que rankea el nivel de inglés en el mundo, ubica a Argentina como el país con el dominio más elevado del idioma en América latina.

EF Education First presentó la edición 2020 del Índice de Dominio del Inglés (EF English Proficiency Index), basado en el análisis de más de 2.2 millones de personas en 100 países y regiones del mundo. Este único estudio a nivel mundial recauda información notable para una mejor comprensión de cómo influye el manejo del idioma en el desarrollo personal y profesional, y cómo se posiciona el individuo en relación con la economía nacional.

El EF English Proficiency Index, único ranking global del nivel de inglés, coloca como líder del idioma a Países Bajos con un puntaje de 652, equivalente a un nivel C1 del Marco Común de Referencia Europeo (avanzado inferior) siendo el nivel más alto que alcanza un país no nativo. Detrás le siguen el conjunto de países de la región escandinava (Dinamarca, Suecia, Finlandia, Noruega), que han logrado un óptimo desarrollo de la segunda lengua gracias a políticas de estado como un enfoque temprano en las habilidades de comunicación, exposición diaria al inglés dentro y fuera de las aulas en las escuelas, y educación del lenguaje específico para el ejercicio profesional en los últimos años de estudio, ya sea en una escuela vocacional o en la universidad.

En cuanto al panorama latinoamericano, el estudio arrojó que Argentina lidera el ranking con un puntaje de 566, equivalente a un nivel B2 (intermedio superior), y es el único país de la región en esta categoría. Y si bien tienen un resultado inferior, Uruguay y Bolivia han mejorado su resultado contra años anteriores, lo que refleja el éxito de sus planes de inversión en educación y  acceso a nuevas tecnologías, factores clave que se vinculan con la competitividad internacional y la proyección económica. Además de un cambio en la región en términos de inversión en la educación, el estudio explica que la brecha de género se ha acortado entre hombres y mujeres en el nivel de idioma, consecuente con los esfuerzos globales por lograr entornos profesionales y laborales más equitativos.

Volviendo a Argentina, su situación local muestra resultados significativos en el EF EPI. Un ejemplo claro, es el dominio de inglés que ha mostrado la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con un puntaje de 596 que marca una diferencia notable colocándose por encima de países como Suiza, República Checa y Grecia. Detrás de esta, la siguen muy de cerca las provincias de Santa Fe, Córdoba y Mendoza con un puntaje que los coloca en un nivel de alta capacidad de conocimiento del idioma. Además, el informe de 2020 destacó a las provincias de Tucumán y Corrientes que mejoraron significativamente su nivel respecto del año anterior y las ciudades de Mar del Plata, La Plata y Rosario siguen siendo las más referentes del país en el idioma.

Para el linguista Giorgio Lemmolo, director académico de Education First (EF), indicó : "Argentina tiene un nivel superior de inglés que países como Francia e Italia"

Según desarrolla el reporte del estudio, que está disponible online de forma gratuita en www.ef.com.ar/epi, el idioma demuestra que se relaciona estrechamente con aspectos como la innovación, el trabajo, la economía y la sociedad.

El inglés y la innovación, el trabajo y la economía

El EF EPI demuestra una correlación entre el dominio del inglés de los países y su desarrollo a nivel de innovación: los países que mejor hablan el inglés son también son los que más invierten en investigación y desarrollo, y los que tienen mayor cantidad de investigadores per cápita.

Para las organizaciones, contar con un ambiente diverso y una cultura de dominio del inglés es clave para la adquisición del mejor talento; para los profesionales e investigadores, el inglés es una herramienta fundamental para mantenerse al día con las novedades en su campo.

En un mundo tecnológico e hiperconectado, el inglés ya no abre puertas; las cierra. A diferencia de las décadas en las que el dominio de un idioma extranjero era una facilidad para acceder a mejores posiciones, hoy en día es un requisito básico para muchas ocupaciones.

De acuerdo al estudio, las generaciones de entre 21 y 40 años son las que mejor hablan inglés; en cuanto a cargos, los rangos gerenciales son los que destacan, incluso por encima de los ejecutivos. Ambos datos reflejan que hoy, más que nunca, el idioma es un factor clave para crecer y desarrollarse en las organizaciones. Países como Suiza, Estados Unidos, Singapur, y la región escandinava (Suecia, Dinamarca, Finlandia) se colocan primero en el 2020 Global Talent Competitiveness Index demostrando que este último punto es importante para generar, hacer crecer y retener ese talento local.

Si bien no existen pruebas contundentes de que el éxito económico de un país tenga su origen en el inglés, el EF EPI explica una correlación entre el dominio del idioma con indicadores como el producto bruto interno.

Desde la facilidad para hacer negocios hasta la eficiencia del comercio internacional, numerosas variables explican la medida en la que un país con mejor inglés logra insertarse y crecer en el plano global. Países como Holanda, Alemania, Bélgica y toda la región escandinava según datos del Banco Mundial de 2018, demuestran que estos países con un alto nivel de inglés generan importantes ganancias en su ingreso neto per cápita con un promedio que ronda los 43.372 USD.

 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios