Gastronomía

La receta original del pastel Matilda, la tarta Tenerina: el paso a paso para llegar a este postre chocolatoso

El postre más chocolatoso en su versión con menos azúcar para preparar en el hogar. Promete dejarte flipando por su textura y sabor húmedo e intenso.

En esta noticia

La torta o tarta tenerina, es un dulce bizcochuelo típico del Ferrarese en Italia que se da a conocer un poco antes de la primera guerra mundial y extiende su fama por la inmigración hasta la segunda, siendo hoy en día un postre con  reversiones en todo el mundo. 

Se podría hablar de la inspiración original del pastel Matilda, por su intenso sabor a chocolate y la forma en la que esta nube se desarma en la boca, bajo la costra que forma y puede llegar a recordar a un brownie

La humedad de esta tarta es irrepetible y comparte el puesto con la repostería tradicional de Italia junto a los cannoli y el tiramisú. Una receta fácil y rápida, para compartir con los colegas y la familia ya que endulzara hasta aquellos paladares no tan amistosos. 

Por la calidad del postre se recomienda utilizar chocolate con 70% cacao para que así el sabor chocolatoso sea más intenso.

Una porción muy chocolatosa de este postre típico italiano. Fuente: Wikipedia

Rinde: 8 personas

Tiempo de preparación: 1 hora

Bill Gates compartió su playlist navideña en Spotify: ¿cuáles son sus canciones favoritas para las fiestas?

Escapada de Navidad: esta es la ciudad portuguesa ideal para pasar las fiestas en familia

Ingredientes para una tarta tenerina deliciosa:

  • Huevo: 4
  • Azúcar: 100 g
  • Chocolate negro: 200 g
  • Mantequilla sin sal: 100 g
  • Maizena: 50 g
  • Esencia de vainilla: 5 ml
  • Sal: 2 g
  • Azúcar glasé para servir

Emigrar a Irlanda: estos son los apellidos que te permiten solicitar la ciudadanía de inmediato

Adiós iPhone: Samsung estrena una función que cambiará las llamadas para siempre, ¿cómo funciona?

Cómo preparar una torta de chocolate sin levadura ni polvo de hornear:

  1. Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde redondo de fondo desmontable con una capa de papel de horno y a los bordes agregarle mantequilla y maicena.
  2. Separar las claras de las yemas de los huevos. Reservar las claras aparte.
  3. Colocar el chocolate troceado a baño maría. Agregar la mantequilla, mezclar bien para incorporar, apartar del fuego y añadir la vainilla y la sal.
  4. Batir con batidora de varillas las yemas y la mitad del azúcar, durante varios minutos hasta que adquiera un color pálido y textura cremosa. Agregar la maizena tamizada e incorporar.
  5. Semimontar las claras reservadas, luego agregar el resto del azúcar, sin dejar de batir hasta obtener una especie de merengue brillante y muy esponjoso.
  6. Añadir el chocolate fundido con la mantequilla a la mezcla de yemas en forma de hilo, removiendo bien con las varillas. Agregar las claras montadas en tres tandas que se incorporarán con movimientos envolventes.
  7. Colocar la mezcla en el molde y llevar al horno durante 30/40 minutos. Desmoldar y decorar con azúcar glasé.

El intenso sabor a chocolate es el éxito de esta receta. Fuente: Archivo
Temas relacionados
Más noticias de Chocolate