Estudio científico

Ducharse en exceso, ¿perjudicial para la salud? Esto dicen los expertos de Harvard

Ducharse a diario puede no ser tan beneficioso para nuestra piel. Descubre la frecuencia ideal y los impactos de productos habituales.

En esta noticia

Aunque a muchos les sorprenda, ducharse cada día no es tan sano como parece. Este hábito crucial para la higiene personal se ha convertido para muchos en una rutina, ya sea para reactivarnos a primera hora del día o para poder afrontar la noche de manera relajada tras un día duro. Parece que pocos puedan cuestionar la utilidad y necesidad de una ducha.

Ducharse en exceso, ¿perjudicial para la salud? Esto dicen los expertos de Harvard. (Imagen: Pixabay)

Los efectos de los productos en la piel 

Sin embargo, esto es lo que sucede. Claro, el agua y el jabón son ideales para eliminar suciedad y bacterias y prevenir así enfermedades víricas y de transmisión fácil, pero también para hidratar y nutrir la piel. Sin embargo, estos productos, así como las mascarillas o cremas exfoliantes, por mucho que estén elaborados con ingredientes testados o ecológicos, pueden acabar haciendo mella en nuestra piel.

Ahora una investigación publicada por el doctor Robert H. Shmerling, editor de la revista Harvard Health Publishing, ha puesto énfasis en otra implicación. En concreto, los investigadores alertan de posibles irritaciones y picores, pero también infecciones o reacciones alérgicas por exceso de duchas.

Ducharse en exceso, ¿perjudicial para la salud? Esto dicen los expertos de Harvard. (Imagen: Pixabay)

Recomendaciones sobre la frecuencia de las duchas 

Los investigadores dejan claro la importancia de la ducha para retirar suciedad, restos de grasa y ayudar a combatir la sequedad y picazón por la falta de agua. Todas estas secuelas, remarcan, pueden ser fácilmente identificables con un chequeo visual o incluso olfativo.

Entonces, la pregunta es obvia. ¿Cuántas duchas son aconsejables a la semana? Ellos consideran que lo óptimo son unos cuatro baños a la semana, siempre que la persona no esté sucia o sudorosa, por ejemplo, por haber realizado alguna actividad deportiva o por el exceso de calor. 

Además, aconsejan que a poder ser se hagan con agua tibia y baños cortos que no vayan mucho más allá de los tres minutos.

Temas relacionados
Más noticias de ducha