PROBLEMAS GLOBALES

Bill Gates pronóstica un oscuro futuro para todos: ¿qué hay que cambiar ya, según el magnate?

El magnate estadounidense levanta la voz de alarma mientras piensa en su nieta por venir. ¿Qué dijo esta vez?

La idea de convertirse en abuelo emociona mucho a Bill Gates incluso cuando tiene que escribir sobre ello. "Empecé a mirar el mundo a través de una nueva lente hace poco, cuando mi hija mayor me dio la increíble noticia de que seré abuelo el año que viene", escribió Gates en una carta publicada en su blog personal, Gates Notes.

Sucede que ja hija de Gates, Jennifer, de 26 años, y su marido, Nayel Nassar, esperan su primer hijo para 2023. "Simplemente teclear esa frase, 'Seré abuelo el año que viene', me emociona", escribió el multimillonario filántropo de 67 años, que ganó su fortuna al cofundar Microsoft en los años setenta. 

"Y el pensamiento da una nueva dimensión a mi trabajo. Cuando pienso en el mundo en el que nacerá mi nieto, me siento más inspirado que nunca para ayudar a que los hijos y nietos de todos tengan la oportunidad de sobrevivir y prosperar."

Luego, Gates resume la labor que su organización filantrópica homónima, la Fundación Gates, realiza en favor de los niños que viven en la pobreza en el mundo, para mejorar la educación, la preparación ante pandemias y la lucha contra la polio y el sida.

Gates también habla del trabajo que está haciendo para combatir el cambio climático, tanto a través de la Fundación Gates como apoyando a empresas climáticas en fase inicial con su empresa de inversión Breakthrough Energy Ventures.

La respuesta de los líderes actuales al cambio climático repercutirá en las generaciones futuras, que es el primer punto que Gates señala en la sección de su carta en la que aborda el cambio climático.

"Puedo resumir la solución al cambio climático en dos frases: Tenemos que eliminar las emisiones globales de gases de efecto invernadero para 2050", escribe Gates. "El clima extremo ya está causando más sufrimiento, y si no llegamos a cero emisiones netas, nuestros nietos crecerán en un mundo dramáticamente peor."

Las implicaciones son enormes, y el reto también. "Llegar a cero será lo más difícil que el ser humano haya hecho jamás", escribe Gates. "Tenemos que revolucionar toda la economía física -cómo fabricamos cosas, nos desplazamos, producimos electricidad, cultivamos alimentos y nos mantenemos calientes y frescos- en menos de tres décadas."

Gates empezó a trabajar en el cambio climático cuando se enteró de las luchas de los pequeños agricultores de los países en los que trabajaba su organización filantrópica homónima. La Fundación Gates financia trabajos de adaptación al clima, ayudando a la gente a adaptarse a las implicaciones de un mundo que se calienta.

Elecciones 2023: ¿cuándo se vota en España?

Alerta autónomos: estos son los cinco consejos de última hora para exprimir la Renta 2022-2023

"Parte de la idea de que los más pobres son los que más sufren las consecuencias del cambio climático, pero las empresas no tienen un incentivo natural para fabricar herramientas que les ayuden", escribe Gates.

"Una empresa de semillas puede obtener beneficios de, por ejemplo, un nuevo tipo de tomate con un tono rojo más bonito y que no se magulla con facilidad, pero no tiene ningún incentivo para fabricar mejores variedades de yuca que (a) sobrevivan a inundaciones y sequías y (b) sean lo suficientemente baratas para los agricultores de bajos ingresos del mundo", escribe Gates. "El papel de la fundación es asegurarse de que los más pobres se benefician de las mismas habilidades innovadoras que benefician a los países más ricos."

Bill Gates también gana dinero con la lucha contra el cambio climático

No toda la labor climática de Gates es filantrópica. Breakthrough Energy Ventures financia empresas en fase inicial que trabajan para crear y hacer crecer empresas que descarbonicen diversos sectores de la economía. La creación de empresas con ánimo de lucro para abordar un problema que afecta al bienestar de la población mundial puede parecer de mal gusto de parte de Gates, que ya tiene una fortuna a su nombre: USD 103.600 millones, según Forbes al pasado lunes.

Pero Gates afirma que descarbonizar la industria mundial es un problema demasiado grande incluso para sus profundos bolsillos.

"La filantropía por sí sola no puede eliminar los gases de efecto invernadero. Sólo los mercados y los gobiernos pueden alcanzar ese ritmo y esa escala", afirma Gates. Cualquier beneficio que multimillonario obtenga de las inversiones que realice en empresas de Breakthrough Energy volverá a destinarse a la lucha contra el cambio climático o a la fundación filantrópica, afirmó. Además, si las empresas que trabajan para hacer frente al cambio climático pueden ser autosuficientes, eso animará a otros inversores a invertir en ellas.

"Las empresas necesitan ser rentables para poder crecer, seguir funcionando y demostrar que existe un mercado para sus productos", escribe Gates. "El incentivo del beneficio atraerá a otros innovadores, creando una competencia que hará bajar los precios de los inventos de emisiones cero y tendrá un impacto significativo en las emisiones de los edificios."

Bill Gates pronóstica un oscuro futuro para todos: ¿qué hay que cambiar ya, según el magnate?

"Por desgracia, en cuanto a los objetivos a corto plazo, nos estamos quedando cortos. Entre 2021 y 2022, las emisiones mundiales aumentaron de hecho de 51.000 millones de toneladas equivalentes de carbono a 52.000 millones de toneladas", escribe Gates.

El lunes, el secretario general de las Naciones Unidas también subrayó la sombría realidad del momento actual del cambio climático.

Cada vez es más difícil ahorrar en España: qué se puede esperar para 2023

Esta peseta te permitirá obtener más de 2000 euros: cómo reconocerlas

"Seguimos avanzando en la dirección equivocada", declaró António Guterres. "La brecha global de emisiones está creciendo. El objetivo de 1,5 grados está jadeando. Los planes climáticos nacionales se están quedando lamentablemente cortos."

A pesar de lo sombrío del momento climático actual, Gates se muestra optimista ante el aumento de la inversión en tecnologías de descarbonización. "Estamos mucho más avanzados de lo que habría predicho hace unos años para conseguir que las empresas inviertan en avances sin carbono", escribe Gates.

El dinero público destinado a la investigación y el desarrollo climáticos ha aumentado en un tercio desde el acuerdo climático de París de 2015, y en los Estados Unidos, las leyes aprobadas este año destinarán USD 500.000 millones a alejar la infraestructura energética estadounidense de las fuentes basadas en combustibles fósiles, según Gates.

El dinero privado también se está invirtiendo a buen ritmo en tecnologías climáticas. Las empresas de capital riesgo han invertido USD 70.000 millones en nuevas empresas de energía limpia en los dos últimos años, según Gates.

Temas relacionados
Más noticias de Bill Gates