Las razones que le planteó Manes a Vidal cuando rechazó la candidatura

El neurocirujano esquivó sumarse a una lista 'amarillo puro'. Se consolida ahora en el Gobierno el plan de competir con 'soldados propios'.

La escena de Cristina Fernández de Kichner sobre el escenario de Arsenal con una becaria del Conicet que investigaba neurociencia y se quedó sin beca lo turbó.

En Cambiemos consideran altamente probable que la elección de la ex Presidenta no haya sido casual en el acto en que buscó rodearse de casos reales, personas afectadas por las políticas del macrismo, en el mismo tono y forma que lo hacen los macristas bajo el influjo del consultor estrella Jaime Durán Barba.

El miércoles por la noche, al día siguiente de esa imagen, Facundo Manes recibió en su casa a la gobernadora María Eugenia Vidal y a Durán Barba.

Nunca había habido una oferta concreta ni un sí del neurocirujano pero sí varios sondeos y ensayos de apariciones públicas en la playa durante el verano. Durante la cena, Durán Barba hizo un repaso de la situación política de Cambiemos y de la transformación que vio en la ex Presidente el martes. Describió errores del Gobierno y subrayó que es un momento en que hay que darle una mano a Mauricio Macri y redoblar el esfuerzo en la carrera electoral para ratificar el rumbo. Incluso, como lo hizo en público, expresó cierta preocupación por las chances electorales de CFK a quien este último fin de semana vio “fuerte , “inteligente y con estrategia.

Con ese argumento alentó a Manes a sumarse a la lista de candidatos a diputados nacionales en Buenos Aires. Lo mismo hizo la gobernadora Vidal, que de todos modos le aclaró que no definirían quién jugaría en qué lugar hasta no tener certeza de si Cristina Fernández será candidata y si lo será a senadora o a diputada nacional.

Ya se había retirado Durán Barba cuando con su tono suave Vidal le preguntó a Manes si estaría dispuesto a jugar en cualquier posición, incluso no ser el número uno en las listas. El argumento, defendido por el jefe de gabinete Marcos Peña, es que si juega Cristina las cabezas de lista en Buenos Aires tienen que ser soldados de Macri, “amarillos puros como Esteban Bullrich ya ahora el elegido en Cambiemos para disputar el cargo de senador nacional. A esa pregunta Manes dijo que no. Y dijo que no, aseguran cerca suyo, no solo por la ubicación en la lista sino también por lo que sintió al ver por televisión a la becaria del Conicet que investigaba neurociencia aplicada a los niños en situación de pobreza, justo lo mismo que él proyectaba difundir como candidato en Buenos Aires y en lo que trabaja como asesor de la gobernación. De hecho, la política de ciencia es una de las cosas que en voz baja ha señalado Manes al Gobierno aunque no lo haga público. Dicen cerca suyo que el médico está convencido del cambio de rumbo con este Gobierno, razón por la que evaluó la posibilidad de dejar su actividad privada por la política, aunque también está convencido de que ese cambio debe ser amplio e incluir otras voces y no amarillismo puro, según habría transmitido a Vidal.

La gobernadora no se dio por vencida aunque se fue casi segura de que Manes no sería candidato. Le explicó que la mañana siguiente, jueves, empezarían a definir las listas en una reunión de mesa chica entre el Presidente, Peña, ella y Horacio Rodríguez Larreta.

Manes le agradeció, le dijo que se sentía “honrado de que lo consideren para ayudar pero que no lo tienta este escenario, ni las intrigas de palacio ni un segundo lugar donde su apuesta a visibilizar la neurociencia quede solapada por otras peleas.

Hoy por la mañana volvieron a reunirse. En un nuevo encuentro cordial, según las fuentes, Vidal hizo la oferta para que Manes fuera el número dos. Y el doctor dijo que no. Ganó Peña, que logra imponer listas amarillo puro PRO en los lugares expectantes.

Tags relacionados
Noticias del día