PANORAMA GLOBAL

Advertencia del FMI por una herramienta "rudimentaria" que Argentina y EE.UU. usan contra la inflación

Un informe firmado por dos economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI) afirma que la suba de precios global persistirá y que la tasa de interés como herramienta de control de los bancos centrales, "puede ser una herramienta rudimentaria".

En esta noticia

Un estudio reciente del Fondo Monetario Internacional (FMI) sugiere que los bancos centrales del mundo deberían acostumbrarse a convivir con inflación por un tiempo, debido a la incertidumbre de la recuperación, la duración de la pandemia y la guerra en Ucrania.

Al mismo tiempo, argumentaron que la receta única de subir las tasas de interés para combatir la inflación global, tal como marca la teoría monetaria tradicional, "puede ser una herramienta rudimentaria".

El BCRA complicado: la meta que no podrá cumplirle al FMI, según el mercado

Pesce y Guzmán apuestan a alargar vencimientos de las colocaciones

El análisis fue publicado mientras los especialistas siguen expectantes por la cifra de inflación de marzo, que será publicado por el Indec el miércoles 13, pero que consultoras privadas estiman un mínimo de 6% para el tercer mes y acumulada de este año del 14,4%, según relevó días atrás El Cronista.

QUÉ DICE EL INFORME DEL FMI SOBRE EL CONTROL INFLACIONARIO

El estudio, firmado por los economistas Ruchir Agarwall y Miles Kimball,  considera la suba de precios que tomó impulso en 2022 en el mundo y afirma que "pese a que la teoría económica estándar establece que la inflación se saldrá de control bajo una combinación prolongada de ciertas políticas monetarias y fiscales, si la inflación persiste, merece un examen más detenido".

Los autores sugirieron que no hay una receta única para combatir la inflación, ya que "la respuesta depende tanto de la distribución de los shocks en la economía como de cómo reaccionan los bancos centrales (y los ministerios de finanzas)".

También manifestaron que, para el caso estadounidense, estas subas de precios no serían perjudiciales en el largo plazo: "No experimentaremos un aumento descontrolado de la inflación más allá de un par de años en el futuro"

"La aversión de los bancos centrales por la inflación puede ser suprimida dado el impacto duradero a largo plazo de la pandemia, la incertidumbre sobre la recuperación y la tentación de inflar las cargas de deuda más altas a nivel mundial", explican los economistas acerca de las políticas usuales de los bancos centrales para combatir la inflación, que incluyen por ejemplo, retirar dinero en poder de los consumidores.

La receta única de subir las tasas de interés para combatir la inflación, tal como marca la teoría monetaria tradicional, "puede ser una herramienta rudimentaria"

Aquellos que se resisten a bajar la inflación, y por ende, "poner fin a la recuperación prematuramente, citan una menor participación en la fuerza laboral en comparación con los niveles previos a la pandemia", señalaron. En consecuencia, explican que muchos bancos hoy tienen tasas de referencia mucho más bajas que las que deberían tener para combatir la inflación, debido a que siguen priorizando la recuperación.

EL CASO ARGENTINO: TEMOR POR LA INFLACIÓN E INMINENTES SUBAS DE TASAS

El cuestionamiento sobre las formas de control de la inflación y la mesura ante la suba de precios, analizadas desde Estados Unidos hacia un marco global, distan de ser asimilables al panorama actual en Argentina.

El presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, semanas atrás, afirmó que desde el oficialismo están "preocupados por la suba de precios", y por las condiciones sociales y de falta de acceso al crédito internacional que impiden resolver el problema inflacionario con un shock inmediato. La única salida coyuntural, según el economista, sería aumentar la producción.

En lo que va de 2022 el Banco Central aumentó -en tres tramos- de 38% al 44,5% la tasa de interés de la política monetaria, con el objetivo de llevar el rendimiento de los depósitos a un nivel positivo respecto de la inflación, de modo que "la gente se mantenga en pesos, no gaste todo su dinero en bienes o no corra hacia el dólar, sea comprando billetes o haciendo cobertura con importaciones".

"Esperamos que la inflación cambie esta tendencia que ha tenido en los últimos meses y se desacelere. En ese juego es donde vamos a seguir midiendo la posibilidad de subir la tasa de interés o mantenerla", afirmó el funcionario.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.