Fumadores piden más información sobre las alternativas libres de humo

Lo revela una encuesta de Philip Morris Internacional, la principal tabacalera a nivel global. La compañía viene trabajando desde hace más de 15 años en la transformación de la industria.

En 2016, Philip Morris International (PMI), la principal tabacalera del mundo, se comprometió públicamente con construir un futuro libre de humo y para lograrlo, la compañía lleva invertidos más de 8.100 millones de dólares en investigación y desarrollo. Además, como parte de este proceso, busca escuchar a los consumidores y aprender de sus necesidades y opiniones. Atravesando este proceso encontraron que existe una creciente demanda de información clara para tomar decisiones formadas sobre el uso de alternativas libres de humo.

Con un escenario donde la tendencia es buscar soluciones de riesgo reducido al hábito del uso del tabaco, la empresa produce y comercializa en más de 70 países productos alternativos que, sostienen, presentan menores riesgos para la salud que los cigarrillos convencionales.

Según revela una encuesta internacional recientemente publicada por PMI, hay algunos grupos de opinión que están promoviendo confusión al respecto de las alternativas libres de humo al cigarrillo a pesar del aumento en el apoyo de la sociedad y de autoridades sanitarias a esas soluciones que están científicamente demostradas como una mejor opción para los adultos que de otra manera seguirían fumando.

La encuesta, que busca entender el grado de comprensión fue realizada entre casi 30 mil adultos de 26 países, fue realizada por la compañía de investigación independiente Povaddo y revela que un gran número de fumadores adultos siguen sin saber que existen mejores alternativas a los cigarrillos o están confundidos por información falsa o engañosa que les impide tomar una decisión informada.

Según se desprende del trabajo de investigación, existe una clara demanda pública por una revisión colectiva de los hechos y la ciencia sobre los productos sin humo. Casi ocho de cada diez encuestados (79%) están de acuerdo en que los fumadores adultos que de otro modo seguirían consumiendo cigarrillos deberían tener acceso a información precisa sobre las alternativas sin humo. En Argentina, esa cifra alcanza al 86% de los encuestados.

"La gente espera que los organismos de salud pública y los reguladores lleguen a un consenso científico en torno a las alternativas sin humo innovadoras y proporcionen a los adultos que fuman información basada en la evidencia sobre estos productos", dijo Grégoire Verdeaux, Vicepresidente Senior de Asuntos Externos de PMI.

Hoy sabemos que 63% de los adultos que fuman estaría dispuesto a cambiar a una alternativa mejor si tuviera claro en qué se diferencian de los cigarrillos.

Los consumidores requieren más información

La encuesta también muestra el grado de confusión del público en torno a los productos sin humo: casi la mitad de los adultos encuestados creen erróneamente que los productos de tabaco calentado son más nocivos o igual de nocivos que los cigarrillos (45% y 46%, respectivamente, para cada categoría de productos). De los adultos que fuman, el 63% estaría más dispuesto a cambiar a una alternativa mejor (como los productos de tabaco calentado) si tuvieran claro en qué se diferencian estos productos de los cigarrillos y la ciencia que los sustenta.

La encuesta también explora las actitudes del público hacia los estudios científicos realizados por los fabricantes de productos sin humo. La mayoría de los adultos encuestados (82%) cree que sus gobiernos tienen la responsabilidad de revisar y considerar objetivamente las pruebas científicas sobre los productos alternativos sin humo procedentes de fabricantes como Philip Morris. Además, casi tres cuartas partes (72%) apoyan que las compañías tabacaleras trabajen con los gobiernos, los reguladores y los expertos en salud pública para garantizar que los fumadores adultos tengan acceso a información precisa sobre las alternativas sin humo.

"La desinformación sobre las alternativas sin humo, a menudo basada en opiniones, es un problema persistente que tiene consecuencias en el mundo real. Adoptar los hechos, las tecnologías innovadoras y la ciencia es una responsabilidad compartida por la industria, las autoridades sanitarias y los gobiernos, y es lo mínimo que podemos hacer para impulsar un cambio positivo para el mundo. En Philip Morris International, damos prioridad a la transparencia a medida que transformamos nuestro negocio para ofrecer un futuro sin humo, invitando a los hacedores de política, a la comunidad científica y a las ONG a revisar y verificar nuestros hallazgos científicos. Al proporcionar a los fumadores adultos información basada en la ciencia sobre mejores alternativas, podemos acelerar el descenso de las tasas de fumadores", cerró Verdeaux.

Contenido patrocinado por Massalin Particulares.

Tags relacionados