U$D

LUNES 10/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Oil Combustibles negocia ahora con Pampa Energía y los dueños de Puma

Frustrado el acuerdo con la rusa Lukoil, la petrolera que en teoría es de Cristóbal López trata de cerrar, con la firma de Marcelo Midlin y con la holandesa  Trafigura, nuevos convenios que le permitirían mantener abastecida de naftas y gasoil a su red comercial.

Oil Combustibles negocia ahora con Pampa Energía y los dueños de Puma

Frustrado la semana pasada el acuerdo de aprovisionamiento con la rusa Lukoil, Oil Combustibles negocia con Pampa Energía y la holandesa Trafigura -dueña en el país de las estaciones de servicio Puma- nuevos convenios que le permitirían a la concursada petrolera -en los papeles, perteneciente a Cristóbal López- mantener abastecida de naftas y gasoil a su red comercial, de más de 300 bocas.

Hoy, Eduardo Favier Dubois, el abogado de Oil, solicitó -con carácter urgente- al juez que lleva adelante el concurso de la empresa, Javier Cosentino, la aprobación de ambos contratos, en no más de 24 horas. El magistrado tomó nota del pedido y ordenó librar las cédulas para notificar a los tres co-administradores que él había designado en la compañía, a la sindicatura y al comité de control. La compañía pidió que ambos convenios se aprueben en simultáneo, “ya que de nada sirve abastecer nafta sino abastecemos gasoil”.

Consultadas, fuentes de Ceibo -como se llama el ex Grupo Indalo desde que lo gestionan Ignacio Rosner y Santiago Dellatorre- respondieron que hablarían de los convenios una vez que recibieran las autorizaciones correspondientes.

El negocio a aprobar con Pampa es para la compraventa de naftas. La empresa de Marcelo Mindlin ofreció hacer, hasta el 31 de marzo, compras diarias de un lote de hasta 18.000 metros cúbicos disponibles, a un costo semanal de $ 60 millones. "Se trata de una base para gasolina súper en pequeños lotes del orden de los 600 m3, a fin de evitar el desabastecimiento de nuestra red -alegó Oil-. 

El precio de compra de la misma se estimó en u$s 520/m3, ó $ 10.206, a un tipo de cambio de $ 20,45, con impuestos específicos de 7138 $/m3, lo cual hace un total de $ 11.692.168 para los 600 m3 diarios. El precio es muy bueno y, adicionalmente, aceptarían cheques de terceros que tenemos en cartera. Estamos cerrando esta operación”.

La propuesta de Pampa incluye un segundo contrato, por cinco años, a partir del 1º de abril, que implicaría, además de la compra-venta de combustibles para uso de ambas compañías, el alquiler de tanques en la refinería de Oil en San Lorenzo, Santa Fe. Pagaría un anticipo equivalente a 24 meses: u$s 5,76 millones. El precio no contempla el uso del muelle.

En tanto, Oil inició gestiones con Trafigura, una vez que fracasó su entendimiento con Lukoil -y su trader, Victorio Podestá y Cía.- y tampoco llegó a un acuerdo con YPF para comprarle gasoil a la petrolera controlada por el Estado Nacional. Oil le adquirirá a la holandesa gasoil. El precio total del convenio es de 103 millones de pesos. 

“Esta oferta de suministro nos permitiría disponer 5000 m3 de gasoil grado 3 10 ppm este mismo lunes si fuera aprobada judicialmente. Ello nos permitiría mantener nuestra red abastecida desde esta semana, ya que podríamos comprar naftas a Pampa Energía con los cheques en cartera y comprar los primeros 2000 m3 de gas oil a Trafigura pagando con fuel-oil mediante transferencia de tanques‘.

“Ese gasoil no lo podríamos pre-pagar por falta de fondos. Trafigura toma el fuel-oil a un valor de liquidación de u$s 150/m3. Pero el flujo de fondos nos permitiría recomprarlo en el corto plazo, según lo expresamente pactado”, agregó Oil.

“El hecho de recibir sólo gasoil grado 3 hace ineficiente su mezcla con nuestro gasoil fuera de norma -se expandió la compañía-. Aproximadamente, la diferencia de precio para los primeros 2000 m3 respecto de la mezcla con grado 2 sería de unos $ 4 millones. Eso cubre la necesidad de la semana. Pero creemos que es un costo que conviene pagar para mantener la red abastecida y no perder estaciones por falta de abastecimiento”.

Adicionalmente, Oil le informó al juez que Trafigura anticipó que “el domingo próximo o posiblemente antes” podrá darle gasoil grado 2.

“Esta operación permite volver a abastecer la red esta semana y evita la pérdida de estaciones de servicio. Hoy, lunes 12, se cumplirán seis días con suministro deficiente, lo que autoriza a nuestros estacioneros a rescindir contratos”, advirtió Oil. “Si perdemos la red, perdemos el principal activo de la compañía”, subrayó.

Con ambos contratos, destacó su abogado, se abastece la red y la empresa tiene un margen operativo que le permitirá pagar gastos y salarios hasta el ingreso de un inversor estratégico. “También, permite usar nuestro stock de gasoil fuera de norma para pagar el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) adeudado de 2017”, aclaró.

No es un punto menor. El acuerdo con Lukoil se cayó porque el intermediario, Podestá, informó al juez que sólo accedería al negocio si había aprobación del magistrado y de la AFIP, el principal acreedor de Oil. Cosentino consideró el convenio “abstracto” ya que, al haberlo rechazado el ente recaudador, ya no hacía falta que él se expidiera.

Además de los $ 6000 millones -más intereses y punitorios- por los que inició la causa penal contra Cristóbal López, la AFIP le reclama a Oil otros $ 856 millones correspondientes al no pago del ITC durante 2017.

De hecho, mantiene retenidos o bloqueados $ 670,7 millones en cuentas de Oil. De ese monto, al 10 de marzo, restan cancelar $ 185,33 millones, según declaró el abogado de la petrolera.

Uno de los argumentos que usó la AFIP para rechazar el vínculo de aprovisionamiento con Lukoil -candidato a ser el inversor estratégico que espera Rosner- era que, con la operación convenida con la rusa, el sujeto en quien recaía el pago del ITC era el intermediario, Podestá, y no Oil. No ocurriría con los nuevos acuerdos. “Estos contratos no aumentan la deuda post concursal, ya que el ITC se paga al vendedor en el precio de compra y se recupera igual que el precio del combustible con las ventas. En otras palabras, este esquema de suministro no generaría deuda de ITC, ya que el mismo se le paga al proveedor”, alegó.

Oil, dice, le debe $ 661,3 millones a la AFIP por el impuesto a los combustibles (al margen del reclamo penal). “Al resultar su cancelación con el giro ordinario por la situación económica financiera actual de la compañía, se solicitará esta semana a la AFIP un pedido para que otorgue facilidad de pago, el cual será inicialmente satisfecho con la realización de activos no estratégicos que posee la compañía, una vez autorizado por la Justicia”. 

Menciona a la petrolera Cerro Negro (“por la que se estima obtener unos $ 360 millones”) y la venta de inventario de fuel-oil por $ 150 millones. “Con ello, estimamos que contamos con recursos más que suficientes hasta la entrada del inversor estratégico, que aportará, sólo por financiamiento de inventarios, por cerca de $ 1600 millones”, promete, en relación a otras gestiones que se realizan ante el organismo que, hoy, conduce Leandro Cuccioli.
 

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés