Negocios

IKEA contra la inflación: cuál es la estrategia de la empresa para seguir creciendo

La empresa sueca busca seguir creciendo en el país, a pesar del escenario de inflación. Cuál es su estrategia y cómo espera aplicarla en el corto plazo.

Con una política económica en Standby, fruto de los quehaceres políticos en pos de la investidura del gobierno, algunas empresas las que ponen de suyo para impulsar la economía

Es el caso de IKEA, una de las mayores empresas de gran distribución, afincadas en España, que decidió invertir 32 millones de euros para bajar el precio en 350 artículos de su catálogo, en un intento por frenar los efectos dañinos de la inflación en el bolsillo de los consumidores.

Así lo anunció el CEO de la empresa en España, Nurettin Acar, quien resaltó la importancia de mantener la asequibilidad y el acceso de los clientes a toda la gama de productos IKEA, en el actual contexto de aumento generalizado de precios.

"Con todas las dificultades que están afrontando diariamente los españoles en los últimos meses, desde IKEA teníamos que actuar y seguir invirtiendo para responder aún más y mejor a sus necesidades: estando más cerca cada día con nuestro plan de expansión y bajando los precios para ayudarles a mantener y mejorar su vida en el hogar con sus seres queridos", sostuvo Acar.

Nurettin Acar, CEO de IKEA en España (Fuente: IKEA)

La tasa de inflación del mes de septiembre se ubicó en el 3,5%, 9 décimas más que en agosto, lo que representa una subida de precios acumulada en lo que va del 2023 del 3,1%.

El plan de reducción de precios arrancó hoy en todos los productos vinculados al hogar, pertenecientes a sus principales gamas, como ser la KALLAX, HEMNES Y MALM, los más demandados por el consumidor local, entre las 36 familias de productos, de acuerdo a la información de la propia empresa.

Asimismo, se comprometió a "hacer un esfuerzo" para bajar los precios de envíos y recogida de mercaderías en lo que queda del año.

Con más de 500 tiendas de grandes superficies en el mundo, 20 de ellas en España, IKEA cerró en agosto último su ejercicio fiscal 2022-2023 con una facturación de 1954 millones de euros en España (sin contar las tiendas de las Islas Baleares y las Canarias), lo que redundó en un incremento de ventas del 7,4% del anterior ejercicio.

Números que, le permitieron impulsar, ese plan de contención de precios en sus productos, poco habitual en el mundo empresario, en medio de las turbulencias inflacionarias.

IKEA su último ejercicio fiscal en España con una facturación de 1954 millones de euros (Fuente: Shutterstock)

El anuncio tuvo lugar, a tan solo tres semanas de que Alfonso Merry del Val, presidente de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), a la que pertenece IKEA, criticara "la parálisis política" del gobierno, la que a su entender se traduce en "baja productividad" y representa "una señal de desconfianza hacia un país que se dirige al estancamiento debido a la inoperancia de sus responsables políticos a la hora de abordar las grandes reformas pendientes".

A primera vista, la decisión de IKEA, pasaría, precisamente, por resguardar los niveles de productividad, y, así, asegurar sus planes de inversión en el futuro inmediato.

Temas relacionados
Más noticias de IKEA