Zaffora, la exclusiva sastrería en Buenos Aires que impulsa el nuevo lujo

La personalización y la confección artesanal de los trajes hace que se trate de un proceso sustentable y único; todos los detalles.

En esta noticia

En el corazón de la vibrante ciudad de Buenos Aires, se encuentra una de las sastrerías más destacadas de toda la región, que ha logrado mantener la esencia de la confección artesanal con un toque de modernidad.

Ubicada en el icónico Pasaje Arroyo, en el elegante barrio de Recoleta, esta exclusiva sastrería de lujo se especializa en la creación de trajes a medida tanto para hombres como para mujeres. A la cabeza de esta tienda se encuentra Nicolás Zaffora, un renombrado sastre internacional y tercera generación de artesanos italianos, quien supervisa todas las operaciones tanto a nivel nacional como internacional.

¿Qué significa la sastrería ''bespoke''?

Nicolás Zaffora, experto en sastrería bespoke.

El término "Bespoke" se originó en Savile Row, la célebre calle londinense donde George Beau Brummell, la figura destacada de la moda inglesa en el siglo XIX, dio vida al concepto que él mismo personificaba: el dandy. Fue él quien reunió a los sastres en esta calle y la convirtió en sinónimo de sastrería a medida para el mundo.

Desde entonces, "Bespoke" es sinónimo de la distinción de la confección a mano y completamente artesanal. La experiencia Bespoke se realiza exclusivamente con cita previa y consta de entre 3 y 4 reuniones en la sastrería, y también se realizan visitas a domicilio.

Sastrería bespoke y sostenibilidad

De esta manera, la sastrería bespoke se caracteriza por crear prendas a medida y según las preferencias del cliente, desafiando el concepto de la moda rápida que se ha convertido en la norma en la sociedad actual.

El lujo auténtico sobrevive en la producción artesanal de sombreros, guantes, zapatos, muebles y trajes, entre otros, y es precisamente en este ámbito donde Nicolás Zaffora destaca. "No se trata de productos desechables, son productos diseñados y personalizados minuciosamente. Cada pieza habla tanto de la persona que la compra que se convierte en una extensión de su identidad", enfatiza el sastre.

Para Zaffora, la clave de la sastrería bespoke es la personalización.

Y agrega: "Cada prenda es cuidadosamente concebida y confeccionada por un experto en prendas de vestir, basándose en la subjetividad del cliente. Planificar nuestro vestuario, conocer nuestras necesidades y adquirir prendas de manera reflexiva y profesional es una compra responsable, meditada y bien pensada, en contraposición a la compra impulsiva por el simple deseo de gastar".

La clave de la sastrería: la personalización

La personalización abarca diversos aspectos. En primer lugar, se trata de comprender y sintonizar con la sensibilidad del cliente. Es esencial entender cómo se percibe a sí mismo y cómo desea presentarse. Además, se debe considerar la morfología de su cuerpo y cómo realzar sus proporciones de manera armoniosa, y esto implica también comprender las actividades y el estilo de vida del cliente.

‘'En cada chaqueta, camisa y pantalón que confeccionamos, se incorpora la esencia y el propósito de la vida de esa persona. Las elecciones de telas y diseños se basan en su autopercepción, dando lugar a prendas únicas y exclusivas. Los detalles, desde las solapas hasta los botones, están meticulosamente seleccionados para reflejar esa sensibilidad personal que trae consigo cada individuo hasta el último hilo y ojal'', cierra Zaffora.

Temas relacionados
Más noticias de Sastrería