Brasil: Lula recuperó su libertad tras la decisión de la Corte Suprema

El ex presidente salió de la cárcel de Curitiba tras pasar 538 días preso y habló ante los cientos de seguidores que esperaban por él desde ayer. "No tienen dimensión de lo que significa para mi estar hoy aquí con ustedes", les dijo.

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quedó en libertad este viernes, después de 19 meses en prisión, como parte de una condena a 8 años y 10 meses por corrupción, en el marco de la causa Lava Jato.

La liberación del ex mandatario se produjo pasadas las 17.30 (hora argentina) luego de que el juez Danilo Pereira Júnior, del Tribunal de Ejecuciones Penales de Curitiba, autorizara su salida de la cárcel, citando la sentencia del Tribunal Supremo (STF), que el jueves determinó que las penas de prisión empezarán a cumplirse solo cuando el acusado agote todos los recursos disponibles

En un fallo de menos de dos páginas el magistrado consideró que ya “no existen fundamentos para la ejecución de la sentencia . De esta forma, Lula, que permanecía preso desde el 7 de abril de 2018, recuperó su libertad tras pasar 538 días detenido.

El fallo del STF -contrario a una jurisprudencia del 2016- dejó la puerta abierta, además, para la liberación de otros 5000 condenados, entre ellos 14 implicados en el Lava Jato, que están en la misma situación que Lula.

Tras abandonar la cárcel Lula saludó a sus seguidores que desde ayer habían iniciado una vigilia frente a la Superintendencia de la Policía Federal. Luego se espera que viaje al Sindicato de Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, en el Gran Sao Paulo, su cuna política.

“Queridos compañeros y compañeras, no tienen dimensión de lo que significa para mi estar hoy aquí con ustedes. Toda mi vida conversé con el pueblo brasileño, y no me imaginé que el día de hoy iba a estar aquí conversando con los hombres y las mujeres que durante 580 días estuvieron diciendome ‘buen día, Lula’, ‘buenas tardes, Lula’, ‘Buenas noches, Lula’, no importa si llovía, si hacían 40 grados o si hacían cero grados, todo el santo día sus voces eran el alimento de la democracia que yo necesitaba para resistir , dijo Lula al tomar la palabra.

Desde un escenario montado frente a la sede de la Policía Federal en Curitiba, el ex presidente habló del proceso judicial que terminó con su detención y atacó al ex juez Sergio Moro, ahora ministro de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro, y al fiscal Deltan Dallagnol, coordinador del grupo de trabajo Lava Jato.

“El amor ganará. El odio no ganará en este país , dijo, ante el aplauso de los militantes presentes. Además, criticó la situación de desempleo del país y se refirió a Bolsonaro como un “mentiroso de las redes sociales.

La reacción del Gobierno

Mientras tanto, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, evitó pronunciarse sobre la liberación aunque salió a defender abiertamente a su ministro de Justicia, Sergio Moro, ex juez de Curitiba que encabezó la causa del Lava Jato y uno de los principales golpeados por la decisión del Tribunal Supremo.  

"Moro estaba cumpliendo con su misión. Si esa misión que él tenía no hubiera sido bien cumplida, yo tampoco estaría aquí; entonces en parte de lo que ocurre en la política de Brasil se lo debemos a Sergio Moro", dijo Bolsonaro en un acto oficial.

Eduardo Bolsonaro, diputado e hijo del mandatario, fue más contundente. "Sueltan a los bandidos y desarman al ciudadano. Pobres brasileños", escribió  en Twitter, para repudiar la decisión del Supremo Tribunal Federal.

Soltam bandidos e desarmam o cidadão. Pobre do brasileiro...

— Eduardo Bolsonaro (@BolsonaroSP) 8 de noviembre de 2019

Cagam na cabeça da sociedade, ignoram o risco de botar em liberdade 160.000 presos. Não esqueçam que latrocidas,p.ex., cometem seus crimes independente da vítima ser de direita ou esquerda.

Pedem prisão p assassinos de Marielle,mas querem soltar bandidos de seus partidos. Piada. https://t.co/yh0Ifo18ye

— Eduardo Bolsonaro (@BolsonaroSP) 8 de noviembre de 2019

Su hermano, Carlos Bolsonaro, concejal de Río de Janeiro y administrador de las redes sociales del presidente brasileño, escribió en Twitter: "Miles de presos serán soltados y atormentarán a todos más allá de la elección política, generará reflejos sociales y económicos serios internos y externos para quien está ahora y para quien puede venir".

Milhares de presos serão soltos e atordoarão a todos que independente de escolha política, gerará reflexos sociais e econômicos eríssimos internos e externos, para quem está aí ou quem virá. Contudo, o legal é lacrar! Pobre deste povo!

— Carlos Bolsonaro (@CarlosBolsonaro) 8 de noviembre de 2019

Por su parte, el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourao, también se manifestó en las redes sociales: "Hoy, 8 de noviembre de 2019, cabe preguntar: ¿dónde está el estado de derecho en Brasil? ¿Está al sabor de la política?".

Tags relacionados
Noticias del día