Fue sólo para socios

La trastienda del festejo en La Bolsa: de qué se habló a puertas cerradas

Están dispuestos a repetir su conmemoración si los funcionarios públicos ahora deciden ir

En esta noticia

El 168 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires fue atípico, ya que no hubo ningún funcionario público: el presidente Alberto Fernández no respondió a la invitación, y ni siquiera mandó a alguien en su lugar, como pasó cuando Mauricio Macri mandó a su jefe de Gabinete Marcos Peña, por ejemplo. 

Blue récord por "sugerencia" de no operar dólar Bolsa

En medio de la tensión cambiaria, la CNV analizó el mercado pero no definió medidas

Entretelones

La Bolsa no mandó invitaciones al resto del gabinete, ante la negativa presidencial. Sin embargo, cuando la ministra de Economía, Silvina Batakis, se enteró de que sería el aniversario, no le gustó que no haya presencia oficial. 

Por eso, quedó abierta la posibilidad a que haya una segunda conmemoración del aniversario, pero ahora con autoridades, como alguna vez ya pasó.

Al no haber presencia oficial, la elite del empresariado no fue de la partida, y ni siquiera se usó el primer piso, donde está el VIP para quienes poseen las tarjetas de un color especial, y el ultra VIP para los más selectos, donde va el presidente antes de dar su discurso.

El 168 aniversario de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires fue atípico, ya que no hubo ningún funcionario público: el presidente Alberto Fernández no respondió a la invitación, y ni siquiera mandó a alguien en su lugar 

A lo Milei

Por protocolo, el discurso de Adelmo Gabbi lo debe ver el presidente días antes, pero en esta ocasión no hizo falta, al no ir. 

"Me sería más fácil decirlo a viva voz, pero respetando nuestro protocolo y costumbres lo tengo que leer", comenta a este cronista antes de subir a la tarima, mientras en primera fila estaba la cúpula de Byma, con el presidente Ernesto Allaria y el gerente general Jorge de Carli a la cabeza.

Al mejor estilo Javier Milei, Gabbi propuso que el Estado, en su nivel nacional, provincial o municipal, no pueda tomar un empleado más, y si se necesita a alguien específico, que su designación sea por concurso

Al mejor estilo Javier Milei, Gabbi propuso que el Estado, en su nivel nacional, provincial o municipal, no pueda tomar un empleado más, y si se necesita a alguien específico, que su designación sea por concurso, que se elija por capacidad y por mérito, y no por militancia: "Así, el gasto público irá disminuyendo, sin despidos masivos, en la medida en que se vaya jubilando la planta actual".

Impuestos decrecientes

Además, propuso tener impuestos decrecientes para el que aumenta la producción o la inversión. Por ejemplo, si una empresa el último año exportó 100, y pagó de impuestos 40, ahora por el excedente de todo lo que produzca por encima de 100 no pagará tributo alguno. 

El Estado no perderá recaudación y el empresario tendrá un incentivo para aumentar la producción, tomar empleados y crecer en infraestructura. Y este acuerdo no debería ser modificado por 20 años.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.