VIAJES

Escapadas: el increíble y peligroso Pozo de los Aines, está en Zaragoza y así se puede visitar

Los turistas podrán recorrer el lugar y descubrirán mucha naturaleza al llegar al lugar. ¿Cómo ir?

En esta noticia

La comarca de Tarazona, en Zaragoza, dispone de lugares escondidos generados por la propia naturaleza y que han logrado deslumbrar a los turistas que visitan el lugar durante el fin de semana o en vacaciones. Y, además, es un lugar sobre el que giran distintas leyendas.

El Pozo de Aines es uno de los sitios más raros y curiosos para hacer en la comarca debido a que tiene una profundidad de 23 metros que se puede observar a 10 metros de altura.

Fuente: Shutterstock 

Franui: el chocolate de la Patagonia argentina que ya desembarcó en España y conquistó otros 18 países

Franui: el chocolate de la Patagonia argentina que ya desembarcó en España y conquistó otros 18 países

¿Qué característica tiene el Pozo de Aines y por qué visitarlo?

Es un paseo de senderismo. El lugar tiene cinco siglos, sin embargo, no hay una fecha exacta hasta que lo realizó Juan Bautista Labaña en su ‘Itinerario del Reino de Aragón' en 1610.

De acuerdo al sitio Griselinfo, El Pozo de los Aines es una dolina hecha de hundimientos de estratos calizos por el accionar de las aguas subterráneas.

El terreno donde está ubicado correspondió durante muchos años, como villa o torre de recreo, al Arcediano de Tarazona y en la actualidad la finca de olivos donde se encuentra es propiedad del Ayuntamiento de Grisel.

En ese sentido, el sitio señala que "es un gran pozo de 22 metros de boca, 23 metros de profundidad y hasta 32 metros de desnivel. Su descenso se efectúa mediante una cuerda, bien por su boca, o también por la cueva excavada por uno de sus costados, y posteriormente con una cuerda".

En cuanto a su vegetación han señalado que "contrasta con la de los aledaños, ya que el cúmulo de humedad deja el crecimiento de innumerables plantas autóctonas de lugares húmedos que tapizan las paredes de la sima y tapan su suelo. Ejemplo es el helecho llamado "lengua de ciervo" que no ha sido ubicado en otras simas y que se extiende por todo el fondo".

@dontworrybecamper Un lugar increíble %uD83D%uDD25%u2764%uFE0F ¿Lo conocíais? %uD83D%uDE0F #rutas #senderismo #parati #turismoespaña #zaragoza #viajar #tiktokviajes %u266C Calm Down - Rema

Todas las leyendas alrededor del tenebroso Pozo de los Aines

Con el correr de los años surgieron leyendas y llegaron a los oídos de la población. La más popular asegura que hacia 1535, los ciudadanos del pueblo de Grisel eran la mayor parte moriscos, musulmanes pertenecientes al cristianismo y en secreto seguían practicando su antigua religión.

Allí vivía un moro muy rico, Hamet-Ben-Larbi, quien fue a trabajar con su empleado para trillar un día festivo. Una vez que comenzó el trabajo, se oyó un gran estruendo y el moro, el trillo y las caballerías desaparecieron en un gran agujero que allí se hizo, el Pozo de los Aines. Los habitantes de Grisel asustados por aquel fenómeno lo identificaron como un castigo de Dios por trabajar en un día festivo.

Escapadas: estas son las ciudades más bonitas de España para viajar en febrero

Carnaval 2023: dónde quedan los mejores festejos en España y cuándo se celebran

¿Cómo llegar? 

Los turistas que quieran visitar el lugar en Tarazona o Zaragoza deberán ir por la ruta local que lleva a Grisel, luego ir hasta la Plaza de la Iglesia y seguir por la calle San Antón.

Durante el trayecto varios paneles darán todo tipo de información sobre la Comarca, Grisel y el Pozo.

Tags relacionados