Qué leer

Cuentos ilustrados para redescubrir el policial argentino

‘Con tinta y sangre‘ (Colihue) reúne relatos de Pablo de Santis, Elvio E. Gandolfo, Juan Sasturain y Adolfo Perez Zelaschi con dibujos de Omar Francia.

Un hallazgo macabro en un pueblo del territorio bonaerense profundo; el destino irrevocable de Ludueña, un profesional del hampa; el pasado sangriento que vuelve una noche a sentarse en las butacas del cabaret tropical Guayaba Club y la historia del gallego Cerdeira, que espera la muerte en compañía de un suspenso atroz, detrás del mostrador en su bar en Floresta Sur.

Así son los puntos de partida de los relatos que componen ‘Cuentos Policiales Argentinos, Con tinta y sangre‘ una notable edición de Colihue ilustrada por Omar Francia que reúne cuatro relatos de Pablo de Santis, Elvio E. Gandolfo, Juan Sasturain y Adolfo Perez Zelaschi. 

De este último, ‘Con tinta y fuego‘ rescata ‘Las señales‘, un relato con el que el autor fallecido en 2005 ganó un concurso en 1961 en el que Borges, Bioy Casares y Manuel Peyrou eran jurado y que es para Oche Califa, el prologuista del libro, ‘una elocuente muestra del policial nativo de los años ’60, con una escritura de jerarquía que demora el final, inquieta con sospechas y sorprende con la resolución‘.

Otro relato premiado que reproduce el libro -y le da el nombre- es ‘Con tinta y sangre‘ de Juan Sasturain, que ganó el concurso de la Semana Negra de Gijón de 1990. Para Califa, Sasturain ‘desarrolla una historia de ambientes y personajes caros a los ‘duros‘: un cabaret centroamericano con soldados yanquis y chicas bonitas‘ y agrega que ‘puede sospecharse una intensión de parodia a estos lugares comunes del género‘.

‘El error de Ludueña‘ de Elvio E. Gandolfo también es una historia de personajes y ambientes pero en este caso transcurre en la ciudad, donde lo que inquieta y maravilla a la vez es la cercanía en la que sitúa el autor a los profesionales del hampa con la ‘gente común‘ que van y vienen por la ciudad y se entremezclan en la plaza o en un café. 

Pablo de Santis, el autor más joven que publica en en el libro, propone por su parte un intrigante cuento desarrollado en un ambiente rural. En ‘La marca del ganado‘ todos son sospechosos, inclusive fuerzas paranormales, aunque la realidad siempre es más simple y trágica que la imaginación.

Inspirados en el género que desarrollaron maestros como Arthur Conan Doyle o Edgar Allan Poe pero sin olvidar los estilos personales ni rastros locales, los cuentos de ‘Con tinta y Sangre‘ son una destacada selección para redescubrir el policial argentino. 

Tags relacionados

Noticias del día