Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

El dueño de Richmond compra la mayoría accionaria de un laboratorio en Colombia

La farmacéutica de capital nacional cerró un acuerdo con Expofarma, una empresa con marcas propias y que está enfocada en el sistema nervioso central

El laboratorio de capital nacional Richmond busca seguir avanzando en su internacionalización y, dentro de esa estrategia de ganar mercados externos, adquirió una parte mayoritaria de una compañía colombiana.
La empresa que es presidida por Marcelo Figueras firmó un acuerdo de inversión con el laboratorio de capitales colombianos Expofarma por el cual se queda con el 51% del capital accionario. Según fue publicado en la Bolsa de Comercio la semana pasada, el acuerdo también contempla la posibilidad de que en un plazo máximo de 48 meses Richmond pueda comprar un porcentaje superior hasta llegar al 80% o el 100% del total del paquete accionario de Expofarma, lo cual dependerá de la voluntad del actual propietario de la firma colombiana de desvincularse plenamente o permanecer con el 20% del capital. Asimismo, según reflejan los sitios especializados de la industria farmacéutica como Pharmabiz, al momento del acuerdo realizó un primer aporte de capital del cual se desconoce el monto. La operación del ex dueño del Diario Crítica en la época del periodista Jorge Lanata, representa el primer paso de la ‘conquista’ de la región, donde también está analizando fusiones y adquisiciones en México y en Brasil.
En el entendimiento se incluye la posibilidad de llevar adelante el desarrollo tecnológico y extender las operaciones de ambas organizaciones, como la ampliación del plan de exportación, desde la planta de producción que Richmond posee en el Parque Industrial de Pilar, con capacidad para 200 millones de unidades en comprimidos o cápsulas, y con certificación del Mercosur y de INVIMA, la autoridad sanitaria colombiana, lo que es una ventaja ahora con el acuerdo con Expofarma.
Richmond es una empresa farmacéutica con 80 años en el mercado. Sus especialidades son: Infectología, Oncología, Cardiología, Sistema Nervioso Central y su tradicional línea hospitalaria. Su estrategia se basa en efectuar desarrollos elaborando productos farmacéuticos que tiendan a mejorar la adherencia del paciente al tratamiento, en especial en aquellas líneas donde el costo es fundamental para el acceso.
El año pasado lanzó un nuevo medicamento para las personas con VIH/sida. Se trata de Virontar N, que demandó un costo de producción y desarrollo de $ 7 millones en cinco años de investigación. Para Richmond, los medicamentos para el tratamientos de pacientes con VIH/Sida representan el 40% de su negocio y exporta un porcentaje de su producción a Latinoamérica.
Por su parte, la colombiana Expofarma es una farmacéutica fundada en 1992 en una casa del norte de Bogotá, pero tuvo que hacer una inversión en otro lugar, pues creció rápido. Su gerente general, Mario Augusto Bustillo pasó a otra locación y el 2008 puso a punto una planta de sólidos que cambió buena parte del negocio Tiene marcas propias y está enfocada en sistema nervioso central.