Alquileres: cuáles son las mejores garantías para firmar un contrato

Actualmente las garantías de fianza son una herramienta utilizada para los nuevos contratos de alquiler. Cuáles son sus ventajas.

El mercado de alquileres en Argentina fue enfrentando cambios significativos en los últimos años, especialmente con las fluctuaciones en las regulaciones y la demanda. Recientemente, la desregulación del mercado mediante un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en 2023 volvió a transformar el panorama.

Uno de los mayores obstáculos para alquilar una propiedad suele presentarse con la garantía requerida por los propietarios que muchas veces es difícil de obtener para los inquilinos. En ese sentido, la necesidad de una garantía efectiva y accesible sigue siendo crucial para asegurar el cumplimiento de los contratos.

En este contexto cambiante, Premium Group se destaca como un proveedor de soluciones para facilitar el alquiler de viviendas, oficinas y comercios. Su propuesta principal, las Garantías Premium, representa una evolución significativa de las tradicionales garantías propietarias, ya que ofrecen una forma más ágil y eficiente de asegurar el cumplimiento de los contratos de alquiler, a través de la garantía de fianza.

¿Cuál es la diferencia entre la garantía tradicional y la garantía Premium?

Antes de la aparición de la garantía de fianza, las opciones disponibles para garantizar un alquiler eran limitadas y poco efectivas. La garantía propietaria, aunque tradicionalmente aceptada, presentaba numerosos inconvenientes tanto para inquilinos como para propietarios. Muchos inquilinos no podían conseguirla, y para los propietarios era una opción ineficaz en caso de problemas. Las garantías bancarias y los seguros de caución tampoco ofrecían soluciones completas y adecuadas para el sector inmobiliario.

Las garantías Premium ofrecen una cobertura integral que protege a los propietarios de posibles incumplimientos de pago ya que cubre no solo el alquiler, sino también expensas, ABL, reconexión de luz y gas, agua y todos los gastos legales en caso de llegar a juicio, hasta la devolución del bien alquilado.

La clave está en el estudio de los futuros inquilinos: Premium Group analiza la capacidad y conducta de pago de cada solicitante, reduciendo significativamente la probabilidad de incumplimientos judicializados. Este enfoque demostró ser efectivo, ya que los casos de judicialización se redujeron, aunque cada uno que ocurre puede representar un costo significativo.

La reciente desregulación del mercado de alquileres generó un aumento en la demanda de este tipo de garantías. Con las nuevas condiciones de contratación, los contratos actuales suelen ser por dos años, con ajustes cada tres o cuatro meses, similares a los firmados antes de la implementación de la ley de 2020.

"El reto en Premium siempre es la mejora continua, la realidad nos desafía permanentemente. Justo ahora es atender una demanda creciente sin perder la calidad de nuestro servicio que nos caracteriza. La mejora continua se centra también en la mejora de los procesos, la automatización y digitalización. Muy pronto contaremos con lo que toda empresa deberá contar para el 2025: la inteligencia artificial ayudando a atender más y mejor a nuestros clientes", destacan desde la empresa.

Para más información ingresá a www.premiumgroup.com.ar.