SEGÚN EL ECONOMISTA JEFE DEL BANCO

“Brasil crece tan rápido que no es sostenible

“Empieza el segundo tiempo. Ganamos 2 a 0. Pero todavía hay que jugar. No podemos entrar a la cancha confiados . El paralelo futbolístico no podía faltar. Después de todo, estamos en Brasil. Pero la idea queda clara. América latina atraviesa un momento único pero el riesgo de la complacencia siempre acecha.

“No creo que se esté formando una burbuja en América latina. Creo más bien que recién salimos de una burbuja global y el trauma hace que veamos burbujas por todos lados. Tener miedo igual no es tan malo , comenta Ilan Goldfajn, el economista jefe del Itaú. Sobre las tensiones cambiarias que hoy recorren el mundo, Goldfajn dispara: “Esta guerra de monedas está generando más ruido que otra cosa. Es que tenemos un mundo muy distinto, en el que los países emergentes van a crecer y los desarrollados lo van a hacer muy poco .

Los riesgos, por supuesto, siempre están. Y el experto aclara que hoy China es el frente al que hay que estar más atentos. “Un hard-landing en China, esto es un crecimiento del 5% o 6%, sería más grave que lo que pueda pasar en Europa y Estados Unidos juntos , grafica. Pero hoy se le asigna una probabilidad muy baja a ese escenario. De hecho, el banco prevé que China crecerá 9% en 2011, contra una expansión más famélica del 2% en EE.UU. y del 1,2% en el viejo continente.

Pero la gran pregunta es qué puede pasar en un Brasil en plena transición política. Goldfajn anticipa un escenario en el que dos fuerzas –el fuerte ingreso de capitales, por un lado, y un Gobierno que todavía puede tomar más medidas, por el otro– van a neutralizarse para encontrar cierto equilibro. Así, el especialista cree que el real va a mantenerse dentro de una banda de 1,70 y 1,80 en el mediano plazo, La moneda brasileña, que cerraría este año en 1,71, se depreciaría levemente para terminar en 1,77 por dólar el 2011 y en 1,80 el 2012. “Los flujos han bajado bastante desde el incremento del impuesto. Mucha gente duda si es razonable o si van a venir más medidas que les hagan perder dinero. Pero el gobierno debe evitar excesos. No se puede exagerar. El riesgo es que la gente se asuste de verdad ya que es necesario financiar el creciente déficit , explica.

“Brasil está creciendo tan rápido que no es sostenible. La inflación está subiendo y el déficit de cuenta corriente está aumentado rápidamente , diagnostica el economista.

Para el 2011, la tasa de crecimiento caería del 7,6% al 4,6% y la inflación se mantendría por encima de la meta en 5,5%, para ceder recién en 2012 al 4,6%.

Goldfajn se muestra bastante desconfiado sobre la posibilidad de un esfuerzo fiscal. Más bien se inclina a pensar que el grueso del esfuerzo vendrá del lado monetario. Según sus proyecciones, el ciclo de suba de tasas se reanudará para llevar el costo del dinero desde el 10,75% actual hasta el 12,75% en 2011. “El gobierno asegura que el superávit primario será de 3,1% del PIB este año pero hay bastante contabilidad creativa y el número real se acerca al 2%. Para el año que viene, el gobierno promete 3,1%, si le creemos, quizás no haya necesidad de subir tanto las tasas. Pero estamos previendo un superávit del 2,5% , detalla.

Más de Impresa General